Ciencia > Amor por los arácnidos

¿Por qué Uruguay es el segundo país del mundo con más aracnólogos per cápita?

Será la sede del Congreso Internacional de Aracnología en febrero del 2022

Tiempo de lectura: -'

13 de mayo de 2019 a las 05:01

En Uruguay hay muchas cosas que no se explican. No se explica –más allá de las dosis correspondientes de talento y suerte– por qué, a pesar de ser apenas algo más de tres millones de personas, tenemos tantos títulos futbolísticos y ganamos la primera Copa del Mundo. Ni por qué tenemos entre nuestras filas a la mejor bailarina de ballet del planeta, según el Benois de la Danse. Tampoco se entiende mucho cómo un director de cine llegó a Hollywood con presupuestos millonarios después de haber grabado un videoclip casero para una banda de rock amiga. Ni cómo, hace poquitas semanas, el mundo de la literatura se puso a los pies de una poetisa uruguaya de 95 años luego de otorgarle el premio Cervantes. Ni cómo llegamos a tener al presidente más pobre del mundo, que aparece en una película y del que escribieron un libro que se tradujo hasta en chino.

Mucho menos se puede explicar cómo es que Uruguay es el segundo país con más aracnólogos per cápita del mundo. Sí, lo leíste muy bien. Este rincón medio perdido, medio olvidado de América Latina tiene una larga trayectoria en el estudio de arañas y hoy hay más de 40 personas en el país cuyas carreras están enfocadas a estos animales. De hecho, hace apenas unos meses, la comunidad científica aseguraba que Uruguay estaba primero en la lista, pero lo alcanzó Lituania.

Y así, por primera vez en la historia y en reconocimiento por ese trabajo, Uruguay se convertirá en la sede del Congreso Internacional de Aracnología en febrero de 2022.

Pero no fue tan fácil para los investigadores llegar hasta acá y, como en los ejemplos mencionados más arriba, hubo mucho, muchísimo trabajo.
Un grupo de treinta y tantos científicos tuvo que dedicarse un año entero para enfundarse este mérito. Armaron una presentación, grabaron un video en diferentes puntos de Montevideo con la realización de Marcelo Casacuberta y consiguieron el apoyo público del músico Jorge Drexler y la bailarina uruguaya Rosina Gil que triunfa en el Cirque Du Soleil. Cuando todo eso estuvo listo, en febrero de este año, una comisión de siete aracnólogos viajó hasta Nueva Zelanda, compitió y ganó ese lugar ante la Sociedad Internacional de Aracnología, integrada por científicos de todas partes del mundo.

El impulso de los jóvenes

“En general este tipo de congresos los organizan los países con una trayectoria científica o con un poder científico muy grande”, explicó Fernando Pérez Miles, aracnólogo de la Facultad de Ciencias que hace casi 30 años trabaja con arácnidos. Y agregó: “Es muy difícil ganarse la confianza de la comunidad científica”. Pero Uruguay, que tiene una “trayectoria de seriedad en la producción científica”, tenía una “tarjeta de presentación” sólida para mostrar ante los eruditos. Sumado a que fueron quienes organizaron el primer congreso del Cono Sur y el primero para latinoamericanos enfocado a esta rama del estudio biológico.

La única vez en su historia que se hizo en América Latina un evento internacional fue en Brasil y para 2022 Uruguay –votado por “abrumadora mayoría”, según los científicos que presenciaron la votación– competía contra México.

“En general este tipo de congresos los organizan países con una trayectoria científico o con un poder científico muy grande. Es muy difícil ganarse la confianza de la comunidad científica”

El objetivo principal, dijo Anita Asienberg –investigadora del Instituto Clemente Estable y presidente del congreso– era traer el encuentro a este lado del mundo por los estudiantes. “En la última década América del Sur ha tenido un gran impulso de gente joven trabajando distintos aspectos de la biodiversidad y centrando sus investigaciones en arañas. Hacer el congreso acá permitirá mayor participación de los jóvenes latinos, que tienen muchas cosas para mostrar”, dijo a El Observador.

La comunidad espera la participación de entre 500 y 700 personas. Aún no tienen cerrada la grilla de congresistas, pero sí decidido el lugar: el Argentino Hotel de Piriápolis. 

Los pasos a seguir ahora son conseguir fondos de diferentes organizaciones que trabajan en la ciencia y también el apoyo de empresas privadas que funcionen como sponsors y padrinos de la iniciativa.

Siempre buscando

Ahora bien, ¿qué hacen todos los días 40 aracnólogos en Uruguay cuando llegan a la oficina? “El trabajo es muy variado, no hay un rutina fija”, contó Pérez Miles. El experto explicó que estudian ejemplares vivos y muertos, buscando respuestas a la cadena de evolución y sobre cómo el comportamiento de estos animales tiene mucho para explicar sobre la diversidad en la naturaleza. También trabajan con una pata muy fuerte puesta en la ecología y en las arañas como insecticidas orgánicos, lo que se conoce como el “control natural” de plagas que atentan contra la agricultura y la salud del país.

Uruguay tiene una buena cantidad de especies sobre las que trabajar porque las arañas llegan desde el resto del continente y los científicos no paran de sorprenderse con sus hallazgos.

Pérez Miles dijo que todavía hay mucho por hacer. “En el mundo se conocen más o menos 48 mil especies de arañas y se estima que hay 170 mil sin conocer”, agregó. La diversidad en general es muy poco conocida en todo el mundo. “Los seres humanos sabemos mucho más de las galaxias y de cuestiones del universo que de la fauna que hay acá en la Tierra. Y es muy importante conoce la diversidad porque de ahí es donde salen nuestros alimentos, medicamentos y otro montón de cosas”, señaló.

“Los seres humanos sabemos mucho más de las galaxias y de cuestiones del universo que de la fauna que hay acá en la Tierra. Y es muy importante conoce la diversidad porque de ahí es donde salen nuestros alimentos, medicamentos y otro montón de cosas.”

Los aracnólogos también son los encargados de desmitificar esa imagen de bicho temible con la que cargan las arañas. “Es que no tienen tan buena prensa”, bromeó Pérez Miles y contó que si bien algunos ejemplares son peligrosos “nos hacen un favor” al ser las predadoras de otras amenazas.

Está claro que en Uruguay hay un fanatismo por las arañas. Es que hay muchas cosas que no se explican.   

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...