Nacional > MAPA INTERACTIVO

ASSE no tiene CTI en once departamentos; algunos acuerdan con privados

En el departamento de Flores todos los pacientes requieren traslados: no hay camas de cuidados intensivos ni en el sector público ni en el privado

Tiempo de lectura: -'

17 de abril de 2020 a las 05:00

“Tendríamos que tener en el entorno de 8.700 contagios para tener la capacidad totalmente colmada en CTI”, aseguró el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, en la conferencia de prensa del pasado miércoles 8 de abril. Y con su frase, dio una señal de optimismo ante el temor de cualquier país que enfrenta el coronavirus de que colapse el sistema de salud. Pero más allá de los números generales, la realidad de los cuidados intensivos en Uruguay refleja desigualdades en la distribución de los recursos sanitarios. 

La situación más compleja la enfrenta el sector público en varios departamentos del interior del país. Los hospitales de ASSE de Colonia, Soriano, Río Negro, Artigas, Durazno, Treinta y Tres, Cerro Largo, Rocha, Flores, San José y Canelones, no cuentan con camas de cuidados intensivos, según informaron desde ASSE a El Observador. En algunos de estos departamentos, la situación es paliada porque existen convenios con prestadores privados, aunque son pocas las camas reservadas para el sistema público.

Ese es el caso de la zona este del país. El centro de salud privado de Treinta y Tres, el Instituto Asistencial Colectivo (IAC), y el de Cerro Largo, la Cooperativa Asistencial Médica (Camcel), tienen una cama reservada cada uno para los pacientes del sector público de la zona que requieran cuidados intensivos. Estas dos camas se priorizan para los usuarios de esos departamentos, pero el servicio también incluye a los usuarios de ASSE de Rocha, Lavalleja y Maldonado.

En Artigas y San José, el sector público también tiene un convenio con los privados pero es exclusivo entre el hospital del departamento con los respectivos prestadores. No incluye a otros departamentos. El presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, contó que pasaron algunos respiradores del hospital de Artigas al CTI de la mutualista del departamento para que esa unidad pueda llegar a tener 11 camas. De esas camas, tres son reservadas para ASSE. En San José, el hospital tiene reservada solo una cama de cuidados intensivos en el sanatorio privado.

En Colonia, Soriano, Río Negro y Durazno, el sector público no tiene convenio con el privado. En estos lugares, cuando reciben a un paciente que requiere ir al CTI, llaman a una coordinadora central a nivel nacional que se encarga de derivar al paciente a un hospital que tenga disponibilidad. Según dijo el director departamental de Salud de Río Negro, Andrés Montaño, la coordinadora prioriza un CTI público en cualquier parte del país, y si no hay disponibilidad en los públicos, contrata una cama en un privado. En busca de un cama en ASSE “pueden ir hasta Rivera igual”, señaló Montaño.

“El riesgo en los traslados siempre está”, dijo por su parte el presidente de la Sociedad de Medicina Intensiva, Luis Nuñez.

Flores, en tanto, es el único departamento del país donde no hay CTI ni en el sector público ni en el privado. Los pacientes que requieren cuidados intensivos en ese departamento siempre son trasladados. 

Centros regionales

"Aunque parezca mentira, si querés armar ahora unos CTI en los lugares donde no hay, no los podés tener", afirmó Cipriani. Y ante esa realidad, la directiva de ASSE apuesta por dos soluciones: dotar de ambulancias y respiradores en las emergencias de estos departamentos sin CTI, y aumentar la cantidad de camas en los centros regionales donde ya existe una unidad de camas de cuidados intensivos.

De esta manera, el jerarca informó que, por ejemplo, en la puerta de emergencia del hospital de Rocha se colocaron cuatro respiradores y en el de San José se agregaron tres. A su vez, en lo que respecta al traslado, Cipriani señaló que están a la espera de 15 ambulancias que fueron donadas por un grupo de empresarios. Hasta el momento han recibido solo una y la semana entrante llegarán tres más. Esas serán redistribuidas en estas localidades más necesitadas. "En Castillo vamos a poner dos camionetas, en Melo vamos a poner otra camioneta. Donde no hay CTI vamos a apoyarlas con ambulancias que son verdaderos CTI ambulantes, tienen respiradores, tienen todo", sostuvo el jerarca.

 

En el norte, el centro regional es el Hospital de Salto (nueve camas), en el este es el Hospital de Minas (ocho camas) y en el oeste, el Hospital de Florida (ocho camas). En estos departamentos la cantidad de camas de CTI al menos se duplicarán, según se comprometió públicamente el presidente de ASSE. Al de Florida y al de Minas le agregarán ocho camas a cada uno, mientras que en el de Salto esperan llegar a 23 camas. Este jueves llegaron tres respiradores más al centro de salud público salteño y se espera que lleguen 19 respiradores más en la próxima semana.

El CTI del Hospital de Maldonado también tendrá más camas, según dijo Cipriani. Actualmente tiene ocho camas y piensan agregarle seis más. Los de Rivera y Paysandú también tienen ocho camas. El de Tacuarembó, en tanto, tiene 12 camas de CTI de adultos y seis pediátricas. 

Privados

La situación de los prestadores privados es distinta a lo largo y ancho del país. Excepto Flores, todos los departamentos del país están cubiertos por camas de CTI.

En Colonia son 30 las camas de CTI en el sector privado. Antes de que la pandemia llegara a Uruguay tenían 22, pero rápidamente aumentaron el número de plazas. En San José son 12 camas, al igual que en Río Negro. Seis de estas últimas se encuentran en Fray Bentos y otras seis en Young. Montaño dijo a este medio que se está en proceso para que haya cuatro más en el departamento (dos más por cada localidad). En Soriano, en tanto, hay ocho camas de CTI.

Los sanatorios privados de Cerro Largo y Durazno tienen 10 camas de cuidados intensivos cada uno. En Rocha, al igual que en Soriano, las instituciones privadas cuentan con ocho camas cada una. En Treinta y Tres y Florida son seis camas de CTI privadas en cada departamento. En Lavalleja, los socios de la mutualista local cuentan con tres camas de cuidados intensivos y cinco de cuidados intermedios que se pueden convertir en CTI. 

En Paysandú habían 12 camas de CTI pero pasaron a ser 20. A su vez, hay siete que constituyen el CTI pediátrico del sanatorio privado sanducero. En Rivera, entre los dos sanatorios privados, suman 17 camas de CTI. En Salto, son 14.

En Maldonado, en tanto, según un documento de la dirección departamental de Salud local al que accedió El Observador, son 30 las camas de CTI de adultos en el sector privado. A su vez, hay 17 camas de cuidados intensivos para niños.  

Según un censo primario de la Federación de Médicos del Interior (FEMI), en Tacuarembó hay ocho camas en el sector privado y en Canelones hay 26 camas. 

En Montevideo, en tanto, hay 480 camas de cuidados intensivos e intermedios, entre públicos y privados, según un censo actual realizado por la Sociedad de Medicina Intensiva. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...