Estilo de vida > VIAJES

Boston, un viaje en el tiempo

La ciudad más grande de Nueva Inglaterra, de un gran legado histórico y una interesante riqueza patrimonial, ofrece a los turistas una experiencia inolvidable

Tiempo de lectura: -'

23 de junio de 2019 a las 05:00

Boston es la capital y la ciudad más poblada de la Mancomunidad de Massachusetts. Y uno de los sitios más antiguos de Estados Unidos. Recorrerla es un viaje a sitios vinculados a la historia del país. Además, Boston es considerada el centro cultural y económico de la región, y de hecho suele denominársela informalmente como la capital de Nueva Inglaterra.

Una buena forma de conocerla es hacerlo en el Freedom Trail, que abarca un recorrido de 4 kilómetros y visita varios de los sitios que tienen que ver con la historia y el origen de los Estados Unidos. Su camino está marcado por una línea roja –por lo general de ladrillo integrado al pavimento– y tiene 16 paradas estratégicas en lugares históricos. Cubre desde cementerios hasta iglesias y edificios. Va desde el downtown hasta Charleston. Las paradas son sencillas de identificar porque tienen placas que indican su ubicación. Cada año son miles los visitantes que lo utilizan para acercarse al verdadero corazón de la ciudad.

El Freedom Trail se inicia en el Boston Common, el inmenso pulmón verde de la ciudad. Es el parque público más antiguo de Estados Unidos y ha sido escenario de numerosos hechos –varios de ellos dramáticos– a lo largo de los siglos. Fue centro de encuentro para realizar protestas contra la esclavitud y las guerras. 

Hoy en día es un sitio ideal para el descanso y el ocio al aire libre, rodeado de naturaleza. Ofrece pequeños recitales de música, paseos en botes con forma de cisne y en verano hay chorros de agua para que jueguen los niños. Se sugiere subir hacia Flagstaff Hill para admirar el gran Monumento de los Soldados y los Marinos, hecho totalmente de granito blanco. Uno de los monumentos más visitados en el Boston Common, la escultura de bronce que recuerda a Robert Gould Shaw y al 54º Regimiento de Infantería de Massachusetts, participantes claves de la guerra civil.

Otro de los lugares a visitar es el Parlamento del Estado de Massachusetts, que es la sede de gobierno. Es un edificio levantado en 1798 que se caracteriza por la cubierta de su cúpula, que está realizada en cobre y tiene láminas de oro de 23 quilates que la hacen brillar intensamente al sol. De hecho, este edificio sirvió de inspiración para el Capitolio de Washington y de otras tantas construcciones de EEUU.

Cementerio Granary. Es el tercer cementerio de Boston, muy destacado porque allí  descansan los restos de líderes revolucionarios y firmantes de la Declaración de la Independencia de 1776.

Con el Freedom Trail también se puede hacer escala en la Escuela Latina de Boston, considerada la primera escuela pública de los Estados Unidos. Se construyó originalmente en 1635, cuando los colonos puritanos la crearon en la casa del maestro Philemon Pormont. Actualmente se encuentra ubicada en el vecindario de Fenway. Una estatua de Benjamin Franklin rememora el lugar que ocupó la primera escuela pública, a la que asistió el propio Franklin. Muy cerca de allí está la icónica Old Corner Book Store (la librería de la vieja esquina), un sitio emblemático de la ciudad construido en 1828. 

Los cementerios son otro emblema de la ciudad. El cementerio de Granary –o del Granero– debe su nombre precisamente al granero que se ubicó en 1660, año de su creación, junto al cementerio. Allí se levanta hoy la iglesia de Park Street. El cementerio es el tercero más antiguo de Boston y allí fueron sepultadas varias importantes figuras del país, como tres firmantes de la declaración de independencia de los Estados Unidos: Samuel Adams, John Hancock y Robert Treat Paine. El King’s Chapel Burying Ground (Cementerio de la Capilla del Rey) es de 1630 y fue utilizado solo durante 30 años. Allí fueron enterrados varios de los primeros colonos de Boston, incluida Mary Chilton, la primera mujer que llegó a Nueva Inglaterra.

Deporte nacional

El béisbol es el deporte nacional por excelencia de los estadounienses y Boston es la sede de uno de los equipos más tradicionales, el Boston Red Sox, que estuvo más de 80 años sin ganar un campeonato. Pero lo logró en 2004 y fue motivo de celebración no solo en la ciudad, sino en todo Massachusetts y Nueva Inglaterra. El Fenway Park es el estadio de los Sox, actualmente el más viejo de todas las grandes ligas de beisbol del país. Se inauguró en 1912 y recibe cada día a miles de turistas. La visita guiada por el estadio dura casi una hora y allí se cuenta con cafetería, pequeños restaurantes y una tienda, además de un museo donde se exhibe gran parte de la historia del equipo. 

Fenway Park. Emblemático estadio de béisbol, uno de los deportes más populares de EEUU, del equipo de Boston Red Sox. Inaugurado en 1912, hoy es el campo de juego más antiguo del país. Se organizan visitas guiadas para turistas.

Otro clásico de la ciudad es el Museo de Cera Dreamland. Está ubicado a pocos metros de atracciones turísticas como el centro histórico, el mercado central y el centro de reuniones Faneuil Hall. Desde su inauguración en 2017, Dreamland ha generado algunas polémicas porque varios visitantes, sobre todo a través de las redes sociales, cuestionaron el poco parecido de las estatuas con los personajes retratados. Se exhiben figuras de, entre otros, Donald Trump, Barack Obama, Lady Di y Britney Spears. La controversia no hizo más que aumentar la cantidad de visitantes que quieren saber in situ si las críticas son justificadas.

Una buena forma de conocer Boston es a través de los Duck Tours. Se trata de coches anfibios, que trasladan a los turistas por los lugares de interés y luego entran sin pausa en el agua y siguen su recorrido por el río Charles, que ofrece vistas inolvidables. A esto se agregan las divertidas historias y leyendas que suelen contar los guías a los visitantes. 

Uno de los sitios elegidos por los más chicos es el Acuario New England. Tiene unas imponentes instalaciones, con varias piscinas, y pueden apreciarse gran variedad de pingüinos, lobos marinos, tiburones, estrellas de mar y distintas especies de coloridos peces. Hay además shows acuáticos, visitas guiadas y exhibición de documentales, algunos de ellos en 3D. 

Buque insignia

En el muelle n° 1 de los astilleros de Charlestown Navy Yard se encuentra el USS Constitution, el buque insignia de la Armada estadounidense. Es el barco de guerra activo más antiguo de Estados Unidos y uno de los mayores atractivos de la ciudad. Fue botado en 1797 y se ganó el apodo de Old Ironsides, luego de que en la guerra de 1812 soportara los cañonazos del Guerriere, el buque de la corona británica. Antes fue usado para patrullar las aguas del Mediterráneo y proteger a los buques estadounidenses. Se salvó del desguace gracias a un poema de 1830 de Oliver Wendell Holmes, llamado Old Ironsides, en el que el autor pidió ayuda a la comunidad para juntar dinero y repararlo. En 1907 el USS Constitution fue convertido en museo. Cada 4 de julio, Día de la Independencia de Estados Unidos, zarpa para recorrer el puerto y desde 1800 está en Charlestown Navy Yard, donde se puede visitarlo.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...