Tecnología > Crapware

Apps preinstaladas que dan pelea: ¿qué hacemos con ellas?

A pesar de las quejas de los usuarios, los fabricantes siguen instalando apps en dispositivos nuevos; sin embargo, hay algunas soluciones al problema que se conoce como crapware

Tiempo de lectura: -'

02 de febrero de 2019 a las 05:00

Por María Eugenia Scognamiglio

Fotos, muchas fotos, memes enviados y recibidos, SMS con avisos y promociones, documentos, notas, eventos en el calendario, aplicaciones, correos, música, videos, audios. Todo eso ocupa el espacio de un celular. Y el llamado crapware –software basura– o bloatware –software relleno– es cada vez más usual en el mundo de los smartphones.

Se trata de aplicaciones que vienen instaladas y que no se pueden desinstalar. Los fabricantes que quieren incluir algunos servicios, como por ejemplo los de Google, se comprometen a incluir sus aplicaciones de forma definitiva y, de esta manera, una parte del espacio ya no le pertenece al usuario del teléfono.

Hervé Lambert, global consumer operations manager de Panda Security, dijo a Cromo que “el problema es que algunas de estas aplicaciones preinstaladas, seguro, no son de nuestro interés, hacen el sistema más pesado, sin aportar gran cosa y no se pueden desinstalar sin más”.

En las redes sociales comenzaron a circular mensajes de enojo por parte de los usuarios de Samsung Galaxy S8 y S9 que al prender el celular por primera vez se encontraron con una sorpresa: la aplicación de Facebook –una de las que ocupa más espacio– ya está instalada y no se puede desinstalar aunque no se utilice. Así, la empresa de Mark Zuckerberg se asegura de que el usuario tenga la aplicación instalada desde que saca el celular de la caja. Para quienes no la usan, Facebook está allí ocupando espacio y ¿capturando datos? La organización inglesa Privacy International dice que sí. 

El estudio realizado por la compañía, que se dedica a investigar temas de seguridad y privacidad de la información, reveló que al menos el 61% de las aplicaciones analizadas transfieren datos a Facebook aunque el usuario no tenga una cuenta en la red social.

Un portavoz de Facebook dijo a Bloomberg que una aplicación deshabilitada no continúa recolectando datos o enviando información a la compañía, pero se negó a especificar exactamente cuántos acuerdos de preinstalación tiene la empresa en todo el mundo. Samsung le informó al mismo medio que proporciona una aplicación de Facebook preinstalada en “modelos seleccionados” con opciones para desactivarla, y agregó que, una vez desactivada, la aplicación ya no se ejecuta.

“El proceso se realiza desde el primer momento que un usuario abre la aplicación. Se realiza a través del kit de desarrollo de software –SDK– de Facebook, que integran estas aplicaciones. Dicho SDK es una herramienta que, entre otras cosas, sirve para integrar funciones de la red social en cualquier aplicación, pero que nadie esperaba que recopilase información incluso si un usuario no accede a las herramientas sociales”, explicó Lambert a Cromo.

Una pregunta interesante es cómo se cuentan las preinstalaciones de Facebook en las métricas de usuario de la red social y cómo se utilizan para fines de segmentación de anuncios.
Google, propietario de Android –el sistema operativo más usado en todo el mundo, según datos de StatCounter–, también preinstala en los teléfonos aplicaciones bloatware, como YouTube, Google Play Música y Gmail, entre otras. 

Hugo Köncke, gerente de consultoría de Security Advisor, dijo a Cromo que la cuenta de Gmail, por ejemplo, tiene “una cantidad de características que recolectan datos como dónde estás o estuviste y por cuánto tiempo, pero la aplicación permite, al menos aparentemente, limitar el acceso a esos datos, Facebook no te da esa chance”.

Para Köncke es “bastante preocupante” que las aplicaciones de fábrica no se puedan desinstalar del teléfono si así lo quiere el usuario, porque implican un problema para la seguridad de la información y sostiene que se debe hacer un uso informado de las aplicaciones: no instalar aquellas que no tienen buena reputación y utilizar programas antivirus –aunque no es la solución definitiva, pero sí baja el grado de exposición–. “Si se instala constantemente cualquier aplicación para ver cómo es, seguramente en algún momento van a intentar robar o utilizar tu información”, afirmó.

Por su parte, Lambert dijo que “las aplicaciones no disponen de acceso por defecto a los datos del dispositivo móvil, sino que para acceder a ellos deben solicitar permisos en el momento de la instalación o cuando la aplicación deba ejecutar una determinada funcionalidad”; por lo tanto, recomienda no otorgar permisos innecesarios o excesivos y entender por qué una aplicación pide un determinado permiso. “Una aplicación de un fabricante serio debe explicar claramente los motivos por los que los necesita”, afirmó.

¿Qué podemos hacer con las apps crapware que no utilizamos?

Existe, tanto en iOS como en Android, la posibilidad de desinstalar el software de fábrica. En el primero el proceso se llama jailbreaking y en el segundo rooting; sin embargo, tanto Köncke como Lambert coinciden en que utilizarlos sin tener conocimientos avanzados sobre la configuración de software de celulares no es lo ideal porque se corre el riesgo de que el teléfono deje de funcionar al volverlo inestable y los fabricantes pueden retirar la garantía del dispositivo. 

Lo recomendable, en caso de no utilizarlas, es no loguearse y desactivarlas. De esa forma, se limita la recolección de datos y el ícono desaparece del menú. Además, ocupan menos espacio.

Para desactivarlas, en iOS se ingresa al menú de configuración, en el que hay que buscar la aplicación, por ejemplo, “Game Center”, y desactivarla. 

Para “Salud” se ingresa al menú configuración y al apartado de privacidad; al ingresar al nombre de la aplicación se pueden desactivar las fuentes de donde se obtienen los datos.
En Android se debe seleccionar la aplicación del menú, presionar el ícono durante unos segundos, hacer clic el símbolo de información y seleccionar la opción “inhabilitar”.
Por si no sabía, Apple ha tenido desde siempre una gran cantidad de aplicaciones imborrables. Recién con iOS 12 da la posibilidad de eliminar algunas.

Recomendaciones

El primer consejo de los expertos de seguridad: no conectar el celular a puertos USB desconocidos y no aceptar ninguna relación de confianza a través de USB si no es una computadora de uso habitual.

Además, en caso de utilizar Android, no habilitar la capacidad de depuración mediante USB (opción que se encuentra en el menú de Opciones de desarrollador) para evitar la instalación de aplicaciones desde USB.

Otra recomendación es mantener actualizados el sistema operativo y las apps. Actualizar las aplicaciones cuando lo solicitan y tener presente las correcciones del sistema operativo que suelen solucionar vulnerabilidades de seguridad en las nuevas versiones. No hay que olvidar que se deben instalar aplicaciones que provengan únicamente de fuentes de confianza como las tiendas oficiales (Google Play y App Store). 

No es recomendable habilitar la funcionalidad que permite la instalación de aplicaciones desde archivos de terceros.

En el rubro de seguridad, también es conveniente utilizar una VPN para conectarse a redes wifi públicas abiertas. En una red pública abierta, por ejemplo de un restaurante o un aeropuerto, es posible interceptar y manipular el tráfico, por lo que si se necesita usar una de estas redes, lo recomendable es hacerlo siempre utilizando un servicio de VPN que permita cifrar todo el tráfico que transmitamos por la red. 

Algunas aplicaciones instaladas de fábrica que ignoramos pero que pueden ser útiles

En iOS

Salud

La aplicación Salud de iOS registra datos del usuario divididos en cuatro categorías: actividad, sueño, conciencia plena y nutrición. La app almacena información, como los pasos que se dieron en el día o la cantidad que consumió de agua. Los datos los obtiene de tres fuentes: el ingreso manual, las aplicaciones que están “enlazadas” a Salud o del sensor del chip del teléfono.

Es una app recomendable para aquellos que quieren controlar y almacenar ciertos datos de su salud en un registro histórico que permite comparar valores.

Wallet

Está aplicación de iOS, también llamada Passbook, permite almacenar reservas de hoteles, tarjetas de embarque –de vuelos, ómnibus, trenes–, entradas y cupones. A través de un código de barras o código QR se escanean directamente desde el celular.

Aparece instalada de fábrica desde iOS 6 (año 2012) y es una de las más desconocidas por el usuario.

Buscar iPhone

Mediante georreferenciación, esta app preinstalada permite ver la ubicación del iPhone del usuario. Tiene un menú de acciones para emitir un sonido desde el celular, activar el modo perdido para bloquearlo y proporcionar información en la pantalla para que quien lo encuentre se pueda comunicar con el dueño o borrar la cuenta del iPhone.

En caso de perder el celular y tener la aplicación Buscar iPhone activada, se pueden realizar estas acciones desde la web www.icloud.com.

En Android

Google Keep

Lo más destacado de esta aplicación de notas preinstalada en Android es que se puede grabar un audio, por ejemplo, de alguna cosa que se quiere recordar, y Google Keep lo convierte en texto automáticamente.

Es una aplicación recomendada para escritores o creativos que quieren guardar su momento de inspiración para recordarlo más tarde.

Google Noticias

Es un buscador de noticias automatizado que actualiza cada 15 minutos los titulares de los medios de comunicación que personaliza para cada usuario. 
Esta aplicación no es tan útil porque la funcionalidad de Google Noticias también aparece en el navegador.

Play Música

Spotify le sacó lugar a las aplicaciones de música streaming preinstaladas. Sin embargo, Play Música es una buena opción para los que no tienen más espacio en el celular y no quieren sacrificar ninguna aplicación, dado que Play Música es un software de fábrica que prescinde de la instalación de Spotify.

Ambas son aplicaciones pagas y el primer mes de uso es gratuito.

Cómo librarte de Facebook preinstalada
Ve al menú de Ajustes de Android y luego a Aplicaciones. Toca en Facebook para ver la pantalla de información. Si te aparece el botón Desinstalar, solo tienes que pulsarlo. Si no te aparece, entonces Facebook venía preinstalado, por lo que hay que ejecutar unos pasos más.
Primero hay que desactivar las actualizaciones; en caso contrario, Facebook seguirá ocupando espacio. Algunos móviles desinstalan las actualizaciones automáticamente al pulsar desactivar, pero otros no. Luego de esto, se deshabilita. No se mostrará más en el cajón de aplicaciones y tampoco se actualizará más en Google Play.

 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...