Estilo de vida > MAMÁS REALES

Christian Plebst: “El aprendizaje de hoy debe ser un aprendizaje de la vida, no para ganarse la vida”

Tras tres décadas de trabajo con niños y jóvenes este psiquiatra argentino afirma que los niños aprenden más por lo que los adultos somos que por sus palabras

Tiempo de lectura: -'

03 de abril de 2020 a las 16:13

Por Carolina Anastasiadis

Las máximas que sostiene en su discurso movilizan. Tras tres décadas de trabajo con niños y jóvenes, además de una biblioteca que es la gloria de cualquier educador, este psiquiatra argentino afirma que los niños aprenden más por lo que los adultos somos que por sus palabras; que la educación es de “ser” a “ser”, y que educar es –entre otras cosas– descubrir la potencialidad de cada uno y brindarla al mundo para su evolución. Asegura enfáticamente que somos seres biológicamente diseñados para dar y recibir amor y que de modelar eso se trata la educación.

¿Por qué importa ser conscientes de nosotros mismos para ser buen padre o educador?

Nos estamos haciendo conscientes de que así como hay una mirada para afuera que tiene que ver con la razón, existe un mundo interno que se maneja con otro lenguaje, desde el sentir. Eso nos hace dar cuenta de que al igual que educamos esa mirada hacia afuera, hay que educar hacia adentro, volvernos conscientes de que tenemos todo un mundo interno. Cuando ese mundo está despierto y comprendemos cómo funciona, tiene la potencialidad de generar estados de bienestar mucho más cercanos a la libertad de poder ser lo que somos, en vez de estar atados a tener algo o hacer algo para definirnos.

Como los niños aprenden por imitación, entonces la educación es de ser a ser. Por eso hay que saber que tenemos ese mundo interno, volvernos conscientes de ello; los niños no aprenden por lo que decimos sino desde donde lo decimos.

¿Qué es educar para ti?

Una de las definiciones de educación es “educir”, o sea, descubrir nuestra potencialidad y sacarla hacia afuera. Esa potencialidad es colaboradora, cooperativa, bondadosa, amorosa y se enciende desde otra persona que ya ha encontrado eso, que en realidad es un adulto. Estamos diseñados para dar y recibir amor, y si educamos eso nos vamos completando en nuestras capacidades humanas más elevadas.

La consciencia tiene una maduración. La función evolutiva es encender eso, pasarlo a la próxima generación para que cada generación tenga capacidades más sutiles de libertad, amor, bondad, amabilidad. Claro que no podemos esperar a que todos los chicos quieran ser bondadosos y amorosos. Estamos en una etapa en la que quizás tenemos que estar atentos a no querer evangelizar desde este lugar de la consciencia sino justamente poder estar muy atentos y escuchar desde un lugar de libertad. Es desde allí que aparece una sabiduría que nos permite respetar los procesos de los chicos y entender que así como hay días nublados, hay lluvia y días de sol, todo es parte de la evolución.

¿Qué rol creés que tienen las artes y la naturaleza en el aprendizaje?

En esa búsqueda de nuestro ser afuera hemos destruido la naturaleza y mucho de eso tiene que ver con que no estamos sintiendo, nos está faltando sensibilidad. Cuando uno está despierto, está sensible, tiene empatía y compasión, no se le ocurre destruir la naturaleza porque duele.

El arte tiene que ver con despertar esa sensibilidad. Y la naturaleza es de dónde venimos, somos inseparables de ella, somos naturaleza. A veces tomamos la naturaleza como un bien material para utilizar, cuando en realidad, cuando uno despierta se da cuenta que es inseparable de las plantas, por ejemplo. La naturaleza produce el oxígeno que yo necesito para respirar y yo produzco el dióxido de carbono que utilizan las plantas para su fotosíntesis; somos órganos de un superorganismo cooperador más grande. Estamos todos enredados.

Hemos dado en la escuela estas materias, de arte o biología en compartimientos estancos, de manera muerta y no de manera sistémica. Cuando en realidad, las ciencias naturales, el arte, las ciencias sociales son el eje de la educación y se proyecta que son parte del renacer de la nueva educación donde estas cosas se dan de manera viva. El aprendizaje de hoy debe ser un aprendizaje de la vida no para ganarse la vida.

Has hablado en alguna conferencia sobre los suprasentidos. ¿Qué es eso? ¿Se educan?

Lo que somos incluye todo el universo, el cosmos, y su perfección y sus leyes que son imperceptibles para el nivel de los cinco sentidos que tenemos pero a medida que despertamos esa consciencia empezamos a sentirlos. Rudoplh Steiner (fundador de la antroposofía y la educación Waldorf) habla de eso. Cuando logramos integrar desde los sentidos maduramente desarrollados en la crianza, aparecen los suprasentidos que tienen que ver con la intuición, la imaginación y la inspiración. Son sentidos que nos permiten sentir ese “algo más”, sentir nuestra pertenencia, tener una confianza trascendente de que muerte o vida son distintos estados de consciencia.

¿Cómo ayuda el estado de calma a la hora de incorporar conocimientos?

Yo creo que la calma, la claridad, la pausa autogestionada a través de nuestras capacidades internas de mirar hacia adentro, de saber conectar con la respiración, con el sentir, con el cuerpo, es algo que nos “independiza” de cuestiones externas. En un mundo que se define volátil, incierto y ambiguo donde la seguridad basada en el saber ya no tiene sustento porque todo cambia, poder estar presente y saber cómo gestionar e incrementar los estados de claridad y calma es lo que nos permite seguir aprendiendo y estar cómodos con el no saber. Ni siquiera hay que darles a los niños eso, sino ser modelo, aprender a hacer espacio y silencio para que emerjan capacidades amorosas y ese sentido de conexión con la humanidad y el todo.

Podés leer más sobre estos temas en el blog Mamás Reales.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...