Nacional > crónica

Así se vivió la audiencia judicial de Manini Ríos en la sede de Cabildo Abierto

Tres militantes se reunieron en el comando para esperar las novedades del juzgado y apoyar a su líder

Tiempo de lectura: -'

02 de noviembre de 2019 a las 08:10

Todos los días Fernando hace lo mismo. Abre el diario, lee artículo por artículo, y cuando aparece mencionado Guido Manini Ríos lo despliega sobre la mesa, dobla la hoja y la recorta con sus manos, despacio y con cuidado. Después toma los recortes de periódico que acumuló, los pliega a la mitad y los guarda adentro de una carpeta con elástico que entrega a Rosanna De Olivera, la encargada de prensa de Cabildo Abierto. "Así Guido está informado", explica Fernando, el encargado de la sede de Cabildo Abierto, que desde el 15 de junio está abierta durante 12 horas de lunes a domingo. 

Este viernes 1° de noviembre, el encargado –60 años, de formación militar– repetía su rutina en el local partidario. No era, sin embargo, una jornada cualquiera. A las 15 horas comenzaría la audiencia en la que el fiscal Rodrigo Morosoli pretendía imputar a Manini Ríos por no haber denunciado cuando era comandante en jefe del Ejército el delito que, ante un Tribunal de Honor, en abril de 2018, José Nino Gavazzo admitió haber cometido en 1973: tirar el cuerpo de Roberto Gomensoro al río Negro. 

Los cabildantes habían convocado a sus militantes para darle apoyo simbólico al líder del partido, pero a la hora de la audiencia la sede partidaria estaba casi vacía. En torno a una mesa plástica solo estaban Fernando y sus recortes de diario, Gastón (un adherente de Cabildo Abierto) y una referente del partido en Montevideo, tomando café y mirando televisión. "Tenemos prohibido identificarnos", diría la mujer una hora más tarde, después de haberle consultado al senador electo Guillermo Domenech si podía dar una entrevista. Pero antes de esto, mientras cambiaba de un canal a otro esperando tener novedades sobre el general retirado y la audiencia, contó que tenía previsto pedir licencia para acompañar a Manini Ríos en los días previos al balotaje. 

Manini Ríos había estado allí de mañana y estaba previsto que regresara finalizada la audiencia. Sin embargo, ni antes ni después de esa instancia los tres simpatizantes le preguntaron ni le preguntarían al excandidato acerca del tema. "Él es muy parco y este en el fondo es un tema privado. Además estamos preocupados por otras cosas; yo doy carta libre de que el hombre sabe en los pasos que está y sabe defenderse por sí mismo", afirmó Gastón. 

En la TV no hay noticias acerca del excomandante. De fondo queda el programa Esta Boca es Mía. Gastón, que también es militar, sigue adelante con su razonamiento y afirma que con la publicación de El Observador del 30 de marzo sobre la confesión de Gavazzo ante el Tribunal de Honor "se rompió" la reserva. 

"Uno sería medio atrevido si se pusiera a opinar sobre ese tipo de historias sin tener una buena base", argumenta al explicar por qué no tiene una opinión formada sobre la acusación que pesa sobre Manini Ríos. "Este tipo de cosas se manejan al más alto nivel que no era el nivel nuestro. El nivel de Manini, el comandante en jefe, es un nivel un poco más arriba. Hay cosas que se manejan ahí que son de total reserva. Y cualquier militar es respetuoso de la reserva. No del ocultamiento, que es distinto: si es reservado por algo es", continúa el simpatizante de Cabildo Abierto.

"Y esa reserva se ve que en algún momento se rompió, porque un colega tuyo (Leonardo Haberkorn) accedió. Esa persona que no respetó la reserva (el informante), que a veces es por un tema de interés nacional... si uno no lo sabe no opina. Solo lo sabrán realmente los involucrados: el comandante en jefe, el ministro y el presidente; esa es la escalera que hay y en la que uno confía", agrega el militar retirado. "Es espinoso, no conozco el mar de fondo. Es como ponerse a opinar sobre la realidad de alcoba de un vecino: puedo opinar pero no tengo idea", concluye. 

Los panelistas siguen discutiendo en el programa. No hay señales de Manini Ríos. Las pantallas de los celulares se encienden una vez sí y otra también: los militantes quieren saber qué pasó en la audiencia.

Gastón insiste en que no quiere opinar, pero enseguida dice: "Lo flagrante fue que la persona que teniendo la reserva de eso no confió en el ministro, no confió en el presidente y se dirigió a un periodista". Desde que Gavazzo hizo la confesión ante el Tribunal de Honor hasta que la fuente contactó al periodista pasaron 350 días. 

La jerarquía del Tribunal de Honor es total, acota Fernando. Gastón insiste en que "si la figura de cualquier militar no es diáfana y transparente, le está haciendo un flaco favor al entorno". ¿Por qué ese tribunal no consideró, entonces, que Gavazzo hubiera dañado el honor del Ejército? El militar retirado respondió: "Volvemos de vuelta sobre la desaparición y el militar, exmilitar, al que marginaron, castigaron y perdió todo. Ese hombre ya fue juzgado, perdió todo. ¿De qué estamos hablando, cuál es el pecado que hay si a la persona que estuvo involucrada se la castigó con el máximo de dureza? No puedo opinar, no leí ni media hoja (de las actas)".  

Gastón luego reafirma lo que Manini Ríos sostiene desde el primer día: que él como comandante en jefe del Ejército hizo todo lo que estuvo a su alcance. "¿El comandante no le avisó al ministro? Sí, le avisó. ¿El ministro (Jorge Menéndez) no le avisó al presidente? Sí, le avisó", argumenta.

Según se desprende de la investigación del fiscal Morosoli, Manini Ríos le dio el expediente a Menéndez el 14 de febrero de este año. El extitular de Defensa se enteró de las declaraciones de Gavazzo al día siguiente, a través de uno de sus asesores. A los cuatro días se reunió con el presidente Vázquez y posteriormente con el secretario de Presidencia, Miguel Ángel Toma, pero los jerarcas tampoco hicieron la denuncia.

La conversación con los tres simpatizantes de Cabildo Abierto se interrumpe. La dirigente del partido, que escuchaba en silencio la explicación del militante, hace un anuncio que cambia el semblante de todos en la sede partidaria: los votos observados escrutados habían sido suficientes para que Rivera Elgue, cuarto en la lista al Senado, obtuviera una banca en la cámara alta. El vocal Aldo Velázquez desmiente esta información pero, al menos por un momento, el ánimo de los tres militantes cambia. 

Entonces llega una nueva noticia: en la audiencia, la jueza Marcela Vargas y el fiscal Morosoli coincidieron en que Manini Ríos –electo senador este domingo– ya cuenta con los fueros parlamentarios, pese a que la Corte Electoral todavía no lo proclamó. El caso pasará al Senado para que a partir de febrero se pronuncie sobre el pedido de la fiscalía y defina si le levanta los fueros. 

"¡Pero si él ya dijo que no se va a amparar en los fueros!", exclama la militante indignada. Gastón razona que si Manini Ríos sin haber asumido tiene fueros, los actuales senadores habrán perdido los suyos. "Pero además es incoherente que digan esto:¡si él ya dijo que no se va a amparar en los fueros. No, no, señores: ahora investiguen y hagan lo que tengan que hacer", insiste la dirigente.

Domenech llega al local de Cabildo Abierto a los pocos minutos. No espera periodistas. Se encierra en un cuarto contiguo y anuncia que no va a hacer declaraciones. La mujer cuenta que en la noche está previsto que Manini Ríos esté en la sede para afinar los detalles del recorrido que hará por todo el país de cara al balotaje.

La mujer se retira para consultarle a Domenech si puede dar su nombre para esta nota. El excandidato a la vicepresidencia se niega. "Tenemos prohibido identificarnos", afirma ella, pero insiste en que "lo que debería decir la nota" es que se negó a decir su nombre por voluntad propia. "Nosotros tenemos que acatar lo que él dice y estamos totalmente de acuerdo", sentencia, y da por terminada la conversación. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...