20 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,25 Venta 39,75
28 de mayo 2021 - 12:30hs

Como respuesta a la demanda de China por carne vacuna que no para de crecer, el gobierno de Argentina decidió prohibir por un mes la exportación de la carne vacuna que no forme parte de cupos. Seguirán con Hilton y 481 para Europa y con las ventas a Estados Unidos. Pero, aun así, la decisión, aunque sea por un mes pone combustible a un año incendiario en los precios del ganado.

Los compradores preferirán a vendedores confiables y, al mismo tiempo, la paralización de la venta de ganado también afectará a los cortes que van a Europa. Si los productores argentinos no venden no hay producción para ningún lado.

En Uruguay los mejores novillos gordos de pasto alcanzan los US$ 4 por kilo de carcasa y eso hace crecer la expectativa rumbo a la poszafra de la primavera, período habitual de precios máximos. Cada vez más este año se va pareciendo a lo que podría llamarse “volver a 2019”, cuando el anterior récord de precios del ganado en Uruguay. Incluso con  precios aún más altos que entonces. La primera zafra de terneros de tres millones es recibida fluidamente por los invernadores. Producir más no altera a los precios. Aunque la relación de reposición es muy favorable al invernador, ningún criador queda descontento cuando vende su producto. Pero los precios tan altos de aquel año no terminaron bien.

Como en 2019, China lucha contra una segunda ola de peste porcina africana que presiona sus stocks internos, aunque por ahora el precio de la carne de cerdo baja: los productores chinos venden rápido los animales por temor a que enfermen. Y el déficit de carne de China se acentúa por una bajísima oferta de la Australia possequía, recomponiendo stocks.

EO

EO

El alto precio del maíz hace subir los costos de alimentación de los corrales en Estados Unidos, donde los ganaderos se quejan de sus números y acusan a la industria de oligopolio: los precios de la carne minorista vuela, pero el del ganado no. Y los feedlots se desprenden de ganado ante el alto costo de la alimentación.

Faltará ganado en el futuro. Los altos precios de la carne en el mercado interno de Estados Unidos siguen a la normalización poscovid, los restaurantes de Nueva York volvieron a funcionar sin restricciones, se viene el verano y desde Estados Unidos a Grecia el turismo se va normalizando.

La salida de Argentina, proveedor del 20% de las importaciones chinas, es “el último astro que quedaba por alinearse”, declaró el consignatario José Aicardi.

Las compras de carne vacuna de China establecerán un récord en 2021 con 3,1 millones de toneladas, por encima de los 2,8 millones de 2020 y de los 2,2 millones de 2019.

El propio Brasil ha quedado con poco ganado disponible en su crecimiento exportador.

Y Australia además está cada vez más distanciada políticamente de China.

La carne, por las nubes

El precio de exportación de la carne vacuna uruguaya lo expresa. El precio promedio ha superado los US$ 4.000 por tonelada en cuatro de las últimas cinco semanas y en las últimas dos superó los US$ 4.400, algo muy inusual. El precio promedio en lo que va del año alcanza los US$ 3.877 por tonelada. Respecto a 2019 los precios son US$ 300 más altos.

La tonelada de carne a China alcanzó en lo que va de mayo máximos desde diciembre de 2019 –cuando comenzó el auge de precios como consecuencia de la primera ola de peste porcina africana–. Promedió los US$ 3.807 la tonelada, US$ 500 más que en mayo de 2020 y US$ 600 por encima que en 2019.

“Ya veníamos en un mercado muy caliente y precios muy arriba de los acostumbrados, demasiado arriba, peligrosos, por decir palabras de los distribuidores chinos. Tras la medida argentina de cerrar las exportaciones por 30 días, la primera intención de los exportadores fue aumentar los precios, aunque todavía no se han concretado negocios a precios por encima de los que se venía trabajando”, dijo a Blasina y Asociados Daniel Castiglioni, broker uruguayo en China, director de Castitrading.

Lautaro Pérez Rocha, gerente de marketing del Instituto Nacional de Carnes (INAC) indicó que “los precios en China están muy altos. También en Estados Unidos han tenido una escalada. Sin dudas lo de Argentina tiene efectos inmediatos, porque genera incertidumbre. El asunto se verá si es más de 30 días o no. Ahí está la cuestión. Hay preocupación por parte de los importadores, porque tarde o temprano el bolsillo del consumidor es el que pone el stop”, agregó.

Mientras Argentina no está, Uruguay se consolida. El INAC firmó un acuerdo con la empresa estatal Sunlon, dedicada al comercio, logística, transporte, almacenamiento, distribución y ventas al minorista. “Sunlon tiene una fuerte presencia como proveedora en Beijing. El objetivo del INAC es promover la marca de las carnes de Uruguay, con Sunlon tendrá un stand permanente en Jingliang Plaza, en Beijing, para exponer la marca y los productos que importan desde Uruguay”, indica el comunicado de INAC. “En el marco de la alianza, INAC coordinará con Sunlon la promoción en otros canales, como el de comercio digital”.

El novillo, por las nubes

El fuerte incremento en el precio del novillo gordo y un ajuste a la baja en el precio del ternero por una oferta récord determinaron que la relación flaco/gordo –cociente entre el precio del ternero y el del novillo gordo– alcanzara mínimos desde octubre de 2019, apuntando la ecuación a favor de la invernada.

El novillo gordo especial de exportación alcanzó los US$ 4 por kilo, un 25% por encima de un año atrás y 8% superior a los US$ 3,71 de 2019. Y en el 234º remate de Plaza Rural los terneros hicieron un promedio de US$ 2,28 por kilo en pie, 12 centavos menos que los US$ 2,35 del remate anterior.

Como consecuencia, el índice flaco/gordo entre estas dos categorías fue de 1,10, el más bajo desde octubre de 2019 y muy por debajo de hace un año atrás (1,25) y del promedio de los últimos 10 años (1,22).

“No veo señales que puedan atenuar esta situación de mercado. Esta firmeza está para consolidarse y seguir trepando centavo a centavo de aquí en más”, señaló Gustavo Basso, de Gustavo Basso Negocios Rurales.

EO

Piqsels El precio del ganado y el de la carne vacuna siguen firmes en el mercado interno y para la exportación.

La faena, por las nubes

En Uruguay una faena tan alta en lo que va del año muestra que el productor ha sido vendedor y limita la oferta por el resto del año. Es difícil suponer que aparezca un volumen de oferta capaz de frenar los precios, al menos hasta noviembre.

Al 22 de mayo se llevan faenados 942.717 vacunos, 29% más que los 733.056 de un año atrás, apenas  por debajo de los 974.940 de 2019.

Considerando un segundo semestre de menor oferta, la faena rondará los 2,2 millones de cabezas, pero de mantenerse la fuerte extracción en el rodeo vacuno al cierre del año la faena totalizaría los 2,4 millones de cabezas, superando la proyección del INAC de entre 2,15 y 2,35 millones de animales para 2021.

Aun así, la ganadería perderá área con una agricultura que tiene su propio auge y ganará como mínimo 100 mil hectáreas.

Mientras las carnes alternativas no paran de captar millones y millones de dólares, mientras China siga hay lugar para todo.

Pero la historia enseña la necesidad de la cautela. Cuando los precios van demasiado alto, algo los hace caer. Pero nadie tiene bien claro qué puede ser esta vez.

Mientras, el stock ganadero uruguayo cruzará por primera vez los 12 millones de cabezas a mitad de año y el sector puede estabilizar los tres millones de terneros anuales y avanzar en su diferenciación con base en la sustentabilidad de sus sistemas de producción. 

Producción: Cecilia Pattarino

Temas:

ganadería Exportaciones de carnes Member Mercado ganadero Precio de la carne

Seguí leyendo

Te Puede Interesar