Omedia > Para TDB digitalización de empresas

Cómo reactivar tu negocio en tiempos de coronavirus

Tiempo de lectura: -'

25 de marzo de 2020 a las 19:13

La llegada del covid-19 alejó a los clientes, vació los lugares de trabajo y dejó un gran signo de interrogación sobre el futuro de los negocios. Es difícil estimar cuándo las cosas volverán a la normalidad, pero también fácil saber qué sucederá si no se hace nada.

Por eso, TuDigitalBiz (TDB) propone poner manos a la obra para adaptar los negocios al mundo digital, para mantenerlos cerca de sus clientes, organizar el trabajo a distancia y explorar nuevas oportunidades. Pero lo primero es derribar algunos mitos. Algunos de los más extendidos es que digitalizarse requiere conocimientos complejos, que es caro y que cuesta ponerlos en práctica. 

Hace tiempo que TDB ayuda a empresas en estos procesos, y basados en esa experiencia elaboraron una guía de tres pasos que sirve para seguir adelante aun en tiempos de coronavirus.

1. Poner en práctica estos cambios no es complicado

Una vez que cada empresa ha elegido las herramientas y aprendió a usarlas, llega el momento de la puesta en práctica. A esta altura del proceso es importante tener claros los objetivos. En ocasiones, el no tener definida la meta puede resultar un obstáculo y ocasionar demoras en la implementación. Aquí, TDB recomienda darse un minuto para reflexionar sobre qué se le va a ofrecer a quiénes. Hay que tener en cuenta que ningún plan es perfecto y que en el camino se debe estar atento a lo que dice el público y estar dispuesto a corregir. En el camino se aprenden cosas, pero se deben aprender rápido.

Este es uno de los aspectos centrales y, para ayudar a las empresas, TDB habilitó dos líneas de consultas para que puedan plantearles las dudas que tengan.

Dejá acá tu teléfono y TDB se contactará.

O llamá ahora haciendo clic aquí.

2. No se necesitan grandes conocimientos para digitalizar una empresa

El camino más sólido para adaptar el negocio es el de la capacitación. Al formar a los recursos humanos se genera un activo para el futuro de la empresa y, además, permite tener el control del negocio. Por más que se puedan contratar expertos, la verdad es que quien está al frente de la empresa es quien mejor conoce el negocio y a sus clientes. Una capacitación que implique armar una plataforma de comunicación (redes sociales, web, etcétera), desarrollar campañas de marketing digital y gestionar clientes puede desarrollarse de forma intensiva en un período de entre 30 y 60 días. Sin embargo, desde el día uno y mediante pocas acciones ya se ven resultados. 

Consultá en este link las alternativas de capacitación para tu empresa.

3. Aggiornar una empresa no es caro

La gran mayoría de las herramientas digitales que necesita una empresa son gratuitas o de muy bajo costo. El secreto está en elegir las apropiadas para cada negocio. Por ejemplo, una aplicación como Zoom se ha popularizado a la hora de mantener reuniones a distancia entre grupos de trabajo o con clientes, y es gratuita en la medida que no se superen los 100 participantes. Lo mismo ocurre con aplicaciones que ayudan a diseñar posteos para redes sociales, o plataformas para gestionar clientes (Hubspot, por ejemplo). Tampoco tiene costo acceder a las plataformas publicitarias de redes sociales o Google; allí solo hay que definir el monto que se desea invertir. Incluso, desarrollar una página web en la actualidad puede ser muy económico y existen servicios que permiten tener una web prácticamente en 24 horas, con un diseño profesional y perfectamente adaptable a diferentes dispositivos (responsive). 

Un caso de éxito en plena cuarentena

Nada como un ejemplo de buenas prácticas que demostrar que estos procesos, cuando se hacen con decisión y objetivos claros, llegan a buen puerto. Y no es necesario citar un ejemplo de Corea ni de Europa, sino uno de Montevideo. 

La semana pasada, cuando comenzaron a notarse con fuerza los efectos del aislamiento social, el rubro gastronómico fue uno de los más afectados, y en especial el de los caterings, ya que las aglomeraciones quedaron prohibidas. Una de esas empresas, Briozzo Catering, determinó que debían moverse rápido y adaptar su negocio. (TDB)  trabajó junto a ellos 48 horas y al tercer día tenían a disposición de sus clientes un servicio de comidas a domicilio para que las personas pudieran planificar su semana y, de paso, evitar la exposición pública. Esta acción fue un buen ejemplo del principio al fin: 1) tenían el conocimiento y la organización para ofrecer un buen servicio. 2) tenían un público con una necesidad real. 

Lo mejor es que la acción no les costó más que ingenio e inversión de tiempo, porque usaron lo que tenían: su cuenta de Instagram (@Briozzo_Catering, con una comunicación práctica), WhatsApp y una base de clientes con emails. El resto fue decisión y agilidad para afrontar tiempos difíciles. 

REPORTAR ERROR

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...