Economía y Empresas > CIERRE DE NEGOCIOS

Al menos 10 empresas emblemáticas bajaron la cortina en Chile en un año

En los últimos 12 meses, la industria manufacturera perdió 36.000 puestos de trabajo. Además, 1.341 firmas iniciaron su quiebra en 2018, un 33% más que en en 2017

Tiempo de lectura: -'

15 de marzo de 2019 a las 11:56

A principios de esta semana, Calzados Guante anunció que bajaba sus cortinas productivas y daba un giro hacia la comercialización. La fuerte competencia asiática logró lo que ni la crisis de 1982-83 pudo: terminar con la fabricación nacional.

En los últimos nueve meses ya suman diez las firmas con marca registrada en regiones y en el país que apagaron sus motores: Maersk, Cial, Iansa, Pastas Suazo, Cajonera, Nibsa, Albano, Calzados Beba, Guante y la producción local de Fensa, Mademsa y Somela.

Algunas cerraron para siempre, mientras otras se dedicarán a vender los productos que importen desde el exterior, porque -a la postre- implican menores costos.

De ellas, de acuerdo con información de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir), cuatro siguieron un proceso concursal de empresa deudora, es decir, van a una liquidación rápida de sus activos para propender el pago a los acreedores al no se viables.

Pastas Suazo tuvo una liquidación que se gatilla cuando fracasa el proceso de reorganización; CIAL y Beba lo hicieron a través de liquidación forzosa, donde un acreedor pidió el inicio del proceso concursal y calzados Albano fue voluntario, en el que el deudor pidió ante un juzgado activar el proceso.

"Son empresas ícono de las regiones que están vinculadas con la producción y el trabajo. Esto no solamente tiene un impacto en la economía y en la generación de empleo, hay un tema de moral ciudadana que se ve afectada porque son empresas con mucho sentido de pertenencia y arraigo", reflexiona el alcalde Linares, Mario Meza, quien afrontó el cierre de Iansa en esa zona.

Un 16% son grandes

En 2018 un total de 1.341 empresas iniciaron un procedimiento concursal de liquidación de activos (quiebra), un 33% más que en el periodo anterior.

En los cuatro años de vigencia que lleva la Ley de Insolvencia y Reemprendimiento, que reemplazó a la antigua Ley de Quiebras, un 61,6% de quienes se han sometido a este procedimiento son micro y pequeñas empresas y sólo un 16,4% de las liquidaciones han correspondido a grandes firmas.

Con los cierre de firmas emblemáticas el sector más golpeado ha sido el de la manufactura.

"El año pasado perdimos 36 mil puestos de trabajo y crecimos dos puntos menos que el resto del país. Lo de calzados Guante es una pena para la manufactura chilena y el desafío que tenemos es crecer en cantidad y calidad de empleo, porque la industria paga un 25% más que los servicios y la construcción, según datos internacionales. Es una lástima que perdamos estos puestos y se tengan que ubicar o reconvertir con ingresos menores para las personas", asegura el presidente de Asimet, Dante Arrigoni.

Ante la decisión de empresas emblemáticas de poner candado a sus actividades, las autoridades comunales y del gobierno central han activado planes de reinserción que permiten aliviar la situación de las personas, pero cuyas condiciones no se igualan a las que tenían los trabajadores previo al despido.

Arrigoni agrega que el país tiene que hacer un esfuerzo con políticas públicas para que la empresa y la manufactura local sea competitiva como en Europa y, en esa línea, considera fundamental que el proyecto de reforma tributaria que impulsa el gobierno contenga incentivos a la inversión.

Si no se apuesta por la modernización de la industria, "vamos a seguir sufriendo con empresas que cierran y se seguirán perdiendo fuentes de trabajo", advierte.

¿Boom de creación de empresas?
Desde la Superir destacaron que durante el año pasado, 1.341 empresas iniciaron un Procedimiento Concursal de Liquidación de activos, lo que representa el 1% de las más de 132 mil firmas creadas en 2018.
Sin embargo, el alcalde Mario Meza es crítico de ese dato. "Es la cifra más compleja que puede existir y no son compartidas por un sector importante de la centroderecha. Para crear una empresa voy a la notaría, firmo escritura y listo. Son empresas de papel. La gente asocia una empresa con una industria que produce, con la industria manufacturera", precisa.
El alcalde añade que desde el punto de vista político el cierre de empresas emblemáticas es una pésima señal para un gobierno de centro derecha que, enfatiza, se caracteriza por la gestión y el impulso al crecimiento.
San Antonio: desempleo llegó a un peak de 10,1%
Como un "tremendo shock", calificó el alcalde de San Antonio, Omar Vera, el cierre de Maersk. En el trimestre móvil junio-agosto de 2018 la tasa de desocupación de esa provincia subió a 10,1%, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el registro más alto de ese ejercicio.
Hoy la situación se está normalizando y San Antonio vuelve a mostrar tasas de desocupación en torno al 4%.
"Tuvimos que buscar diversas líneas que generaran la amortiguación y la bajada de a lo menos 800 trabajadores de San Antonio, porque el resto era de otras comunas de la región", precisa la autoridad comunal.
Junto a los ministerios de Trabajo y Economía se abrieron cursos de capacitación y emprendimiento. También se gestionó mayor empleabilidad a través de los puertos.
"Hoy una buena parte de los trabajadores de San Antonio se han ido reubicando en el sector portuario, en el emprendimiento, en el sector turismo, y la tasa de desempleo es una de las más bajas de la región", agrega.
Linares: La prueba será este invierno
"Iansa daba de manera directa más de 2.000 empleos a la comuna y la provincia. Representaba el 30% del PIB de las ocho comunas: Linares, Yerbas buenas, Colbún, San Javier, Villa Alegre, Longaví, Retiro y Parral", comenta el alcalde Mario Meza.
Del total, 500 trabajan directamente en la planta de Iansa, 200 de ellos eran profesionales que fueron reubicados por el Ministerio del Trabajo en otras empresas. De los 300 restantes, 150 eran contratistas para quienes se generaron capacitaciones, y los otros 150 fueron absorbidos a través de empleos municipales.
Los 1.500 restantes son agricultores que debieron reconvertirse al poroto y el arroz, lo que generó una baja de precio en estos productos.
Meza detalla que los trabajadores que llegaron al Municipio estuvieron hasta diciembre y de ahí pasaron a las labores de los campos. Por ello, recalca que el efecto negativo del cierre de Iansa en materia de empleo se va a ver este invierno.
Diario Financiero-RIPE
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...