Omedia > Para cementos artigas

Cementos Artigas: sostenibilidad y sinergias para cuidar el medioambiente

Con una gestión orientada a la calidad total, la empresa encuentra beneficiosas alianzas y lanza productos innovadores

Leandro Pedetti, Gerente de Planta; Dario Miguez, Gerente División Hormigón; Federico Gutiérrez, Director General de Operaciones; Maria Elena Stirling, Gerenta de Administración; Gonzalo Otheguy, Gerente Comercial.

Tiempo de lectura: -'

05 de octubre de 2020 a las 05:00

En solo diez meses, entre setiembre de 1929 y julio de 1930, se construyó el Estadio Centenario, y Cementos Artigas jugó un rol interesante en esa historia. Para poder llegar a inaugurarlo el 18 de julio -de modo de conmemorar así el centenario de la Jura de la Constitución- se debió desarrollar un cemento especial. Cementos Artigas creó entonces un producto de una resistencia inicial muy alta que permitió avanzar rápido en la obra.

Con una gestión orientada a la calidad en todas sus dimensiones, la empresa se destaca en el rubro de la construcción desde hace más de 100 años.

"Cementos Artigas tiene una calidad superior en el mercado, tenemos la mínima variabilidad en los atributos de calidad de nuestros productos", explicó su director, el ingeniero químico Federico Gutiérrez. La empresa, instalada desde el 1919 en el país y de referencia a nivel nacional y regional, centra su gestión en la sustentabilidad ambiental, social y económica de sus operaciones.

Para instalar una cementera uno de los puntos más importantes es la planificación a futuro: la inversión es alta y las operaciones deben permanecer funcionando por varias décadas. Una de las bases para lograr esto es la sostenibilidad. En ello se enfoca la empresa desde sus inicios, pero en los últimos 20 años ha tenido mayor peso en cada una de sus funciones. "En el diseño de cualquier operación cementera está siempre el respeto al medioambiente, a una ecuación económica favorable y a las comunidades directamente afectadas por las operaciones", explicó Gutiérrez.

A partir de las nuevas herramientas y enfoques sobre sostenibilidad a nivel internacional, Cementos Artigas visualiza una oportunidad de sinergia con otros sectores para contribuir al cuidado del medioambiente. Un ejemplo son los combustibles alternativos, que surgen a través de la colaboración con industrias que tienen residuos que generan dificultades y logran ser valorizados. La empresa invirtió para utilizar neumáticos como combustible y fuente de hierro para procesos de elaboración, en colaboración con la Dirección Nacional de Medioambiente (Dinama), con la Cámara de Importadores de Neumáticos.  "La malla de los neumáticos se incorpora en nuestro cemento y a su vez el caucho se valoriza energeticamente sustituyendo combustibles fósiles", explicó Gutiérrez. Este proceso, agregó, "da un beneficio país, ya que se saca un residuo que genera muchísimos problemas por sus acumulaciones voluminosas, el desarrollo del dengue y otros problemas sanitarios". Los importadores de neumáticos también se ven beneficiados y se les genera una solución. Se trata de un ejemplo en el que se articulan varios sectores para obtener beneficios pensando en la sostenibilidad. 

Este enfoque hacia el cuidado del medioambiente le suma competitividad a la empresa, a la vez que "tiene un impacto muy bueno en la sociedad y en la economía", explicó el director de Cementos Artigas.

A lo largo de sus más de 100 años, la empresa ha obtenido tres certificaciones que lo destacan en su rubro y en su gestión. 
  • Certificación ISO 9001: Sistema de Gestión de Calidad (SGC)
  • Certificación ISO 50001: Sistema de Gestión de Energía
  • Certificación ISO 14001: Sistemas de Gestión Ambiental (SGA)

 

Prioridades y estándares

Las actividades que se desarrollan en la empresa, -desde la extracción de las materias primas y fabricación de producto, hasta la venta y distribución en el mercado-,  muchas veces son de riesgo. Para identificar y evitar esas situaciones, las operaciones se llevan adelante bajo un estricto Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud Ocupacional.

Con el fin de promover el uso eficiente y responsable de los recursos, en Cementos Artigas se han implementado políticas, procedimientos y auditorías periódicas, con un control y supervisión mediante un Sistema de Gestión Ambiental, y de Gestión de Energía.

Con el Sistema de Gestión Ambiental y el seguimiento de los compromisos de la empresa, se logró una sustitución de combustibles fósiles por alternativos del 29,3% en 2018 y de 33,4% en 2019 y un acumulado de 46% en 2020.

El Ministerio de Industria, Energía y Minería le otorgó el certificado de eficiencia energética por tres años consecutivos por la reducción de uso de energía certificado por proyectos de eficiencia.

"Siempre buscamos más oportunidades de reducción de cantidad de energía consumida, máquinas que sean cada vez más eficientes e incorporar tecnología de manera tal de tener menos consumo en los procesos", explicó Gutiérrez.

La seguridad y la higiene de las personas también son una prioridad en Cementos Artigas. El Sistema de Gestión de Prevención de Riesgos Laborales implica la determinación de los riesgos de cada sitio de trabajo, la elaboración de protocolos de seguridad para cada tarea y la capacitación y conscientización de riesgos. En los últimos cinco años se mejoraron los índices de frecuencia y gravedad en niveles de clase mundial. La frecuencia de accidentes en Uruguay es muy baja en la empresa comparada a la de las grandes compañías operando a nivel internacional. Durante el período de 2018-2019 no se produjeron accidentes mortales.

La empresa a nivel internacional tiene estándares muy estrictos. Existe un código de ética, por el que cualquier persona -no solo empleados-, tiene acceso a una línea con todas las garantías de privacidad. De esa forma, cualquiera puede denunciar o comentar hechos que preocupen. "Tenemos un comité de ética que analiza cada caso en forma exhaustiva y brindamos una capacitación específica acerca del comportamiento ético en la función de cada uno", explicó Gutiérrez.

A la vanguardia

El rubro construcción tuvo un manejo particular desde la declaración de la emergencia sanitaria derivada por el coronavirus. El director de la empresa explicó la afectación fue "casi nula" debido a la incorporación de los protocolos de prevención de contagio. "Se pudo continuar con la construcción de una manera bastante normal. La afectación al sector, y en particular al despacho de cemento, ha sido exigua; probablemente haya una pequeña caída en relación al año previo, pero no tan significativa como en otros sectores", agregó.

Desde hace unos tres años, en la empresa vienen incorporando productos para ofrecer una paleta más amplia y posicionarse mejor en otros mercados. Su director subrayó que Cementos Artigas cuenta con un gran apoyo técnico, por lo que sus productos están siempre a la vanguardia. "Lanzamos una línea de pastinas y en esta primavera vamos a lanzar una de morteros premezclados y fraccionados para asistir a las necesidades de obras y microconstrucción", adelantó Gutiérrez. El cemento fraccionado incorporó hace un par de años el concepto de cemento portland compuesto que garantiza tener las mínimas emisiones de dióxido de carbono por kilogramo.

El producto estrella -en relación al volumen vendido- es el cemento fraccionado en bolsa de 25 kilos, que tiene una resistencia superior a 40 megaspascales. Se trata del más usado en Uruguay por el perfil del mercado de la construcción. "En la medida que los mercados se hacen más desarrollados se tiende a despachar más el cemento a granel porque surge un sector se actividad que entrega el hormigón premezclado en las grandes obras. En los no tan desarrollados -como el nuestro-, tradicionalmente hemos tenido un 35% de cemento a granel y un 65% de cemento en bolsa; pero ahora esa proporción está variando a merced de las grandes obras como UPM y otras en las que la fracción a granel crece. Probablemente en estos años lleguemos a un 50 y 50, o sea, ahí tendríamos dos productos balanceados", manifestó.

Participación en obras importantes

Además del Estadio Centenario, Cementos Artigas ha participado desde la provisión de materiales para la mayoría de las obras más icónicas del país, como el Palacio Salvo y el Hotel Carrasco. En la década de 1920 era necesario contar con materiales de determinada calidad, que en su momento eran todos importados, por lo que Cemento Artigas los desarrolló en el país, contribuyendo al fuerte desarrollo de infraestructura que caracterizó al Uruguay en el inicio del siglo pasado.

"El Palacio Salvo fue el edificio más alto de Sudamérica en esa época, la construcción empezaba a ser cada vez más vertical en el mundo, y Uruguay fue pionero, y en parte fue por lograr materiales de la calidad adecuada", explicó el director de la empresa.

REPORTAR ERROR

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...