Cargando...
"No quiero ser conejillo de indias", dijo el diputado Juan Martín Rodríguez.

Nacional > 150 hisopados en Parlamento

"Sospecho que alguien nos quiso hacer una cama": blancos reclaman por criterio para cuarentena total en Diputados

El legislador Juan Martín Rodríguez sospecha de “movida” para perjudicar a los nacionalistas por un cambio de criterio en Epidemiología que “coincidió” con el velatorio de Jorge Larrrañaga.  

Tiempo de lectura: -'

26 de mayo de 2021 a las 20:02

Más de 150 personas entre diputados, senadores, secretarios, funcionarios del Parlamento e integrantes del equipo económico están siendo sometidos desde este miércoles a hisopados para saber si se contagiaron de covid-19. Se trata de todos los que estuvieron presentes el miércoles pasado en la interpelación en la Cámara de Representantes a la ministra de Economía Azucena Arbeleche

Los involucrados en la instancia tuvieron que realizar cuarentena desde el domingo, cuando se confirmó que el diputado frenteamplista Gustavo Olmos, uno de los que estuvo en esa sala, resultó positivo de covid-19. El legislador se contagió a su vez de su suplente, Martina Casás. 
 
La cuarentena fue indicada por la División Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, que modificó el criterio que seguía hasta ese momento en la Cámara. Así lo afirmó a El Observador el diputado nacionalista Juan Martín Rodríguez, que cursó un pedido de informes a la cartera para conocer los motivos de ese cambio. 

Los hisopados masivos en el Parlamento generaron cruces entre el oficialismo y la oposición. Es que Olmos avisó públicamente el domingo, minutos antes del mediodía, que había resultado positivo. En esos momentos varios de sus colegas, sobre todo nacionalistas, estaban participando en el velatorio del ministro del Interior, Jorge Larrañaga, en el Palacio Legislativo. 

La participación de los legisladores blancos generó críticas de parte de la bancada del Frente Amplio, que reclamó a quienes habían asistido a las honras fúnebres sabiendo que había un caso positivo en Diputados. 

Gerardo Núñez (Partido Comunista) aseguró que los nacionalistas habían sido informados en la noche del sábado, y que los médicos del Parlamento habían recomendado extremar los cuidados. Según afirmó, el caso de Olmos fue confirmado poco después de las 8 de la mañana de ese domingo. 

Pero su colega nacionalista Rodríguez apunta que el cambio de criterio para las cuarentenas e hisopados llegó a las 14 horas, luego de las honras fúnebres a Larrañaga, y que todos los que estuvieron en la interpelación debían cuarentenarse e hisoparse. 

Hasta ese momento, explicó Rodríguez, el Servicio Médico del Parlamento establecía ese procedimiento solo para los compañeros de bancada del afectado y los que hubieran estado en contacto estrecho con él a menos de dos metros de distancia.

Un criterio que se aplicó, recordó, cuando otros legisladores resultaron contagiados.  

Rodríguez aseguró que el presidente de la Cámara de Diputados, el frenteamplista Alfredo Fratti, confirmó que el mensaje de Epidemiología llegó en la tarde. 

Lo que busca saber el diputado nacionalista es que el Ministerio de Salud Pública justifique por qué adoptó esa decisión y con qué criterio obligó a cuarentenarse a toda la Cámara de Diputados. 

En particular, el nombre del responsable de la decisión. En un contacto que el diputado mantuvo con el subsecretario de Salud Pública José Luis Satdjián, el jerarca le respondió que la recomendación de una cuarentena total partió directamente de Epidemiología. 

También que es la primera vez que se toma una medida de este tipo. 

“No quiero ser un conejillo de indias” dijo, al resaltar la “casualidad” de que dicho cambio coincidió con la asistencia de muchos nacionalistas al velatorio de Larrañaga. Rodríguez afirmó tener elementos que lo hacen sospechar de una “movida” para “escracharlos”.  “Sospecho de que alguien nos quiso hacer una ‘cama’”, aseguró. 

Rodríguez se preguntó qué diferencia hay entre el hemiciclo de Diputados y un supermercado en el que los empleados trabajan ocho o diez horas seguidas, y si acaso ese comercio cierra si uno de sus trabajadores resulta positivo. 

Hasta la noche de este miércoles, los resultados que venían recibiendo las diferentes bancadas vienen siendo negativos. 

Para prevenir que lo sucedido se repita, el diputado nacionalista presentó una propuesta para que, en forma previa a sesiones “presumiblemente extensas”, se realicen tests rápidos a legisladores y funcionarios. Según dijo, así se evitarían así circunstancias como lo ocurrido tras la interpelación a Arbeleche. 

La iniciativa recibió el apoyo de Olmos, que por su enfermedad deberá estar aislado hasta el 4 de junio. “Es lo que se hace en otras actividades y sin duda contribuye a evitar focos de contagio”, precisó. 

Aglomeración

Lo cierto es que el Servicio Médico del Parlamento recomendó que las sesiones presenciales nunca se extendieran por más de dos horas. La interpelación duró 16 horas y hubo unas 150 personas que estuvieron en la sala o sus alrededores. 

Hasta el momento otras dos instancias tuvieron una duración similar: la sesión en que votó la segunda versión del “impuesto covid” a los funcionarios públicos y, recientemente, la aprobación de la ley de “jornales solidarios”. El proyecto fue votado en forma unánime pero motivó una discusión de diez horas. 

En esas circunstancias, la recomendación es suspender la sesión cada dos horas y sanitizar la sala por espacio de 45 minutos. 

El Sindicato del Poder Legislativo (Sipole), una de las agremiaciones que nuclean a los funcionarios del Parlamento, cuestionó lo sucedido tanto en la interpelación a Arbeleche como en el velatorio de Larrañaga. 

Más allá de la “congoja y el dolor” por la muerte del ministro, el sindicato de funcionarios del Parlamento aseguró que en las honras fúnebres lejos estuvo de respetarse el protocolo previsto para aglomeración, ya que contabilizaron al menos 200 personas al mismo tiempo en el Salón de los Pasos Perdidos. 

En diálogo con El Observador, el presidente de Sipole, Manuel Origoni, criticó el “doble rasero” de los parlamentarios a la hora de aplicar la ley. 

“El Parlamento es la institución que más debe predicar con el ejemplo para después salir al pedirle al pueblo que respete los protocolos”, sostuvo la gremial en un comunicado. 

El Sipole cuestionó que los funcionarios queden expuestos a riesgos sanitarios, cuando por la función que desempeñan no pueden excusarse de participar cada vez que los convocan. 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...