Cargando...

Mundo > Beijing y Moscú

China dice que Estados Unidos es el "principal instigador" de la guerra en Ucrania

El embajador de China en Moscú criticó a Washington por respaldar la expansión de la OTAN e imponer sanciones a Rusia

Tiempo de lectura: -'

12 de agosto de 2022 a las 05:04

China mantenía una retórica de cierta distancia con Rusia. Sin embargo, todo cambió tras la visita de Nancy Pelosi a Taiwán. Desde principio de agosto, la diplomacia del gigante asiático tomó una postura de más cercanía en su relación con Rusia y de confrontación con Estados Unidos.

Moscú buscó desde el principio de la guerra con Ucrania que China tomara partido por Rusia, sobre todo por las consecuencias que tienen en el orden práctico y diplomático las sanciones de la OTAN.

La política exterior china se caracteriza por un lenguaje que elude definiciones ríspidas. Sin embargo, en estos días, junto a las maniobras militares en el Mar de China, comenzaron algunas jugadas que agregan tensión en su vínculo con Estados Unidos y muestran que la alianza entre China y Rusia tiene consistencia.

En una entrevista con la agencia de noticias estatal rusa TASS, el embajador de China en Moscú, Zhang Hanhui, acusó a Washington de arrinconar a Rusia con la ampliación de las sanciones de la OTAN y el alineamiento de la Unión Europea con Kiev al tiempo que tensa los vínculos con Moscú.

El embajador chino dijo: “Como iniciador y principal instigador de la crisis ucraniana, Washington, al tiempo que impone sanciones sin precedentes a Rusia, sigue suministrando armas y equipos militares a Ucrania”.

Zhang agregó: “Su objetivo final es agotar y aplastar a Rusia con una guerra prolongada y el garrote de las sanciones”.

‘Principal instigador’ de la crisis de Ucrania

El presidente ruso, Vladimir Putin, viajó a Beijing en febrero de este año para reunirse con Xi Jinping poco antes de comenzar las maniobras militares en terreno ucraniano. Putin se aseguró, en ese encuentro, que ambos Estados consideraron una asociación “sin límites” que permitiera mutua asistencia frente a las previsibles sanciones contra Moscú.

Pasados más de cinco meses del conflicto bélico, Beijing evitaba declaraciones drásticas contra la OTAN y el propio Estados Unidos. Sin embargo, la crisis de suministro de semiconductores que culminó con la sanción de la ley de chips y ciencia tiene al menos un punto que es tomado por China por una tensión mayor.

En efecto, los miles de millones de dólares para las empresas que inviertan en territorio estadounidense en tecnologías de microchips deberán abstenerse por una década de realizar inversiones en China en esa materia. Esto incluye a muchas compañías del propio Estados Unidos que tienen joint ventures con empresas chinas.

En el contexto de la tensión bélica, la crisis energética y alimentaria, el conflicto por los semiconductores agrega un punto más a la elevada presión en las relaciones internacionales.

En la entrevista, el embajador chino en Moscú dijo que las relaciones chino-rusas habían entrado en “el mejor periodo de la historia, caracterizado por el mayor nivel de confianza mutua, el mayor grado de interacción y la mayor importancia estratégica”.

El único acuerdo logrado entre Ucrania y Rusia hasta el momento fue la salida de los buques graneleros de puertos ucranianos que contó con la mediación de Turquía y de las Naciones Unidas.

Libro blanco

La agencia china Xinhua informa que “la Oficina de Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado y la Oficina de Información del Consejo de Estado de la República Popular China” publicaron el miércoles un libro blanco titulado "La Cuestión de Taiwán y la Reunificación de China en la Nueva Era".

El libro reafirma que Taiwán es parte de China y habla de la determinación del Partido Comunista de China (PCCh) con la reunificación nacional y “enfatizar la postura y las políticas del PCCh y el Gobierno chino en la nueva era”.

“La Resolución 2758 de la Asamblea General de la ONU es un documento político que resume el principio de una sola China cuya autoridad legal no deja lugar a dudas y ha sido reconocida en todo el mundo”, dice el texto.

Hay que recordar que Taiwán no tiene estatus de nación autónoma frente a las Naciones Unidas que, desde 1971, reconocen “una sola China”, la que tiene a Beijing como capital. Por caso, el único país de América que no tiene relaciones diplomáticas con Beijing es Paraguay que, bajo la era del dictador Adolfo Stroessner, intercambió embajadores con Taipei, capital de Taiwán.

El libro blanco recuerda que “Taiwán ha pertenecido a China desde la antigüedad. Esta declaración tiene una base sólida en la historia y la jurisprudencia”.

“El principio de una China representa el consenso universal de la comunidad internacional y es consistente con las normas básicas de las relaciones internacionales”, dice el documento.

"Somos una China, y Taiwán es parte de China. Es un hecho indisputable apoyado por la historia y la ley. Taiwán nunca ha sido un Estado. Su estatus como parte de China es inalterable", subraya el texto.

Las relaciones entre el continente y la isla

El PCCh “está comprometido con la misión histórica de resolver la cuestión de Taiwán y lograr la reunificación completa de China. Bajo su liderazgo decidido, las personas de ambos lados del estrecho de Taiwán han trabajado juntas para reducir la tensión a través del Estrecho. Se han embarcado en un camino de desarrollo pacífico y lograron muchos avances en la mejora de las relaciones entre ambos lados del Estrecho”, indica el libro blanco.

También afirma que “se han logrado grandes progresos en las relaciones a través del Estrecho durante las últimas siete décadas, especialmente desde que terminó el distanciamiento entre las dos partes. El aumento de los intercambios, la cooperación más amplia y las interacciones más cercanas han traído beneficios tangibles a las personas a través del Estrecho, especialmente en Taiwán. Esto demuestra plenamente que la amistad y la cooperación a través del Estrecho son mutuamente beneficiosas”.

“Nunca antes hemos estado tan cerca, confiados y capaces de lograr el objetivo de revitalización nacional. Lo mismo es cierto cuando se trata de nuestro objetivo de reunificación nacional completa", destaca el texto publicado por la agencia Xinhua.

El desarrollo y el progreso de China, en particular,” los grandes logros durante más de cuatro décadas de reforma, apertura y modernización, han tenido un profundo impacto en el proceso histórico de resolver la cuestión de Taiwán y materializar la reunificación nacional completa”, dice el libro pese a que en los últimos días las maniobras militares alrededor de la isla por parte de Beijing generaron un clima de gran tensión y tuvieron como contraparte maniobras con fuego real también por parte de Taipei. 

“Las acciones de las autoridades del Partido Progresista Democrático (que gobierna Taiwán) han resultado en tensión en las relaciones a través del Estrecho, poniendo en peligro la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán, socavando las perspectivas y restringiendo el espacio para la reunificación pacífica. Estos son obstáculos que deben eliminarse para avanzar en el proceso de reunificación pacífica”, indica el texto.

En referencia directa a la visita de Pelossi dice: “Las fuerzas externas han alentado e instigado acciones de provocación por parte de las fuerzas separatistas; estas han intensificado la tensión y la confrontación a través del Estrecho y socavado la paz y la estabilidad en la región Asia-Pacífico. Esto va en contra de las tendencias globales subyacentes de paz, desarrollo y cooperación de beneficio mutuo, y en contra de los deseos de la comunidad internacional y las aspiraciones de todos los pueblos”.

Como advertencia al gobierno de Taipei, el libro blanco dice: “Confiar en fuerzas externas no aportará nada a los separatistas de Taiwán, y usar la isla para contener a China es algo condenado al fracaso. La rueda de la historia avanza hacia la reunificación nacional, y ningún individuo o fuerza la detendrá”.

“La reunificación pacífica y "un país con dos sistemas" son nuestros principios básicos para resolver la cuestión de Taiwán y el mejor enfoque para lograr la reunificación nacional” dice. Esto es, no una anexión brusca sino mantener el statu quo, al que el gobierno del Partido Progresista Democrático no adhiere.

"Estamos listos para crear un vasto espacio para la reunificación pacífica, pero no dejaremos lugar para actividades separatistas de ninguna forma", recalca el texto.

 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...