Cargando...
Se propuso que 840 trabajadores de Casa de Galicia fueran redistribuidos a otras instituciones de salud y 460 quedaran en un seguro de paro especial

Nacional > Cierre de Casa de Galicia

Casa de Galicia: los cruces sindicales que genera la distribución de los funcionarios

Este miércoles habrá una reunión para definir el futuro de los trabajadores pero existen diferencias entre la Federación Uruguaya de la Salud y la Asociación de Funcionarios

Tiempo de lectura: -'

15 de marzo de 2022 a las 11:38

El Consejo de Salarios del área de la salud se reunirá este miércoles para dirimir el futuro de los trabajadores no médicos de Casa de Galicia, que desde el 1° de abril serán redistribuidos en las cinco mutualistas que absorberán a los socios del centro de salud en cierre.

Sin embargo, en la Asociación de Funcionarios de Casa de Galicia (Afuncag) reclaman que la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) quiere ir a la negociación con un solo trabajador de la mutualista, en condición de suplente, y tres directivos de la Federación, informaron fuentes de Afuncag a El Observador.

En una publicación en Facebook, el sindicato de funcionarios sostiene que esta decisión limita la participación y pone en desventaja a la agrupación. "Es Afuncag quien tiene conocimiento de la real situación de cada uno de nuestros compañeros, y entre esos conocimientos los deseos de cada uno", criticó el gremio.

El secretario general de la FUS, Jorge Bermúdez, explicó a El Observador que la participación de la FUS sigue la normativa de la ley N.º 20.022, que marcó una salida a la situación de Casa de Galicia, aprobada por todos los partidos en el Parlamento el 8 de febrero.

En el artículo 4 de la ley se afirma que el Grupo 15 del Consejo de Salarios, de Servicios de Salud y anexos Salud General será el ámbito en el que "se establecerán los términos de la nueva relación laboral". Según el documento redactado por el Ministerio de Trabajo con los delegados de todos los grupos del consejo, el delegado de los trabajadores de la salud es Bermúdez, y por lo tanto la FUS es la representante de los trabajadores en ese circuito de negociación.

Conflictos desde el comienzo

Los problemas entre FUS y una parte de Afuncag comenzaron en la votación del plan de distribución de los funcionarios tras el cierre de la mutualista, decretado por el Poder Judicial el 23 de diciembre.

El 27 de diciembre la directiva del sindicato llegó a la asamblea reunida ese día con un plan, conocido como Plan B, luego de reunirse con el MSP. Se propuso que 840 trabajadores fueran redistribuidos a otras instituciones de salud y 460 quedaran en un seguro de paro especial. En primera instancia, el plan fue votado en la asamblea, pero más de 300 funcionarios juntaron firmas para que se reviera la decisión debido a irregularidades que ocurrieron durante la votación.

El 10 de enero se anuló la votación del 27 de diciembre por amplia mayoría, lo que llevó a la mesa representativa a renunciar. La nueva directiva pidió más tiempo para buscar un nuevo plan, y también quiso sacar a la FUS de las negociaciones con las autoridades del Poder Ejecutivo a fines de enero, sin éxito.

Antes del cambio de directiva de Afuncag, el Poder Ejecutivo ya había avalado el Plan B y había firmado que FUS y Afuncag serían parte de las negociaciones por la distribución. El 21 de enero, la Federación se reunió con la mesa representativa interina de Afuncag y ratificaron el acuerdo con el gobierno, aunque la directiva interina de ese entonces aseguró que era necesario discutirlo en asamblea. Pocos días después pidieron más tiempo para encontrar otra alternativa a la acordada. 

Movilización frente al PIT-CNT

Este martes, Afuncag iba a manifestarse frente a la FUS por la falta de representación de su gremio en las negociaciones, pero finalmente decidieron marchar hacia el PIT-CNT para que la central sindical escuche sus reclamos, y porque no querían un enfrentamiento "de trabajadores contra trabajadores" con la Federación.

La organización protestó porque en la marcha fueron escoltados por policías, según Afuncag por pedido de seguridad de la FUS, lo que para el gremio de trabajadores significa que los tratan como "terroristas o patoteros", cuando ellos nunca generaron "un solo incidente", criticaron en otra publicación de Facebook.

La distribución 

El 1.º de abril los socios de Casa de Galicia serán distribuidos en cinco mutualistas: Hospital Evangélico, Círculo Católico, Centro Uruguayo de Asistencia Médica (Cudam), la Sociedad Médica Universal y Cooperativa Regional de Asistencia Médica Integral (Crami).

Los afiliados cuyos documentos de identidad terminen en 0 o en 9 serán enviados a la Sociedad Médica Universal, en tanto aquellos que tengan el 1 o el 5 como último dígito de la cédula irán al Hospital Evangélico. Por otra parte, los que tengan terminación 3 y 7 serán asignados a Cudam y los que sean 2, 4, 6 y 8 pasarán al Círculo Católico, según establece la resolución.

De la distribución de los socios llegará la distribución proporcional de trabajadores a las distintas mutualistas, que no podrá ser superior al 15% del padrón por centro de salud. El subsecretario de Salud, José Luis Satdjian, dijo a El Observador que el porcentaje de cuántos funcionarios irán a cada mutualista por cada socio se dirimirá en la reunión del Consejo de Salarios.

Médicos buscan nuevos criterios

Los médicos de Casa de Galicia comenzaron las negociaciones con el Poder Ejecutivo la semana pasada y buscan que se sostenga el 100% de los puestos de trabajo, en un planteo al que el gobierno fue "receptivo", expresó la representante de los médicos, Ximena Carrera, en el programa Desayunos informales (canal 12) el lunes.

Este martes, los trabajadores de esta área se encuentran en reunión con el Consejo de Salarios para continuar con las negociaciones sobre su futuro, informó Satdjian. Esperan que la división se haga según "algunos criterios" que tomen en cuenta la "capacidad instalada" y la "calidad de asistencia" de los médicos de Casa de Galicia, cualidades que consideran que deben mantenerse dentro del Sistema Nacional Integrado de Salud (SNIS), explicó Carrera.

Además, los médicos no quieren que los traspasos generen atrasos en algunas listas de espera: "Veamos cuántos médicos hay que llevar para que no se alarguen las listas de espera de forma tal de no generar un impacto negativo en el resto de la institución. El criterio es algo que tenemos que negociar", declaró la vocera del grupo.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...