Básquetbol > EN LLAMAS: Brandon Nazione

Un yanqui que admira a Suárez y Cavani

El extranjero de Olimpia jugó al fútbol -razón por la cual ya conocía a Uruguay-, al fútbol americano y al fútbol australiano antes de dedicarse de lleno al básquetbol  

Tiempo de lectura: -'

27 de enero de 2019 a las 05:01

Los estadounidenses que llegan a Uruguay para jugar en la Liga Uruguaya de Básquetbol tienen que ir a Google para enterarse dónde queda el país y cuáles son sus principales características. Pero Brandon Nazione, el extranjero que defiende a Olimpia, ya conocía de Uruguay. ¿Por qué? Por el fútbol.

“Tengo dos hermanos mayores y siempre los seguí en todo lo que hacían. El mayor jugó béisbol, fútbol americano, fútbol y tenis. Hacía cualquier deporte. Y ahí iba yo, detrás de sus pasos. Mi deporte favorito era el fútbol”, explica a Referí el ala-pívot de 24 años en la cancha de Olimpia, antes de una sesión de video con el entrenador Gerardo Jauri.

“El problema es que en mi país las temporadas de fútbol y fútbol americano coinciden. Yo seguí a mi hermano con el fútbol americano y es algo que nunca debí hacer porque amaba al fútbol”, dice con nostalgia. “Era delantero, me encantaba hacer goles, era muy rápido y no eran tan alto como soy ahora”, aclara este hombre de 2,02 metros.

“Por supuesto que conozco a Luis Suárez y Edinson Cavani”, dice elevando su tono de voz. “Los veo en Barcelona y PSG. Son grandes jugadores. Uruguay tiene un gran equipo, le fue muy bien en el Mundial de Rusia”, agrega.

Nazione, de 24 años, nació en Columbia, Tennessee, pero a los seis años se mudó para Howell, una pequeña ciudad de 10 mil habitantes ubicada en el estado de Michigan, bien al norte de Estados Unidos, en la tierra de los grandes lagos en la frontera con Canadá.

“Hace mucho frío ahí ahora, no es un lugar donde quieras estar cuando es invierno, pero en verano es hermoso, hay muchas zonas para hacer camping cercana a los ríos”, cuenta a Referí .

“Dejé de jugar al fútbol americano porque era demasiado duro. Cuando tenía 16 años tuve un entrenador que depositó mucha fe en mí y me convenció que podía llegar a ser un gran jugador de básquetbol. Hasta ese entonces no me lo había tomado muy en serio. Pero con él me convencí de corazón que podía ser bueno y le empecé a poner todo mi esfuerzo”, explica.

Desde Howell se fue a jugar al colegio comunitario Des Moines Area en Iowa y ahí consiguió una beca para entrar al equipo de la Eastern Michigan University, en la división I de la NCAA.

“Me gradué en administración de empresas y seguro que cuando me retire pienso trabajar en alguna corporación o en alguna compañía. También me gustaría entrenar básquetbol, pero falta mucho para eso”, dice con una sonrisa.

Cuando se le consulta sobre su fugaz experiencia con el fútbol australiano vuelve a reír. “Me invitaron a jugar a ese deporte en Los Ángeles, que es donde reclutan jugadores de todo el país. Pensé que era una oportunidad para conocer esa gran ciudad. Pero al tiempo de estar ahí me invitaron a ir a Australia con otros dos chicos más como jugadores potenciales. Fui a Melbourne, una ciudad increíble. Pero ese deporte es una locura total. Fui a tres juegos y vi salir a seis o siete jugadores, algunos cortados, otros fracturados. Después de que vi eso me dije que me tenía que quedar con el básquetbol”, comenta.

El fútbol australiano tiene similitudes con el fútbol americano, aunque se juega sin protección alguna y es un deporte de contacto durísimo.

“Lo jugué a nivel de entrenamientos como para aprender la técnica, pero nunca lo llegué a jugar a nivel de contacto. Lo estaba aprendiendo. Vieron que tenía talentos mezclados del fútbol y del fútbol americano. Pero no quise seguir y preferí volver con el básquetbol”, cuenta.

“Mi experiencia universitaria fue buena, no solo en lo deportivo sino también en lo personal. A la hora de jugar no tenía tanta libertad como en el colegio y fui un jugador más de rol, pero jugué contra grandes equipos y tuvimos buenas temporadas”, recuerda.

“En el liceo jugué con Denzel Valentine y en los torneos de verano que jugué tuve como compañero a Miles Bridges”.

Valentine, ayuda base, fue elegido en el 14º puesto del draft de la NBA de 2016 y en dos temporadas jugó 134 partidos con Chicago Bulls, donde esta temporada sufrió varios problemas de rodilla y está en recuperación.

Bridges fue el número 12 del draft de 2018, es un alero “con unas destrezas físicas increíbles”, dice Nazione.

Su abuelo era italiano y llegó a Estados Unidos en la década de 1950: “Estoy tramitando el pasaporte europeo”. Su primer destino fue justamente en el Viejo Continente, donde jugó por Bayer Giants Leverkusen en el ascenso de Alemania y promedió 15 puntos por partido.

El año pasado desembarcó en Argentina para defender a Gimnasia y Esgrima La Plata, en la segunda división del vecino país.

Juan Pablo Da Prá lo acercó a Olimpia: “Vine para ser campeón”, expresó. En eso sí coincide con la ambición que caracteriza a los jugadores de su país.

Al renovado Olimpia, el de un técnico campeón como Jauri, le da presencia en la pintura y un respetable tiro abierto: “Puedo jugar de espaldas al aro pero me siento cómodo también cuando salgo a tirar”, dice mientras los niños del club con los que se cruza le chocan los cinco y lo saludan con admiración.

 

“Jugar en Olimpia es una oportunidad para lanzar mi carrera y eso era lo que quería. El equipo tiene mucho potencial, el entrenador ha salido campeón y es muy repestado. Es un lindo desafío tanto en lo individual, para crecer, como en lo colectivo para ser campeones. Esa es la razón por la que vine, para ganar el campeonato”

15,0 puntos promedia en Olimpia, con lo que es el goleador del equipo; además tiene 4,7 puntos en rebotes (sin contar el partido que jugaba al cierre de esta edición contra Sayago). 

2 partidos claves que jugó fue ante los favoritos al título. Contra Aguada marcó 30 puntos en un encuentro que le puso fin al ciclo del entrenador rojiverde Fernando Cabrera mientras que contra Nacional, en la apabullante goleada de la primera rueda 101-61, firmó su único doble-doble con 23 puntos y 10 rebotes.       

    REPORTAR ERROR

    Comentarios

    Registrate gratis y seguí navegando.

    ¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

    Pasá de informarte a formar tu opinión.

    Suscribite desde US$ 245 / mes

    Elegí tu plan

    Estás por alcanzar el límite de notas.

    Suscribite ahora a

    Te quedan 3 notas gratuitas.

    Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

    Esta es tu última nota gratuita.

    Se parte de desde US$ 245 / mes

    Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

    Elegí tu plan y accedé sin límites.

    Ver planes

    Contenido exclusivo de

    Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

    Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

    Cargando...