Cargando...
Martín Pereira, de COFE, con su remera a favor del Sí

Nacional > referéndum por la luc

Del "definen los observados" a "el susto se lo dimos": crónica de la noche de la derrota del Sí

El ánimo en la sede del PIT-CNT fue haciendo ondas entre momentos de ilusión, tensos y de una derrota que costó reconocer

Tiempo de lectura: -'

28 de marzo de 2022 a las 05:04

En las primeras horas de la noche en el PITCNT se repitió la ilusión que hace poco más de un año y medio, cuando sindicatos convencieron a una de las dos fuerzas políticas más grandes del país de llevar adelante un referéndum contra la ley de urgente consideración. Cuando pesaba el raciocinio, reconocían que tenían pocas chances. 

Legisladores y referentes frentistas poblaron de a olas la central de trabajadores y esa ilusión se fue convirtiendo en tensión cuando la Usina de Percepción Ciudadana de la Universidad de la República anunció un empate técnico. 

En una ronda de sillas que marcaba el centro de la reunión, Mario Bergara, Sandra Lazo, Ricardo Ehrlich, Silvia Nane, Óscar Andrade, Daniel Olesker, Liliam Kechichian, Christian Di Candia, departían sobre cuestiones cotidianas –sin mostrarse demasiado ansiosos por el resultado– hasta que irrumpió la proyección.

Antes de eso el clima era distendido, de reunión entre compañeros que hace tiempo que no compartían un rato juntos. Los militantes, bastante más compenetrados con lo que sucedía –en el hall de la central sindical hacían zapping entre Canal 5, Canal 10 y VTV– aventuraban grandes victorias en Salto, Paysandú y Montevideo. 

Uno de los más saludados fue Ehrlich que, sin moverse del lugar que había encontrado, fue abordado por varias figuras frentistas, entre ellas Charles Carrera, Alejandro Sánchez y Yamandú Orsi. Aunque las presencias más celebradas fueron las de Fernando Pereira –que no pudo hacer otra cosa que dar entrevistas– y Carolina Cosse, en ese orden. "Llegó la jefa", advirtió un grupo de militantes ante la llegada de la intendenta de Montevideo. 

La jornada se vivió con tranquilidad entre los referentes políticos, a excepción de Nane quien –en tono de humorada– preguntó dónde estaban dando Diazepam. Y Enrique Rubio, que le dijo a Lazo, que cante "un tango p'aguantar". Los principales impulsores del referéndum esperaban el resultado en el primer piso de la central sindical y bajaron en momentos clave: al principio y al final. Entre ellos no estaba el presidente del PIT-CNT, Marcelo Abdala, que tras chocar alcoholizado se replegó de la escena política, aunque llegó un par de horas más tarde y saludó a la militancia. 

Mientras tanto, mensajes de Whatsapp que circulaban entre los políticos y un grupo de militantes que no paraba de refrescar la página de la Corte Electoral y comparaba lo vivido con el partido de Uruguay y Ghana en el 2010 y una última mano de una partida de truco. A las 20:30, avizoraban una noche larga y aseguraban que esta elección se definía con los votos observados. Algunos de ellos, comparaban los resultados parciales con los que habían puesto en una penca, pero todos ellos eran favorables para el No. 

Pasadas las 21 horas, cuando el panorama iba cambiando, fue la militancia la primera en asumir la derrota en forma individual. "Fue igual que la elección, estuvimos ahí, el susto se los dimo'", señaló uno de ellos, que llevaba anudada a su cuello la bandera de Uruguay. Mientras tanto, la dirigente sindical Elbia Pereira pedía paciencia. 

La confirmación, que llegó sobre las 22, los encontró a la mayoría separados, puesto que habían partido rumbo a la explanada de la Intendencia de Montevideo donde se festejaría, fuera cual fuera el resultado. Entre los discursos de los integrantes de la comisión –Gustavo González (Fucvam), Elbia Pereira y Fernando Pereira– se colaba el tono derrotista, que contradecía a las palabras que repetían: "Empate técnico". 

La derrota que no fue y su porqué

Pese a que el resultado no se avizoraba alentador, la explanada de la Intendencia de Montevideo estaba colmada de gente. Los carros de comida, vendedores ambulantes y la música construían, casi sin fisuras, un ambiente festivo. Los presentes disfrutaban y si bien escucharon y aplaudieron a sus referentes, no era la LUC su principal tema de conversación. "Pereira no se va" y "si esto no es el pueblo, ¿el pueblo dónde está?", fueron solo algunos de los cánticos que acompañaron los discursos de los integrantes del comando. 

Una vez eso terminó, los referentes políticos presentes –que no eran mayoría–, se retiraron. El resto se hizo del espacio como si fuera una fiesta y disfrutaron de los distintos artistas que tocaron hasta la madrugada. 

Aunque la LUC no fue protagonista en esta segunda instancia, en algunos grupos aventuraron a hacer un análisis primario de la derrota, que se truncaba rápidamente por la música alta o porque alguien ofrecía algo de tomar. Las justificaciones más repetidas fueron el gran financiamiento de la campaña del No, la mala lectura de la situación por parte de la izquierda y su imagen de "intolerantes". 

Además, sugirieron que sus adversarios "lo tienen todo en bandeja, viven en una burbuja" y la izquierda "no logra romper con eso". De todas formas, hubo posturas optimistas: "De acá a tres años, esto se surfea". 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...