Reacción en Acción > REACCIÓN EN ACCIÓN

De la queja a la acción

Una invitación a cambiar el enfoque y trabajar en la solución del problema de la basura

Tiempo de lectura: -'

02 de enero de 2018 a las 09:59

En el abordaje del problema de la basura y de la suciedad que en estas fechas exuda la ciudad hay un problema de enfoque. Es claro que los contenedores que desbordan de basura evidencian una mala gestión por parte de la comuna pero eso no nos exime de ninguna responsabilidad como ciudadanos. La ciudad también está sucia porque consumimos más. "No fue el 30% más que se calculaba, sino alrededor de un 50% más que un día normal", dijo el intendente Daniel Martínez y unos cuantos le saltaron a la yugular, y con razón.

Que la intendencia debería, con la recaudación de impuestos lograr una gestión eficiente y buscar las mejores formas de lograr objetivos sustentables, no hay dudas, no discutimos eso. Pero que paguemos impuestos no nos exime de responsabilidad con nuestros desechos. Estos días, los montevideanos consumimos 50% más que en el resto del año. 50% (lo ponemos con negrita por si la cifra no llega a impactar).

Los invitamos a pensar en la cantidad de plástico, bolsas, cajas, envoltorios, sin nombrar los paquetes de fuegos artificiales (los fuegos artificiales son otro gran capítulo que ahora no vamos a abordar) que se han acumulado estos días en sus hogares y posteriormente en los contenedores, porque rápidamente todos sacamos para "afuera" eso que consumimos, para no verlo más. Porque la basura claro, molesta. Ahora les preguntamos si no era posible evitarlo. Algunas veces no, no se puede, el sistema lleva a que una milanesa equivalga a un recipiente de plástico que de biodegradable no tiene absolutamente nada. Pero algunas veces sí, se puede reducir el consumo automático que hacemos de algunos productos, se puede decir que no, que no tenemos ganas de seguir en esta escalada. Y si se consume, porque no queda más remedio, la apuesta está en responsabilizarnos por la forma en que desechamos lo que ya no vamos a usar.


Los invitamos a cambiar el enfoque y trabajar en la solución:

1) En épocas festivas (y siempre) es importante clasificar los residuos.

2) Llevar al contenedor solo los residuos que se pudren o generan olores.

3) Todos los envases y envoltorios de los regalos (ni Papá Noel ni los Reyes se los llevan), mejor separarlos, compactarlos y no sacarlos en las fechas más congestionadas (como la Navidad o el primer día del año).

4) Llevar al contenedor (destinado para los reciclables o secos) cuando la situación se descongestione.

5) Los invitamos a mirar nuestras sugerencias para minimizar residuos en eventos y fiestas

6) Para descartar productos voluminosos es bueno recordar el servicio gratuito (y ágil) de la Intendencia de Montevideo: 1950 3000 opción 3 de lunes a viernes de 8 a 18 horas.

Comentarios