Economía y Empresas > AUTOGESTIÓN

¿En qué están los principales emprendimientos financiados por el Fondes?

El buque insignia de Mujica volvió a dar pérdida en 2016 y el 90% de los préstamos que otorgó son calificados como incobrables

Tiempo de lectura: -'

20 de junio de 2017 a las 16:00

Desde su creación en 2011 a impulso del entonces presidente José Mujica, el Fondo de Desarrollo Nacional (Fondes) ha sido depósito de esperanzas para muchos y objeto de críticas y denuncias para otros. A seis años de su génesis, su marco institucional es diferente del modelo original y además enfrenta algunos obstáculos importantes, como los préstamos no devueltos y el congelamiento de los fondos provenientes del Banco República (BROU).

La transición entre el gobierno de José Mujica y de Tabaré Vázquez implicó también a una reconversión del Fondes, que se dividió en dos particiones: una administrada por el Instituto Nacional del Cooperativismo (Fondes Inacoop), y otra administrada por la Agencia Nacional de Desarrollo (Fondes ANDE).

De esa forma, el Fondes Inacoop resolvió dejar de otorgar gran parte de los préstamos a emprendimientos que cerraron y fueron asumidos por los trabajadores, y en su lugar volcar los fondos a proyectos nuevos o cooperativas ya existentes que quisieran mejorar su producción.

Aunque todavía no otorgó nuevos préstamos bajo el nuevo diseño institucional, el Fondes volvió a dar pérdidas en 2016. El rojo del organismo alcanzó los US$ 15 millones el año pasado, una cifra mayor a la del 2015, cuando las pérdidas habían llegado a US$ 14,3 millones, según informó el semanario Búsqueda.

El representante del PIT-CNT en el Fondes Inacoop, Carlos Aulet, explicó a El Observador que en esas pérdidas hay un arrastre de los problemas que enfrentan algunos emprendimientos financiados por el Fondes.

Según Aulet, la asistencia técnica que da el fondo debe ser complementada con un apoyo de todo el Poder Ejecutivo. "Hay que ver qué medidas se deben tomar para que los emprendimientos que tienen problemas puedan primero volver a tener un nivel de actividad sostenido que permita mantener los puestos de trabajo", señaló.

"Hay varios emprendimientos en dificultades. Estamos preocupados y queremos tomar medidas", dijo el representante del PIT-CNT en el Fondes, Carlos Aulet.

La prioridad, según remarcó, debe ser "mantener los puestos de trabajo" y recién después "ver qué medidas implementar para ayudar a mejorar la gestión, para que empiece a devolver el dinero".

Incobrables

Pero más allá de la pérdida global, el Fondes sigue teniendo una pesada cartera de préstamos con problemas de cobranza, que eleva la provisión contable para créditos incobrables a US$ 63 millones, casi el 90% del total de préstamos. Es que de los 22 emprendimientos que obtuvieron dinero a través del Fondes –que en total suman US$ 69,2 millones– varios cerraron sus puertas o mantienen serios problemas financieros que obstaculizan el pago de la deuda.

Para Aulet, esas cifras "son cuestiones financieras" y para hablar de los resultados del Fondes hay que usar otros elementos. "Nosotros rechazamos el relacionamiento con el sistema financiero tradicional y que se usen conceptos de ese mundo que no tienen nada que ver con un fondo de otras características. No es hablar de 'no pagar', sino de desarrollar empleo, de manera local y sostenible", afirmó.

Proyectos

Alas Uruguay


Alas Uruguay fue el principal beneficiario del Fondes, que obtuvo un préstamo de US$ 15 millones (más del 20% del total que tenía para otorgar el fondo). Desde fines de 2016, la aerolínea administrada por exempleados de la extinta Pluna dejó de operar. Recientemente la Justicia aceptó el concurso de acreedores de la aerolínea que había solicitado la propia dirección del Fondes. Todavía se desconoce qué monto podrá recuperar su principal acreedor.

COEP (ex Pressur)

Otro proyecto que fracasó fue el de la cooperativa COEP, integrada por 97 trabajadores de Pressur, la extinta imprenta de Nueva Helvecia. En 2013 recibieron un préstamo de US$ 6 millones, pero ya para 2014 había dejado de funcionar.

Envidrio

Envidrio, capitalizada con US$ 11,5 millones, tiene su fábrica parada desde octubre debido a un problema con el horno y sus 120 funcionarios están en seguro de paro desde entonces.

Walter Bercunchelli, integrante del directorio de la empresa, dijo en mayo al programa Todo Pasa de Océano FM que están "tratando de conseguir un préstamo internacional de US$ 1,2 millones" para terminar de instalar la segunda planta que permita retomar la producción. La intención, según declaró, es volver a trabajar en agosto o setiembre para poder pagar la deuda.

CTC (ex Metzen & Sena)

La Cooperativa de Trabajadores Cerámicos (CTC), que en julio cumplirá cuatro años y recibió un préstamo estatal de US$ 13 millones, compareció ante la Comisión Especial de Cooperativismo el pasado 5 de junio y allí los trabajadores expusieron la apremiante situación del emprendimiento, que tiene al 90% de la plantilla (de más de 200 trabajadores) en seguro de paro.

El presidente de CTC, Jorge González, explicó que tuvieron que implementar un cambio en la forma de producción, respecto a lo que venían haciendo en un comienzo. "La idea (inicial) era lograr un proceso continuo, pero luego, con los costos energéticos y la competencia tuvimos que plantearnos producir más, stockear y parar", expresó.

CTC, ubicada en Empalme Olmos, compite con empresas que importan sus productos pero que además compran a la cooperativa. "Lamentablemente no fuimos consiguiendo los resultados, hay que ser honesto", admitió González. "En el transcurso nos encontramos con que los costos y la invasión de los productos del extranjero era complejo", afirmó.

Además, González señaló que "la empresa tiene funcionalidad" –según dijo, en mayo CTC facturó por US$ 430 mil- pero reclamó "una mano en el control de productos que vienen de afuera y en lo que refiere a compras públicas".

“Lamentablemente no fuimos consiguiendo los resultados, hay que ser honesto”, admitió González.
El presidente de la cooperativa aprovechó su comparecencia ante el Parlamento para hacer una valoración del Fondes como herramienta: "La herramienta se puede usar bien, más o menos, o mal. No creemos que se haya usado mal, sino que lo que faltó fue conocimiento, porque de un momento a otro nos vimos involucrados en llevar adelante el proceso de una industria, que no es algo sencillo".

Cooperativa "El Águila"

Con sede en Florida, la curtiembre recibió en su momento un préstamo de más de US$ 900 mil, pero hoy se encuentra parada. "El Águila está en problemas y estamos tratando de ver cuál puede ser la solución", dijo Aulet a El Observador. "No hay forma que una curtiembre trabaje si los cueros no se procesan acá", agregó.

Funsacoop

La cooperativa que asumió las tareas de la ex Funsa recibió un préstamo de US$ 6 millones. Según informó a El Observador su presidente, Enrique Romero, ya han devuelto más de la mitad del monto. El pago de la deuda se da a través del 23% de la facturación de la cooperativa.

Romero dijo que los negocios de Funsacoop siguen funcionando normalmente, a pesar de los problemas internos de Venezuela, país al cual la cooperativa exporta buena parte de sus productos. "No ha habido mayores inconvenientes respecto a los cobros, que demoran lo que siempre demoran", sostuvo.

Cotraydi


Otra empresa autogestionada que empezó a volcar parte de sus ventas al Fondes fue Cotraydi, conformada por 15 trabajadores de Tecnoluce. En marzo, la cooperativa vendió a Paraguay una máquina envasadora para leche por US$ 320 mil. Tecnoluce, que recibió un préstamo en 2013 por US$ 270 mil, devuelve US$ 90 mil por cada máquina vendida, informó el portal Ecos.

Cootrapay


Pese a haber quebrado, Cootrapay –conformada por extrabajadores de Paylana, una histórica fábrica textil sanducera- ha podido devolver una cuarta parte de los US$ 6 millones prestados por el fondo.

En mayo, la Intendencia de Paysandú acordó la compra del predio donde funcionaba Cootrapay por un monto de US$ 1,5 millones a un plazo de ocho años. A eso se le agrega la venta de maquinaria por otros US$ 300 mil.

No más utilidades

Hasta ahora, el Fondes ha subsistido basado en las utilidades del BROU, que estaba obligado a volcar entre 15% y 30% de sus ganancias al organismo. Como el BROU no tendrá utilidades al menos hasta 2020, el Fondes se quedará sin dinero fresco hasta el fin de esta administración.

A partir de 2017 eso cambiará y traerá aparejado nuevos desafíos para el buque insignia del expresidente, que ya enfrentaba problemas financieros.

El representante del PIT-CNT en el Fondes, Carlos Aulet, dijo a El Observador que "es falso" que el fondo no tenga más utilidades, porque el Poder Ejecutivo aún no pagó la partida correspondiente a 2013, por US$ 30 millones. El dirigente explicó que los US$ 10 millones que se recibieron el año pasado corresponden a intereses de utilidades anteriores.






REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...