Espectáculos y Cultura > Música

Cálido y sencillo: el concierto de Ismael Serrano en el Sodre

El cantautor presentó en Montevideo para conmemorar sus 20 años de carrera

Tiempo de lectura: -'

14 de junio de 2018 a las 04:00

Con la complicidad de un familiar que llega de lejos y con una poesía que sigue cautivando a sus seguidores, Ismael Serrano estuvo este miércoles 13 en el Auditorio Nacional del Sodre para presentar 20 años. Hoy es Siempre, la gira que lo lleva por América Latina y que conmemora sus dos décadas de música.

Minutos pasadas las 21 horas, y con las localidades agotadas, el cantante madrileño subió al escenario e inició un show que para sorpresa de muchos alcanzó las tres horas: la última canción sonó poco después de la medianoche. En la presentación, que contó con un repertorio de 25 canciones, recorrió varias etapas de su trayectoria, la cual tuvo como punto inicial el disco Atrapados en azul, lanzado en 1997.

Con temas populares de varios de sus 12 trabajos discográficos (once de estudio y uno en vivo), el artista presentó un espectáculo cálido y sencillo, no solo por cómo interpreta las letras, sino por el mensaje que busca transmitir a través de las mismas. Durante el concierto, el músico está acompañado por una rosa, con la cual mantiene diálogos acerca del amor, la tristeza, la soledad, la vida, los afectos, los recuerdos, el respeto, el olvido y la importancia del aprender y crecer para los individuos. La rosa, representada por el audio de una voz femenina, compartía con Serrano recuerdos y comentarios de los 20 años de carrera.

Ismael Serrano en concierto
La gira de Ismael Serrano continuará en Santiago de Chile
La gira de Ismael Serrano continuará en Santiago de Chile

"Celebro lo vivido, lo aprendido, lo encontrado, y quiero y tengo que agradecer a todos aquellos que lo han hecho posible. Y por eso a celebrar cantando", expresó Serrano, quien agradeció al público presente por acompañarlo en la cita, la que fue la primera de dos noches de recital (el 2° concierto es hoy jueves, evento para el que aún quedan entradas a la venta).

Entre las interpretaciones elegidas no faltaron clásicos como Sucede que a veces, Pequeña criatura y Cien días, pero la noche tuvo un quiebre cuando cantó la letra de Ojalá, popular tema que Silvio Rodríguez compuso para el disco Días y flores (1975).

Serrano comentó que cuando pensaba en que nombre darle a la gira, eligió una parte del poema Hoy es siempre todavía, del escritor sevillano Antonio Machado. "Me siguen moviendo las mismas emociones que cuando empecé, tengo las mismas ganas de subirme al escenario", dijo el artista, que se mostró de muy buen humor.

Serrano canta en Montevideo
La rosa acompañó a Serrano durante toda la noche del concierto
La rosa acompañó a Serrano durante toda la noche del concierto

La puesta de escena en escenografía, incluido luces y sonido, fue impecable y estuvo en línea con la propuesta, que contó con más momentos emotivos, entre ellos cuando interpretó el tema Todo Cambia, de Mercedes Sosa (1989).

El público, de pie y cantando en todos los sectores del Auditorio Nacional, demostró que es una canción que aún despierta admiración, y que el estilo que le dio el español ayudó a completar los recuerdos de la artista argentina en la década de 1980.

"La música me ayudaba a enfrentar mis miedos e incertidumbre", comentó el cantante, al hablar de sus inicios, y agregó: "Componemos canciones para enfrentar la fugacidad del tiempo y el paso de los días",esto en relación a la velocidad con la que pasa el tiempo y a como observa los 20 años que ya quedaron atrás. Inevitablemente, el tema Papá cuéntame otra vez, estuvo presente, y allí Serrano explicó lo que significaba para él esa canción, y como recordaba las historias que su padre le contaba acerca de la época del dictador militar Francisco Franco, en la España de 1968. La canción marcó también al concierto, siendo este uno de los instantes más importantes de la cita.

Después de dos salidas del escenario, el cantante hizo caso al pedido de los espectadores y volvió para agradecer la calidez y el respeto de su audiencia. Luego de tres horas, el público se fue cantando las canciones que recién terminaban de escuchar.

Comentarios