Temas > EDUCACIÓN

¿La forma de enseñar matemática no es la correcta?

La Universidad de Stanford concluyó que el estrés de las tareas y los exámenes condicionan la capacidad de desarrollo matemático

Tiempo de lectura: -'

02 de mayo de 2017 a las 15:30

Investigaciones recientes de la Universidad de Stanford de California, Estados Unidos, determinaron que las extenuantes tareas y pruebas de varias horas condicionan las capacidades de desarrollar las habilidades matemáticas de las personas, así lo informó la BBC Mundo.

Por ello, Jo Boaler, docente de matemática de dicha universidad, sostuvo que hoy en día la enseñanza de esta rama tiene mucho de procedimientos y cálculos, pero muy poco de entendimiento.

"Los exámenes son muy malos para los estudiantes. Me hacían pensar que las matemáticas sólo tenían que ver con el rendimiento en lugar del aprendizaje", afirmó a BBC la profesora y autora del libro "El elefante en el aula: ayudando a los niños a aprender y amar a las matemáticas".

A su vez, dijo que con la tarea sucede exactamente lo mismo. "Me recuerda a llegar a casa pensando que iba a pasar muchas horas cumpliendo con los ejercicios".

Según BBC muchas investigaciones determinaron que cuando las personas están estresadas, la memoria de trabajo tiende a cerrarse. Así es el caso de las pruebas cronometradas de matemática que estresan mucho y no solo a los niños. "Tenemos que alejar la velocidad de las matemáticas. Decirle a los estudiantes que se trata de un proceso creativo que toma su tiempo. La velocidad es dañina para los estudiantes", agregó Boaler.

En las investigaciones de la Universidad de Standford se concluyó que los estudiantes pasan mucho tiempo "documentando su inteligencia o talento", en vez de desarrollar sus habilidades. Esto lo relacionan con la obsesión de lograr buenas calificaciones.

clase.jpg

Por otro lado, como resultado también descubrieron que los métodos de enseñanza utilizados asiduamente promueven en los niños la idea de que el talento genera éxito, sin necesidad de esforzarse en desarrollar sus habilidades.

Sobre esto último la docente opinó que "muchos profesores intentan creer en sus alumnos, pero quedan atrapados en ideas que llevan mucho tiempo rondando que dicen que algunos estudiantes son inteligentes y otros no".

Como alternativa propuso un enfoque que no divide entre inteligentes o no, sino que trata de un método de enseñanza con dos tipos de mentalidades: las que están en crecimiento y las fijas. Estas categorías fueron creadas para estos estudios por Boaler y su colega Carol Dweck.

Rompiendo con el concepto de que por una buena nota en un examen se triunfa, Boaler dijo que "los niños con mentalidad en crecimiento mejoran, persisten más tiempo y tienen más éxito".

Según indicó la BBC para lograr este cambio es importante incentivar que el estudiante aprenda de sus errores y no se sienta fracaso por ellos.

Por ello, Boaler sugirió llevar a cabo un cambio en la modalidad de estudio. "Lo que necesitamos es devolver las matemáticas a una visión abierta y creativa".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...