Nacional > Operación Don Quijote

Cómo operaba la organización de trata que enviaba uruguayas a España en "condiciones inhumanas"

"Captaban mujeres en situaciones de extrema vulnerabilidad, de extrema pobreza y con muchos hijos, y les ofrecían un lugar en donde ganar dinero", relató la fiscal del caso

La líder de la banda desbaratada es una uruguaya detenida en España, que tiene antecedentes por trata que datan de 2009

Tiempo de lectura: -'

25 de febrero de 2021 a las 05:01

Una mujer que captaba a las víctimas con engaños, un agente de viajes que conseguía los pasajes aéreos y un hombre que se encargaba de tramitar los pasaportes y llevarlas al aeropuerto. Esos eran los roles que tenían las tres personas imputadas este miércoles por la Justicia de Uruguay por participar en una red de trata internacional, que captaba mujeres uruguayas para ser trasladadas a España, en donde eran explotadas sexualmente por un lapso de tres meses, luego del cual retornaban a Uruguay para que no se "arraigaran" en el extranjero.

Las mantenían en cautiverio en una casa –en las inmediaciones de Alcalá de Henares, al noreste de Madrid–, en donde pasaban frío y hambre, eran obligadas a mantener relaciones sexuales con clientes nueve horas al día, y solo podían liberarse si pagaban una cifra de € 2.000.

El grupo, desbaratado en una operación internacional coordinada con las autoridades españolas que llevó por nombre Don Quijote, operaba al menos desde 2017, y llegó a captar a 28 mujeres. Ese número, no obstante, puede aumentar en el correr de la investigación, según señaló la fiscal de Delitos Sexuales, Sylvia Lovesio, que informó del tema en conferencia de prensa junto con el ministro del Interior, Jorge Larrañaga, el fiscal de Corte, Jorge Díaz, y el director de Crimen Organizado e Interpol, Juan Rodríguez. "Puede haber muchas más víctimas", aseguró Lovesio.

La primera fase de la indagatoria se desarrolló en diciembre, cuando la policía uruguaya recibió información de Interpol de España que indicaba que en ese país habían detectado a la organización, liderada y conformada por integrantes uruguayos, salvo uno de ellos. En el país ibérico, de hecho, se detuvo a otras cinco personas que serán procesadas por la Justicia española.

"Captaban mujeres en situaciones de extrema vulnerabilidad, de extrema pobreza y con muchos hijos, y les ofrecían un lugar en donde ganar dinero y enviarlo a su familia", contó la fiscal.

El ministro del Interior, Jorge Larrañaga, convocó a una conferencia de prensa por este caso, en la que participaron el fiscal de Corte, Jorge Díaz, la fiscal de la causa, Sylvia Lovesio, y el director de Interpol, Juan Rodríguez

Según el relato de la investigadora, las mujeres muchas veces eran contactadas en el barrio en el que vivían, y aceptaban las ofertas, aunque les mentían sobre las condiciones en que estarían. "Eran recluidas en una casa, en donde estaban controladas. Ejercían la prostitución desde las 11 de la mañana hasta las 20 horas. Les llevaban a un descampado, y eran controladas todo el tiempo: con cuántas personas se ocupaban, cuánto cobraban y cuánto tiempo estaban", relató Lovesio en la conferencia, que tuvo lugar en la sede del Ministerio del Interior.

"Vivían en condiciones inhumanas (...) pasaban hambre, frío y no podían salir. Y si salían, tenía que ser acompañadas", agregó.

Hoy hay cuatro de estas mujeres que se encuentran en Uruguay, bajo la órbita de la Unidad de Víctimas de la Fiscalía, y amparadas bajo el programa de testigos protegidos, pero Lovesio apunta a extender esa condición al resto de las víctimas.

"Ahora que la organización fue desarticulada, van a animarse a hablar. Pero antes estaban amenazadas, tanto ellas como sus familias. Tenían muchísimo miedo", añadió la fiscal.

La líder del grupo

La mujer que lideraba la organización –que está detenida en España– ya había sido imputada por trata de personas en 2009, en una investigación que entonces se llamó Operación Monroe –en alusión al nombre de la imputada, Marylin.

La banda tenía similares características, aunque en aquella oportunidad la Justicia –de Ciudad de la Costa, Canelones– comprobó que también se habían cometido delitos de narcotráfico y lavado de activos, ilícitos que las autoridades actuales también procurarán confirmar en la Operación Don Quijote.

El fiscal de Corte recordó ese caso durante la conferencia. "Esta persona tiene antecedentes penales y fue condenada por trata. Pertenece a una familia en la que hay más de una persona imputadas por delitos de narcotráfico y trata", aseguró.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...