Economía y Empresas > Mercado cambiario

AFAP coparon opción de recompra de letras y el BCU quedó conforme

La operación puede sacarle presión alcista al tipo de cambio a corto plazo; de los US$ 447 millones, casi el 90% optó por llevarse dólares

Tiempo de lectura: -'

30 de mayo de 2019 a las 14:43

El Banco Central (BCU) quedó conforme con la operación de recompra de letras de regulación monetaria (LRM) que cerró este miércoles por US$ 446,5 millones. Tal como estaba previsto, la transacción fue acaparada por las AFAP y bancos, que tomaron la opción de llevarse el 90% de esos fondos en dólares y no en pesos.

El BCU informó este jueves el resultado de la operación de recompra LRM. De un total de instrumentos elegibles por un valor nominal de $119.323,38 millones se recibieron ofertas por $ 17.057 millones (unos US$ 483 millones). Finalmente el BCU, terminó aceptando propuestas por un monto aproximado de valor efectivo (equivale a US$ 446,7 millones), de los cuales el 87,6% millones será abonado en dólares estadounidenses.

De acuerdo, el BCU el mayor volumen de ofertas recibidas – y valores adjudicados – provino de las AFAP que se quedaron con el 77,7% del monto adjudicado, “pudiendo obedecer esto a una reasignación de sus portafolios. Dichas instituciones han constituido una de las principales fuentes de la demanda de dólares en el mercado de cambios doméstico en el último mes”.

En un segundo, escalón quedaron los bancos con un monto adjudicado del 20,2%, mientras que 1,9% fue para residentes y otro 0,2% para otras instituciones.  

“El resultado de la operación de recompra se considera satisfactorio en la medida en que cumple con los objetivos que la motivaron: (a) evitar que eventos externos se trasmitan en forma desordenada a los mercados de dinero y de cambios; (b) poner a disposición de los agentes económicos una alternativa que viabilice el cambio de sus portafolios, y (c) reducir el nivel de endeudamiento del Banco Central del Uruguay, obteniendo un beneficio sobre su resultado operativo y situación patrimonial”, dice el comunicado de la autoridad monetaria.

Esta operación equivale a una intervención cambiaria (venta de dólares) y permitió a los inversores hacerse de dólares antes del vencimiento de los instrumentos en pesos que había emitido el BCU.

Graña y las AFAP

Durante la disertación que realizó el presidente del BCU, Alberto Graña, este miércoles en ADM dejó a entrever alguna sorpresa por la actitud que tomaron las AFAP demandando un abultada suma de dólares en el mercado, lo que obligó a la autoridad monetaria a realizar fuertes intervenciones diarias para evitar una disparada del tipo de cambio.

“Nos hemos dirigido una vez más al mercado a decirles a todos los actores que si quieren dólares:¿por qué no hacemos algo un poquito menos tosco que todo este ruido en el mercado? ¿Por qué hacer las cosas de una manera tan primitiva y no echando mano a otro tipo de instrumentos?”, disparó Graña.

En su presentación, el titular del BCU mostró que las AFAP realizaron solo en mayo la mayor compra de dólares (más de US$ 300 millones) del último año y medio. La otra operación abultada se había registrado en julio de 2018 cuando demandaron más de US$ 250 millones. Para un mercado pequeño como el uruguayo, cualquier intervención de esa magnitud le imprime una fuerte presión alcista al tipo de cambio. El BCU debió vender reservas por el equivalente a US$ 571 millones de sus reservas en las primeras tres semanas de mayo para contener el avance del billete verde, hasta que lanzó ofreció la operación de recompra de letras la pasada semana.

La vicepresidenta de República AFAP, Jimena Pardo, no consideró como una crítica la visión que transmitió Graña sobre la estrategia que tomaron los fondos de pensión a la hora de manejar sus portafolios de inversión.

En diálogo con El Observador consideró “entendible” la preocupación que pueda mostrar el regular por la estrategia que puedan tomar agentes grandes para el mercado uruguayo como las AFAP porque se trata de una “sintonía fina” entre los agentes.

En ese sentido, consideró como “muy oportuna” la opción que ofreció el BCU de recompra de letras. “Participamos activamente (por la licitación) y fue por un volumen importante. Quedamos conformes”, afirmó Pardo.

REPORTAR ERROR

Comentarios