Básquetbol > BÁSQUETBOL

¿Extranjeros o nacionales? ¿Quién tiene la llave del éxito en la Liga Uruguaya?

Entrenadores y jugadores coinciden en que pasar de dos a tres foráneos potenció el torneo pero que los jugadores locales son los líderes de las conquistas

Tiempo de lectura: -'

28 de marzo de 2019 a las 05:04

Tener al mejor extranjero no asegura conquistar el título en un torneo como la Liga Uruguaya de Básquetbol. Pero un buen terceto de foráneos comprometidos con el equipo y que se acoplen bien a los nacionales es un combo difícil de vencer. 

El lunes comenzaron los playoffs del certamen y el verdadero valor de los extranjeros se empezará a medir ahora en un torneo que decidió para esta temporada aumentar de dos a tres la presencia de jugadores foráneos. 

“Tres extranjeros es el 60% de un equipo inicial y eso es mucho. Si son buenos, están bien formados y su cabeza pasa por lo colectivo nos ayudan a subir el nivel de juego y elevan la vara”, dijo a Referí el entrenador de Trouville Álvaro Tito.

El rojo de Pocitos venció 71-66 en su primer partido a Urunday Universitario. 

Sus extranjeros son Donald Robinson, ayuda base, y los internos Paul Harrison y Miguel Ruiz. Este último, venezolano, llegó en lugar de Marquis Mathias. 

"Cumplen las necesidades que queremos para la conformación del equipo y el presupuesto del club. Los tres, con sus características, juegan por el equipo, algunos asistiendo o anotando más, pero son un complemento para el equipo y los tres entienden cómo se juega", dijo Tito. 

"Robinson tiene mucho gol en sus manos, pagaría entrada para verlo jugar, tiene buen timing ofensivo, es un jugador de equipo que cuando lo precisamos está. Defensivamente no es su fuerte. Harrison en su puesto nos ha hecho importantes, le damos la pelota y construimos juego, se esfuerza para estar más activo defensivamente; es determinante. Miguel es sólido defensivamente, muy sólido, le pone más físico a nuestra defensa, tácticamente sabe hacerlo y ofensivamente no es terminal pero es importante que toque el balón, es un laburante del juego. Piensa por y hacia los demás". 

“La presencia de tres extranjeros emparejó mucho la Liga, pero la columna vertebral siguen siendo los nacionales, porque son los que conocen el medio, los otros te dan el salto de calidad”, expresó por su parte el director técnico de Biguá Juan José Rovira.

"Fue un año muy complicado con los extranjeros.Armamos el plantel alrededor de Carl Elliot pero se esguinzó a 10 días de venir a Uruguay. Llegó y la lesión era complicada. Estuvimos dos meses esperándolo. Rodney Alexander no vino bien y a partir de ahí fue un cambio permanentemente, algunos por temas físicos, otros tácticos y otros por convivencia con el plantel", dijo Rovira que al final apostó por un viejo conocido de la casa, el jamaiquino Kevin Young. "Cuando se lesionó Jeremis Smith lo llamé, pero hacía un año que había dejado de jugar y se siente, no le da para hacer todo lo que pretendemos que haga porque se queda sin aire"

"Charles Hinkle es un lanzador muy bueno, un jugador de equipo que no busca su gol, tiene una muñeca increíble y estamos contentos con su rendimiento. Storm Warren es completo, un 4 que da una mano de 5, tiene penetración, salto y tiro exterior", analizó. 

Biguá perdió en su debut con Malvín por 67-59 y este viernes buscará igualar la serie aunque la parada es muy complicada.  

Mateo Sarni, base de Nacional, opinó en sintonía con Rovira: “Va a ganar el equipo que tenga el mejor mix entre nacionales y extranjeros. Si mirás los equipos, los dos que se armaron como más favoritos son Malvín y nosotros. Malvín hace su juego a partir de Nicolás Mazzarino que fue el mejor de las finales el año pasado y nosotros lo hacemos con Esteban Batista que es el jugador más desequilibrante del medio”.

Sarni también se mostró favorable al cambio de dos a tres extranjeros: “Te exige un poco más, hay más bases y escoltas extranjeros y tenés que competir con ellos y son diferentes; cualquiera es fuerte, rápido, atlético y juega bien el uno por uno”. 

Nacional es el único equipo de los ocho que juegan playoffs que no ha cambiado extranjeros. Es más, arrancaron con los dos del año pasado, Anthony Danridge y Callistus Eziukwu, y en el Clausura sumó a John De Groat. 

“Obviamente que es una ventaja, repetimos dos jugadores de equipo que se sacrifican y no vienen a buscar sus números, el equipo juega como tal y ya es como una familia”, expresó Sarni. 

"Tony (Danridge) es un referente, flor de persona, muy profesional, siendo el mejor del equipo y de la Liga siempre tiene una actitud positiva, me llevo muy bien con él y siempre me apoya y me está enseñando. Jugar con él es fácil para darle asistencias. En Callistus, Gonzalo Fernández (el entrenador) confiaba en que iba a adaptarse a jugar con Esteban Batista. Nos da mucho defensivamente. De Groat llegó para abrir más la cancha y para que Esteban tuviera más espacio para jugar, es un gran tirador, muy buen jugador y está muy comprometido, nos dio un salto de calidad muy importante", afirmó Sarni.

Alejandro Acosta, base de Defensor Sporting, aportó su visión: “El nivel de básquetbol de la Liga ha mejorado, pero creo que va a ganar el que tenga mejor nivel de nacionales porque son solo cuatro fichas mayores y ahí se va a  ver la diferencia. Con eso y con el nivel de los sub 23 porque eso ha pasado en las últimas ligas”.

El equipo de Álvaro Ponce sorprendió en la Liguilla al cambiar a Anthony Johnson y Patrick Sanders por Eric Dawson y Anthony Young, respectivamente. "Con Dawson se robusteció la defensa y el rebote, llegó para eso, pero también ha demostrado en partidos y prácticas ser muy completo, tanto en ataque como en denfesa, tiene rebotes en los dos lados, buen tiro, buena visión de campo, asiste mucho y le gusta jugar en equipo. Young ya era conocido por su paso en Larre Borges y porque viene de jugar Liga de las Américas con un equipo mexicano, demostró ahí la clase de jugador que es. Necesitábamos ver si se podía adaptar a las necesidades de Defensor Sporting, pero ya nos ha demostrado en muchos partidos que cuando juega en equipo haciendo jugar a todos nos ha mejorado como equipo, en el uno por uno trata de gravitar, a veces sin buenos porcentajes se complica, pero ahora tenemos más balance de equipo y nos sentimos todos cómodos", analizó Acosta.  

Salvo Nacional, el resto de los equipos se vio obligado a cambiar. “Hay equipos que tienen una estructura firme y no les afectan los cambios de extranjeros, en otros equipos los extranjeros tienen que ser totalmente determinantes, pero en cualquier caso, al tener una ficha extranjera más tenés a otro jugador desnivelante”, opinó el alero de Aguada Demian Álvarez. 

"Para nosotros ha sido un año complicado, porque no solo tuvimos algunos cambios importantes en el plantel sino que también pasaron tres entrenadores en lo que va de la temporada, es atípico, nos tuvimos que ir renovando y nos ha costado en el tema de los roles", agregó.

"A Al Thornton le costó ponerse en forma, pero nos aporta cosas interesantísimas, el lunes tuvimos una mala noche (ganó Defensor Sporting 86-74) algo que en estas instancias se paga caro. Pero es muy completo y nos tiene muy conformes. Además, en playoffs pesan mucho los scoutings que se hacen sobre los rivales. Dwayne Davis ha tenido alguna lesión y en el partido anterior estuvo engripado. Si está claro y anda derecho es desnivelante, esperesmos que lo esté para lo que viene porque es un jugador determinante. Y Ricardo Glenn es un jugador de equipo, de hacer mucha cortina, bajar mucho rebote, en ataque y en defensa, es un jugador más de equipo, sus puntos se los tenemos que generar y a veces no se nota o no luce lo que hace, es el típico basurero, el del trabajo sucio", analizó Álvarez. 

Pablo López, técnico de Malvín, dijo que contar con jugadores que conocen el medio como Hatila Passos es una ventaja: “Tenés una relación más clara sobre su nivel de rendimiento que los que vienen a adaptarse con los que tenés que ir viendo cómo rinden ante los niveles más grandes de estrés”.

El último recambio de Malvín fue Wendell McKines quien llegó en lugar de Chris Braswell. El año lo arrancó con el griego Fotios Lampropoulos que era muy buena figura pero al que le llegó una tentadora oferta de España. 

“A McKines le está costando un poco. Viene de jugar en ligas diferentes y con sistemas diferentes al de nuestro equipo, es un jugador físicamente muy agresivo, valiente, excelente rebotero, muy buen terminador en ataque y a medida que aprenda a convivir con nosotros y el equipo lo respalde, que es lo más importante, va a respoder al 100%”, dijo López.

¿Hará algún recambio Malvín antes de las semifinales cuando ya no se pueden modificar extranjeros? “Con jugadores que no conocemos tenemos que ir evaluado, nos proyectamos para no cambiar, pero es muy difícil de saber cuando no llevan mucho tiempo en el equipo. Hay que mejorar colectivamente porque eso implica hacer la menor cantidad de cambios posibles”, expresó el DT. 

"Glover es un jugador que es nuestra unión de equipo, es defensivamente sólido con muy buenas terminaciones en el uno contra uno en situaciones de cuatro y cinco metros, consistente en el tiro exterior, ya está insertado, se acomodó rápidamente a una posición nueva como 3, esperemos que de acá al final continúe mejorando y le dé la consistencia que el equipo necesita", analizó López. 

Los extranjeros de Urunday Universitario son Chaz Crawford, líder de la Liga en rebotes con 11,9, Tyrone Lee, un jugador muy atlético que viene de jugar en Argentina, y Quinnel Brown, jugador con dos pasajes por Larre Borges. 

Los de Olimpia son Brandon Nazione, un 4 de muy buen tiro abierto, el escurridizo John Dickson y al igual que Malvín con Hatila, el equipo tiene un nacionalizado: el pívot Reque Newsome. 

Danridge es el goleador de la Liga con un promedio de 22,3 puntos. Para este viernes se espera su retorno ya que se viene recuperando de una lesión muscular. 

Este jueves, Defensor Sporting presentará a Larry O’Bannon en lugar de Leemire Goldwire, quien sufrió una lesión muscular.

Nacional tiene ventajas con respecto al resto en materia de extranjeros. Malvín lo compensa con su sólida estructura sostenida en un largo y exitoso proceso de trabajo. Aguada tiene el talento de Davis y a la grifa NBA de Thornton (jugó en Los Angeles Clippers). Young deslumbró hace dos Ligas en Larre Borges. Ruiz pertenece a una generación venezolana de enorme carácter. Todos quieren la Copa. Pero para eso necesitan del liderazgo y el talento de los nacionales.   
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...