Estilo de vida > LUGARES

Camboya : país de los mil templos

El fascinante territorio de llanuras, montañas y costa, de una enorme variedad de reliquias religiosas, con huellas del colonialismo francés y un pasado oscuro presente en monumentos

Tiempo de lectura: -'

18 de enero de 2020 a las 05:02

Camboya tiene el característico paisaje de llanuras bajas, montañas y costa, como toda la región del Sudeste Asiático. Rodeada de gigantes como Tailandia y Vietnam, ha logrado hacerse un lugar en la agenda turística mundial, sobre todo por su belleza natural, su historia y sus tradiciones. 

Su capital es Nom Pen, que si bien es un centro urbano desarrollado, mantiene su original encanto colonial. Su nombre proviene de una leyenda que cuenta que una mujer encontró en el río el tronco de un árbol que contenía cuatro estatuas de Buda. Ella se llamaba Penh e hizo levantar una colina (phnom en lengua khmer) de unos 30 metros cerca de su casa para crear un pequeño templo y colocar allí las estatuas. 

En las calles de la capital puede verse una mezcla de vestigios del Imperio jemer junto a recuerdos del colonialismo francés. De allí viene la denominación “la perla de Asia” que ostentó durante tanto tiempo. Entre los lugares a visitar en la capital, la lista debe incluir los mercados (donde se destacan el Central, con su estilo art decó, y el ruso). O el Museo Nacional, el más grande de la historia cultural del país, además de referente en temas históricos y arqueológicos. Alberga una de las mayores colecciones del mundo de arte jemer, que incluye desde esculturas a cerámicas, bronces y objetos etnográficos. La colección cuenta con más de 14.000 piezas. Cerca del museo se encuentra el Palacio Real, que es un conglomerado de varios edificios, incluida la actual residencia del rey. Allí hay lugares de un enorme valor histórico, como la Sala del Trono, los jardines o la Pagoda de Plata. En esa zona, además, se han ubicado una gran cantidad de cafés, bares y restaurantes que ofrecen una agradable pausa a los visitantes. 

Si el objetivo es conocer y entender parte de la pesada historia del país, a 15 kilómetros de la capital se ubican los campos de exterminio, con sus fosas, que ofrecen un centro de traducción para llegar a conocer a fondo la historia del régimen de los Khmer Rouges. O la Prisión S21 (Museo Tuoi Sienga), que era una escuela hasta que el régimen la convirtió en una prisión de máxima seguridad y centro de tortura. En la actualidad se ha transformado en un documento de aquellos tiempos oscuros. Se pueden ver las celdas, los elementos de tortura y hasta fotos de las víctimas del gran genocidio que vivió el país. 

Pero Camboya tiene otros atractivos históricos. Por ejemplo, los legendarios templos de Angkor, un enorme complejo de templos de piedra construido durante el Imperio Jemer, que estuvo oculto durante varios siglos, tapados por la enorme vegetación. Para llegar a ellos debe pasarse por Siem Reap, una ciudad pequeña pero en ebullición, desde donde se parte para visitar el complejo arqueológico. Siem Reap está creciendo constantemente, con nuevos hostales y hoteles, restaurantes de todo tipo y puestos de comida callejera que conviven con un circuito gourmet, spas de lujo y una intensa vida cultural. Allí se encuentra, entre otros, el Phare, el principal circo contemporáneo del país. 

Los templos de Angkor son Patrimonio de la Humanidad. Es un complejo de unos 400 kilómetros cuadrados que incluye templos hinduistas y budistas de famosas leyendas. Los templos más imponentes son el de Bayon –conocido por la estatuas de caras sonrientes–, el mismo templo de Angkor o el de Ta Prohm, que se distingue por estar abrazado por raíces de una higuera, es el templo más popular. Sobre todo porque allí se hizo el rodaje del filme Tomb Raider, disimulado entre las sombras. Se caracteriza por sus torres derruidas y sus muros rodeados de raíces. Son las ruinas más impactantes del lugar y mantiene casi intacta su estructura original.

Otros atractivos 

Battambang es la segunda ciudad más importante del país, pese a su aspecto de aldea. Se puede recorrer fácilmente en un día e impacta por los edificios coloniales que sobrevivieron desde los tiempos del dominio francés. Tiene, entre otros atractivos, un reluciente barrio peatonal y una gran cantidad de templos. Hay templos que se destacan especialmente, como Wat Kandal Wat Tahm Rei Saw. También se debe visitar el Museo Provincial de Battambang, ubicado a orillas del río, o hacer un recorrido en el tren de bambú. El paisaje de enormes arrozales es realmente fascinante. También se puede visitar la cima de la colina Banan (Phnom Banan) para conocer su templo del siglo XI y además disfrutar desde allí las vistas panorámicas. En la montaña se encuentra el templo Wat Sampov, que impacta por la gran cantidad de murciélagos, que en la tarde suelen salir por miles, y donde también está presente la barbarie cometida por los jemeres rojos.

Tuoi Sienga. Un museo de la siniestra Prisión S21, que durante el régimen de los jemeres rojos fue un centro de reclusión y de tortura, es un recordatorio del genocidio camboyano.

Camboya también tiene otra gran cantidad de atractivos. Quienes gusten del sol y las actividades al aire libre, deben pasar por Sihanoukville, una provincia del suroeste del país, conocida por sus playas y las islas tropicales. A esto se agregan los manglares del Parque Nacional de Ream. Sihanoukville está ubicada en torno a un puerto de aguas profundas sobre una península que se extiende hacia el golfo de Tailandia. Tiene playas con palmeras, una gran oferta gastronómica, con restaurantes, marisquerías y bares que permanecen abiertos hasta altas horas. Allí mismo, en la cima de una colina y con vistas a la capital, se erige el templo budista de Wat Leu. Hay varias playas en esta zona, entre las que se destacan Otres, Sokha, Serendipity e Independence. Una de las más alejadas y que se debe conocer es Prek Treng beach.

Wat Sampov Pram. Un templo que parece suspendido en el cielo desde lo alto de una montaña. Es un símbolo espiritual del país que tiene un aire de misterio por la niebla de un lugar recubierto de líquenes.

En la misma línea de sol y descanso, hay que cruzar en barco –unas dos horas de viaje– hasta la isla de Koh Rong, famosa por su gran cantidad de cuevas de arena y arrecifes de coral. En el interior de la isla hay una selva tupida donde abundan las palmeras de cocos y cascadas. Hacia el sur se encuentra Jewelorchids, un pequeño zoológico que alberga mariposas, serpientes y aves, además de la bulliciosa Police Beach. Otro punto de interés es el Parque High Point Rope, que tiene puentes de suspensión, caminos de cuerdas y tirolesas. Koh Rong ofrece alojamientos muy económicos –por eso es el sitio preferido de los mochileros– además de bares con comida occidental. Es un lugar ideal para descansar y practicar snorkeling.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...