Omedia > TIENDA INGLESA

11 combos con acento tano

Desde el viernes pasado y hasta el 30 de setiembre, Tienda Inglesa celebra la Fiesta de Italia y, a través de sus productos importados, con precios promocionales, y de su gastronomía simple y de calidad, nos invita a redescubrir las huellas de la península itálica en Uruguay

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2018 a las 05:00

Con los primeros soles de primavera, Tienda Inglesa se une al espíritu festivo italiano, y propone 11 combos para celebrar el tiempo libre, dentro y fuera de nuestros hogares.

En productos, Tienda Inglesa propone las clásicas pastas –artesanales, integrales o sin gluten-, condimentos, aceites de oliva, acetos, snacks, panificados, embutidos, quesos y una amplia variedad de conservas, café en todos sus formatos, al igual que bebidas (licores y aperitivos) clásicos como Vino Chianti, Prosecco, Cerveza Pieroni, Martini, Branca, Campari, Amaretto y Disaronno, serán parte del abanico de aromas y sabores.

A esto se suma que cada 500 pesos en compras de productos de marcas adheridas a la iniciativa, los clientes de la firma recibirán vales de 10% de descuento en comestibles y de 20% en textiles, ferretería y bazar para utilizar en su próxima visita, al tiempo que generarán una chance para participar del sorteo por una de las 12 motocicletas Vespa Limited Edition de Tienda Inglesa.

 

1. Turismo en la ciudad

Las huellas italianas se pueden respirar en cada rincón de Montevideo. Desde la nomenclatura de las calles, esculturas, fuentes, edificios, plazas… Estamos tan acostumbrados al legado italiano  en nuestro país que lo damos por sentado y no nos detenemos a apreciarlo. Salir a su encuentro es un programa ideal para hacer en bicicleta, más ahora que comienzan los días lindos. Podemos comenzar nuestro tour citadino en una escultura emblema como es “La Loba Capitolina” en Avenida Italia y Bulevar Artigas, donada por la ciudad de Roma a Montevideo en 1938. La obra representa la leyenda según la cual Rómulo y Remo, fundadores de Roma, fueron amamantados por una loba luego de ser abandonados. A pocos pasos está uno de los monumentos más grandes de la ciudad, “Italia Infinita” (1998), del pintor y escultor uruguayo Mario Lorieto. 

El paseo puede durar el fin de semana entero y abarcar toda la ciudad, visitando imperdibles como el Hospital Italiano, el Palacio Salvo, la Scuola Italiana, el David en la explanada de la Intendencia, el monumento Il Gattamelata en Avenida Italia y Centenario… La lista es larga y recomendamos instruirse y planificar itinerario, y aún así estar atentos porque en cada esquina, calle, plaza y rincón, nos sorprenderá el legado de la península itálica, gracias a la gran ola de inmigrantes que pobló nuestro país.

Tienda Inglesa propone un plan perfecto teniendo en cuenta el largo paseo y las múltiples paradas: un pic nic acorde con acento italiano. Unas ciabattas o focaccia Tienda Inglesa con queso Grana Padano o Parmesano, jamón de Parma Ermes, Levoni o Negroni, tomate Mutti, hojas de albahaca y el infaltable toque final de aceite de oliva Colavita, aceto balsámico Ponti y pimienta Castellino, acompañado por agua tónica San Pellegrino.

 

2. Met Opera House de Nueva York en el Solís

Género musical italiano por excelencia (“ópera” significa “obra” en italiano), los amantes de la ópera pueden disfrutar de obras de primer nivel, siguiendo las carteleras de salas montevideanas durante la temporada de ópera http://www.montevideo.gub.uy/ciudad-y-cultura/temporada-de-opera-2018.

Las proyecciones desde el Metropolitan Opera House de Nueva York ya son un clásico en la pantalla grande del Solís, que el próximo 6 de octubre abre su ciclo con Aida. A este clásico seguirán otros como Marnie, La Traviata y Carmen.

Por más información, cartelera, entradas y abonos consultar la web del teatro https://www.teatrosolis.org.uy/home

 

3. Un país vitivinícola de norte a sur

Poseedora de una industria de vino antigua y bien consolidada, Italia se destaca por la cantidad y diversidad de terruños que salpican su geografía. Algunos como el Sangiovese Placido, nacido en la Toscana y con una relación calidad precio difícil de igualar, han trascendido fronteras y se han convertido en productos de fama mundial.

Cuando se trata de combinar vinos italianos y comidas, en el caso de las pastas servidas con salsas cremosas al tomate suave, nada mejor que un vino de cuerpo medio como el célebre Chianti (Melini o Villa Masti).

Para los postres se imponen espumantes o vinos dulces acordes como el Riccadonna.

 

4. El Oeste, Italia trasplantada

Tomarse un fin de semana para dejar atrás la ciudad y recorrer la zona oeste del país, es un programa que no los va a defraudar. Campos de viñedos, antiguos puentes, historias de inmigrante italianos todavía suspendidas en el aire y pueblitos llenos de encanto son sólo algunos adelantos de esta zona del país, retazo de Italia.

Primavera es una época ideal para darse ese gusto. El paseo tras las huellas italianas bien puede comenzar por la ciudad de San José de Mayo, visitando la Basílica Catedral, cuyas torres se ven desde lo lejos y en su interior se aprecian hermosos frescos del pintor italiano Lino Dinetto.

La siguiente parada hacia el oeste es la ciudad de Colonia Valdense, centro del legado de la colonia agrícola de valientes originarios del Piamonte italiano, establecidos en la segunda mitad del siglo XIX. Además de cuidados jardines, se destaca el Museo Valdense, donde pueden apreciarse las distintas etapas históricas que vivió esta sacrificada y trabajadora comunidad agrícola granjera: desde el primer aparato de televisión, habitaciones auténticas, hornos de pan, pianos, relojes, y fotografías hasta copias de la Biblia original.

El broche de oro del paseo al oeste es Colonia Estrella, un encantador paraje a pasos de la ciudad de Carmelo y en torno a la Capilla de San Roque, construida en 1869 en honor al Santo. Al atravesar estos paisajes uno se siente en la Toscana, seducido por aromas y sabores en un recorrido entre campos y viñedos, posadas, bodegas y restaurantes de tradición italiana. Un pique para alojarse en la zona es Posada Campotinto. Muy recomendable su restaurante italiano con terraza y vista a los viñedos. www.posadacampotinto.com

 

5. Spazio Italia, la previa al almuerzo dominical

Los domingos por radio Sarandí 690, la colectividad italiana en Uruguay tiene una cita con el programa Spazio Italia, destinado a su promoción y difusión. Durante una hora, de 11.30 a 12.30, los italianos fomentan vínculos e intercambian intereses guiados por Francisco Barone, Héctor Di Giacomo, Laura Vera Righi y Rafaello Facciolo. El espacio radial tiene eco en redes. En Facebook la comunidad ahonda en temas tan diversos como las raíces italianas en la música del Uruguay - Homenaje a Rossini, el dato de un profesor de tarantella o la receta del pan de Pascua italiano. Benvenuti a tutti!  https://www.spazioitalia.org.uy

Para acompañar la previa al almuerzo dominical en familia, Tienda Inglesa propone una picada digna de la península itálica: conservas Sacla, quesos Aurichio y Zanetti, jamón crudo Levoni y tomates secos Castellino, mortadela con pistachos Levoni, todo acompañado con cerveza Peroni. Un reemplazo a los clásicos ravioles del domingo puede ser un buen risotto Scotti con mariscos. Y para el cierre: café Lavazza y chocolate Pernigotti o los inigualables bombones Bacci, con lindos mensajes como cierre de una comida para el recuerdo.

 

8. La vida, un arte

Los italianos celebran la vida y hacen de ella un arte. Llevan el disfrute y la belleza en las venas y nuestro país fue desde siempre testigo de este don, que dejó obras de arte en todas sus expresiones: pintura, escultura, música, cine, entre otras.

Al día de hoy, si estamos atentos a las carteleras, exposiciones y propuestas artísticas montevideanas, comprobamos que el arte italiano nos sigue deleitando. Dos muestras recientes son: la película Amigos por la vida, una comedia del director Francesco Bruni, acerca de un encuentro entre un poeta de 90 años, olvidado por todos y enfermo de Alzheimer y un veinteañero que pasa sus días en el bar con los amigos, seduciendo a la madre de uno de ellos.

Y, en materia de pintura, la reciente exposición en el Museo Gurvich del artista italiano Pietro Spada, por primera vez en Montevideo.

 

9. Escapada al este: Castillo de Piria

Un recorrido tras las huellas del enigmático Francisco Piria es una aventura en la que vale la pena embarcarse. Próximo a la ciudad de Piriápolis, se encuentra su castillo, un monumental edificio que fue construido para ser residencia particular del empresario uruguayo.

Rodeado de un jardín donde en otros tiempos había esculturas terracota, el castillo -diseñado por el ingeniero Aquiles Monzani- tiene una magia especial que recuerda a las villas italianas de fines del siglo XIX. Su arquitectura reúne una mezcla de estilo renacentista y medieval, de forma rectangular, rematada en sus esquinas por torreones circulares.

 

10. Pasión al plato

Como buenos hijos de inmigrantes, muchos uruguayos hacen un culto de la pizza y la pasta, casi tanto como el asado. Y por eso, existe una gran diversidad de opciones que Tienda Inglesa propone en diversas marcas, todas de primer calidad: Raffaelli, Artesanal Gragnano, Colavita y Barilla. Para la pasta proponemos la salsa Oro, con los siguientes ingredientes: 1 lata de tomates, 150 g de manteca, 1 cda. sopera de perejil picado y queso parmesano rallado. La preparación: fundir la mitad de la manteca con el tomate, salpimentar y cocinar 20 minutos. Reservar la segunda mitad de la manteca para incorporarla junto con la pasta en el sartén con el perejil y el queso parmesano.

Para completar el programa, sugerimos como banda sonora del banquete al inigualable Enzo Jannacci, cantante, actor, médico y comediante italiano.

 

11. La Noche de los Fogones en La Paz

Entre las festividades que los inmigrantes italianos dejaron en nuestro país, elegimos una particularmente disfrutable: el “Desfile de las Antorchas” en Villa La Paz, al este del departamento de Colonia.

Además del aire limpio y sereno, el silencio y la sensación de tiempo detenido de este pueblo, la fiesta que realizan cada 17 de octubre los paceños es uno de sus mayores encantos. Ese día la comunidad recuerda a sus antepasados con enormes fogatas, una pintoresca tradición piamontesa recreada desde hace más de 150 años, tras la emancipación de este hostigado pueblo.

Al caer la noche, los paceños marchan en memoria de sus ancestros en un desfile de cientos de antorchas que culminan todas juntas ardiendo en una gran fogata, haciendo honor al viejo lema piamontés: “La luz resplandece en las tinieblas”.

Créditos de fotos: Tienda Inglesa (productos), Archivo de El Observador, Olivia Pérez (Colonia Estrella y Noches de los Fogones). 

 

REPORTAR ERROR

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...