Estilo de vida > Tips viajeros

Consejos para viajar al sur de Asia

Una experiencia para todos los sentidos y para presupuestos ajustados; aquí una guía para organizar una travesía

Tiempo de lectura: -'

09 de noviembre de 2018 a las 05:04

Pablo Trochon
Especial para El Observador

Hacelo. No te lo pierdas por nada en el mundo (excepto por el Sudeste asiático) porque no te vas a arrepentir.

Las costumbres y tradiciones de ese lugar del planeta son muy diferentes a las de estos lares y pueden parecer extrañas o sin sentido. Hay muchas conductas que son consideradas tabú y deben evitarse: hablar mal del rey o de Buda (en Tailandia puede acarrear penas de cárcel) o mostrar el cuerpo en la vía pública (andar en cuero o bikini por la calle o el topless en la playa genera una gran incomodidad).

Es recomendable conversar con locales y viajeros y para dejarse llevar por las sugerencias más personalizadas para ver si el destino cuadra con las expectativas. Hay que caminar mucho por las ciudades, los parques, las selvas, las montañas y dejarse sorprender. Descubrir lo que depara el viaje (no la ruta) y permitirse cambiar los planes augura las mejores experiencias. Por ejemplo, la ruta Gili Trawangan, Bali, Koh Phi Phi, Phuket, Koh Phangan, Koh Tao, Bangkog, Ho Chi Minh, Sihanoukville, Koh Rong, Siem Reap, Vang Vieng y Halong bay depara convivir con los party travelers. 

No hay que llevar mucha ropa. Principalmente porque tiene clima tropical todo el año (la temperatura promedio es de 30°C) y porque es muy barato comprar durante el recorrido. Sí hay que agregarle a la valija algo para cubrirse por el aire acondicionado en los buses que es congelante; además, en los templos budistas no se permite exhibir rodillas o codos.

Una recomendación es viajar entre noviembre y marzo (dependiendo del país) porque es la época seca. Hay que informarse previamente sobre las temporadas de monzones porque puede costar dos semanas sin moverse del hostel.

Esta es una región muy segura para moverse. Solo hay que tener los recaudos normales. De lo que sí hay que tener cuidado es de las estafas: para evitarlas, siempre hay que comparar precios, exigir el uso del taxímetro o arreglar un precio por el viaje previamente. 

Más recomendaciones

Los asiáticos tienen una relación muy especial con la comida y eso hace que se pueda encontrar dónde comer a horas irrisorias. No hay que perderse los puestos callejeros y los mercados nocturnos que son lugares ideales para probar muchas cosas a un muy bajo precio: se come por US$ 2 o US$ 3 y en los restaurantes locales por US$ 5 o US$ 6. 

¿Y qué sucede con el idioma?  Aún rústicamente y con pocos vocablos de inglés la gente siempre está abierta a conversar. Hay unas remeras estampadas con símbolos para gran cantidad de cosas y que sirven para señalar. Y para comprar, es necesario aprender a regatear. Hay que tomarlo con humor de modo que sea como un juego. 

Antes de tomar un vuelo, pueden pedir pasaje, que puede ser de bus o tren, de salida del país y la visa correspondiente. Para uruguayos y por 30 días en Camboya, Laos e Indonesia la visa es on arrival (se tramita en el propio paso fronterizo); en Malasia, Singapur, Filipinas y Hong Kong/Macau no se necesita visa; para Myanmar, Vietnam, Brunéi, Tailandia, India (gratuita), y China se necesita visa anticipada (se puede tramitar en consulados, y en algunos casos online). Cuidado con el pago en migraciones porque hay veces que los propios oficiales buscan engañarte, especialmente en Laos.

Como en la mayoría del viaje no vas a poder pagar con tarjeta, tratá de sacar la mayor cantidad posible de dinero de un cajero, ya que la comisión para extraer puede ser de unos US$ 5.

En general podés vivir con unos US$ 30 diarios en adelante, excepto en Malasia, Hong Kong o Singapur que son un poco más caros. En un hostel, los dormitorios oscilan entre US$ 2 a US$ 10 por persona y una habitación privada doble entre US$ 4 a US$ 20 por noche. La nafta es súper barata por lo que alquilar una moto por US$ 5  diarios puede ser una buena opción. Los pasajes de bus o tren siempre hay que comprarlos en ventanilla y el costo promedio es de US$ 1 o US$ 2 por hora de viaje. Usá compañías de vuelos low cost (si tu equipaje es reducido). 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...