Economía y Empresas > CONSUMIDORES

Crédito al consumo tuvo una mínima caída en setiembre

Financiamiento de las familias atraviesa desde octubre del año pasado un período de estancamiento  

Tiempo de lectura: -'

12 de noviembre de 2018 a las 05:02

El crédito al consumo otorgado por el sistema financiero a los hogares uruguayos tuvo una leve caída interanual al cierre del tercer trimestre del año, explicada principalmente por un menor volumen de financiamiento por parte de las administradoras de crédito.

El Índice de Crédito al Consumo de El Observador (ICC-EO) tuvo una caída de 1,2% en setiembre respecto a igual mes del año pasado. De esa manera, el retroceso se aceleró respecto al leve crecimiento de 0,3% que tuvo lugar en agosto y una caída de 0,6% al final del segundo trimestre del año.

El indicador mide el volumen de crédito que los bancos, administradoras de crédito, cooperativas y casas financieras tienen vigentes otorgados con las familias. Los montos son evaluados en unidades indexadas –es decir, se depura el efecto de la inflación– y no consideran el financiamiento a la compra de viviendas ni el crédito automotor. Se elabora a partir de información del Banco Central (BCU).

Desde octubre del año pasado, el crédito al consumo atravesó un escenario de relativo estancamiento, con tasas interanuales de caída y crecimiento menores a 1%.

En noviembre se dieron las primeras señales de un posible cambio en la tendencia hacia un retroceso –todavía leve– del crédito otorgado a las familias.

Esto se da en un escenario en el cual la confianza del consumidor se encuentra en niveles bajos, en el límite que separa el moderado del atendible pesimismo.

En setiembre, el Índice de Confianza del Consumidor elaborado por la Cátedra SURA de la Universidad Católica y Equipos Consultores muestra una caída de 7,9 puntos porcentuales respecto a igual mes del año pasado, hasta 40,6 puntos. El indicador va de 0 a 100 y el nivel de 50 separa un escenario de pesimismo de uno de optimismo.

Entre los factores que llevan al pesimismo de los consumidores –que impacta directamente en sus decisiones de consumo y endeudamiento–, se encuentra el deterioro del mercado laboral, el leve retroceso del salario real y por ende del poder de compra, y el aumento del dólar que tuvo lugar desde abril.

La caída del financiamiento al consumo en setiembre se dio principalmente por un retroceso en el stock de las administradoras de crédito. La caída a setiembre fue de 5,8% interanual, cuando a agosto mantenía prácticamente los niveles de 2017.

En tanto, el crédito al consumo en el Banco República aceleró levemente su ritmo de caída, de 0,3% a 0,5% en el mismo período. Por su parte, los bancos privados mantuvieron su ritmo de crecimiento en el segmento de 1,9% interanual.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...