Agro > EXPO PRADO 2018

ARU: “El sector está nervioso, con números que no cierran y empresas que sí cierran”

El presidente de la Asociación Rural dijo que las medidas del gobierno tomó en respuesta a los Autoconvocados fueron "parciales y acotadas"

Tiempo de lectura: -'

15 de septiembre de 2018 a las 14:43

En el acto de cierre de la Expo Prado, Pablo Zerbino, presidente del Asociación Rural del Uruguay (ARU) pintó un panorama muy oscuro para el agro y cuestionó al gobierno por no tomar las medidas necesarias. Afirmó que el gran desafío de Uruguay “es recuperar la competitividad”. “Nos volvimos un país caro con fundamentos de país barato, esa es la esencia del problema”.

El dirigente rural expresó preocupación y nerviosismo porque “los números no cierran y las empresas sí cierran”, dijo y agregó que el país perdió 50 mil puestos de trabajo en los últimos tres años, lo que implica 40 empleos por día y diez empresas entran por mes en concurso de acreedores.

Lea también: En medio de la tormenta, Vázquez se acercó al agro

En su opinión el déficit fiscal que ha crecido al 4%, “es la madre del borrego y de todos los males que afecta al sector productivo, al empleo, al empresario y al país”.

Zerbino destacó el crecimiento del sector agropecuario en la última década como pocas veces pero puso énfasis en que “para combatir la pobreza hay que generar riqueza antes de repartirla, no se pueden invertir los términos” y que las empresas estatales deben estar “al servicio del sector productivo, no viceversa”. Agregó que "la pobreza se combate con educación y trabajo pero hay  una creciente inseguridad y es el principal problema del país".

“El país es uno en las buenas y sigue siendo uno en las malas, debemos tener conciencia de que Uruguay seguirá siendo un país exportador de bienes y servicios, el agro entre ellos por más que muchos no lo entiendan o no lo quieran entender”, dijo y recordó que por cada peso invertido en el agro se multiplica por 6,22 en beneficio de toda la población.

Autoconovocados

Zerbino se refirió al surgimiento del movimiento de Autoconvocados y la acción posterior de Un solo Uruguay y dijo que “el gobierno sintió el impacto y procuró aplacar rápidamente los efectos de la movilización con medida tan parciales y acotadas que no surtieron efecto deseado”.

En otro momento de su discurso se refirió a los sindicatos y dijo que “no son el problema, su función es más o menos relevante pero la actitud de los sindicalistas al no ser parte de la solución son parte del problema”.
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...