Personajes > BECAS EN EL EXTERIOR

De Salto al mundo: la historia de perseverancia de un estudiante uruguayo que llegó a Yale

Nacer en el interior del país nunca fue una traba para cometer su objetivo: estudiar economía en el exterior

Tiempo de lectura: -'

14 de febrero de 2020 a las 14:15

Juan Pedro Gambetta es de Salto y desde que terminó el ciclo básico supo que le gustaba la economía. Para ese entonces, sabía que en la Escuela Técnica Superior (UTU) había un bachillerato particular –diferente a secundaria– que estaba relacionado con administración de empresas y con muy buenas referencias. "Me habían dicho que era una buena base para la facultad y también si quería seguir trabajando" comentó. Una vez dentro y casi llegando al fin del bachillerato, comenzó a buscar oportunidades para irse a Estados Unidos a continuar con sus estudios. "Es una cosa en la que siempre estuve interesado", confesó. "Pero resultaba difícil conseguir becas y hacer un posgrado allí", admitió después.

Como era algo "complicado", Gambetta desistió –aunque nunca dejó de pensar en la idea de irse– y optó por ver qué opciones había en Uruguay. Después de  averiguar en internet y con conocidos, encontró que la Universidad de Montevideo (UM) “tenía un departamento de economía muy respetado y con muchos contactos internacionales". Pero era consciente de que vivir en Montevideo no iba a ser fácil, y mucho menos teniendo que pagar la universidad. "Que la facultad fuera paga iba a ser un peso bastante importante (...) además venir a Montevideo ya era relativamente caro para mi familia. Era posible, pero muy caro", contó.

Surgió entonces la idea de pedir una beca para poder afrontar los costos, pero ya había pasado el plazo para tramitarla.

Allí fue cuando decidió escribirle al economista Javier de Haedo para pedirle ayuda. Como De Haedo no estaba vinculado con este tema, le sugirió hablar con Aldo Lema. “Lo conocía de Twitter porque publicaba análisis de economía y cosas que a mi me interesaban”, dijo Gambetta. Antes de escribirle a Lema, evaluó: “Lo peor que me podría pasar es que me diga que no”. 

Después de mandarle un mensaje y explicarle su situación, Lema le contestó inmediatamente que lo esperaba a un día y una hora específica en su casa, para poder hablar. 

El estudiante recordó que Lema lo recibió en el living de su casa y lo escuchó con atención. También destacó que su postura fue “superabierta” ya que le hizo preguntas y le dio consejos. “Hablamos durante horas”, contó. Después de la conversación, Lema lo puso en contacto con el decano de la facultad de economía de la UM, Alejandro Cid, a través de un correo electrónico en el que explicaba la situación. Cid, de manera inmediata le contestó que “la facultad estaba a las órdenes y, que si estaba interesado y con ganas de superarse, no habría problemas para que se le otorgara una beca”. El estudiante se presentó y la consiguió.

Después, Lema también compartió la historia en Twitter a través de un hilo. 

Una vez dentro de la facultad, Gambetta no se quedó solo con las clases que le ofreció la malla curricular sino que también participó como asistente en tareas de investigación con algunos profesores. A raíz de estos trabajos, un docente lo recomendó para trabajar en un proyecto del Banco Mundial que tenía una duración de aproximadamente un mes. “Tuve una entrevista y además hice unas pruebas. Quedé en ese proyecto y justo una chica renunció por lo que me ofrecieron un contrato por un año”, dijo y agregó “es un laburo remoto con un economista que está en Pakistán, con ocho horas de diferencia”.

De Montevideo a Estados Unidos

Pese a que Gambetta sabía que ir al exterior a estudiar no era algo fácil, no se dio por vencido.

Por Twitter, se enteró de que estaban abiertos los programas de predoctorado en la universidad de Yale, en New Haven, Connecticut, y decidió anotarse “a un par”. El objetivo del predoctorado es trabajar un año con profesores reconocidos de la institución en el área de investigación en calidad de asistente. De esta manera, el estudiante es evaluado a nivel académico. “La idea de esto es aprender de ellos y vincularse con otros docentes, para que después a la hora de ingresar a una buena facultad para hacer el doctorado ellos escriban las cartas de recomendación”, indicó Gambetta.

En esta instancia, el proyecto en el que trabajará el estudiante es sobre la brecha de ingresos que hay en Alemania. “Si pones un mapa por regiones de cuánto gana la gente en Alemania, hay una parte donde ganan mucho más que la otra”, explicó y agregó: “Y justo el límite se da exactamente donde estaba el muro”. Según él, esto es algo que aún no está bien explicado ya que después de muchos años desde su caída, sigue habiendo diferencias importantes en el ingreso. 

En cuanto a las personas que lo impulsaron a solicitar la beca, el estudiante recordó al profesor Juan Dubra, como la persona que más lo ayudó con la carrera y las cosas relacionadas a la Universidad de Yale. “Siento una satisfacción y alegría, ya que el esfuerzo dio sus frutos. También es una manera de pagarle un poco a la gente que me ayudó”, confesó.

Asimismo, explicó que haberlo logrado es demostrar a la gente que realmente sí aprovechó todas las oportunidades que recibió y que no fueron en vano.

El 1° de julio de este año, Gambetta viajará a Estados Unidos para comenzar a transitar lo que siempre deseó.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...