Carta Lectores > OPINIÓN

Debemos revisar nuestra relación con el Estado

Tiempo de lectura: -'

06 de abril de 2020 a las 15:34

Por Isaac JIménez

La incompetencia del Estado siempre resulta en qué la culpa es de la población. Ya esto me recuerda las razones por las cuales deje Venezuela, porque nadie nunca le exigía al gobierno y la gente siempre tenía la culpa. Por ejemplo cuando empezó a escasear la comida nos dijeron que era que los venezolanos comprábamos mucha comida y que por eso estábamos gordos, no que el Estado había acabado con la capacidad productiva del país.

Cuando se acabó la gasolina y tenían que regularnos el consumo era porque utilizábamos mucho los autos y no porque estábamos importando gasolina, siendo el país con las reservas mas grandes de petróleo. Escasearon las medicinas y eran los doctores que se estaban robando los insumos y no era que el robo lo estaba haciendo un funcionario del gobierno que importaba desde él ya los insumos vencidos.

Y no se quedaron ahí porque cuando los venezolanos ya habíamos aceptado comprar un producto por persona, nos habíamos dejado colocar un chip para controlar nuestro consumo, ser vigilados por militares y consejos comunales, cuando nos habíamos gritado unos a otros por dos pastas dentales y apresado a todos aquellos que se opusieron al mandato del "bien común", nos dijeron que ya habían descubierto el mal. Y eran los colombianos, paramilitares de origen humilde a los cuales celebramos cuando derrumbaron sus casas y los hicieron cruzar con heladera al hombro por las trochas o caminos ilegales que ahora nos toca cruzar a nosotros todos los días para implorar un poco de oxigeno a nuestra economía o escapar de a quienes aplaudimos y su tiranía.

Pareciera que nada de esto tiene que ver, pero si tiene que ver y mucho, ya que al día de hoy me encontré desesperado, perdido ya que salí de Venezuela para Argentina y luego de mas desespero terminé en este oasis de estabilidad donde pensé comprarme una chacra y dedicarme a ser feliz cuando no se me antojara ir a la playa.

Para enviarnos una carta: Web: https://www.elobservador.com.uy/servicios/carta-de-lectores Correo: Cuareim 2052, Montevideo (CP 11800), Uruguay E-mail : lectores@observador.com.uy Fax : 2924 4507
Es imprescindible que las cartas se firmen con nombre, apellido y que se proporcione número de cédula de identidad o credencial cívica. También debe constar dirección y teléfono de su autor. El Observador se reserva el derecho de resumir o extractar el contenido de las cartas y de publicar las que considere oportunas.

Pero ahora vino el coronavirus. Mi novia tenía tres semanas trabajando y la echaron así que a mi no me queda mas que aguantar con mi trabajo, esperando que no se aplique la cuarentena obligatoria porque aquí no tenemos familia, no tenemos a nadie que nos pueda socorrer. Y aunque siempre dicen que la plata no compra la felicidad por lo menos nos da para el arroz y la pasta.

Esto no es un pedido de auxilio, solo quiero pedirle a este nuevo gobierno como a todos los que he atravesado. Por favor déjenos trabajar. Durante mas de un siglo nos han sacado impuestos hasta por respirar, en ningún momento se nos perdono un retraso, nunca se nos permitió pagar ese 22% mas tarde y se recaudo y se despilfarro. La mayoría de la población trabajadora nunca recibimos ni un peso del Estado, ni una beca, ni fuimos a un hospital, ni pusimos una denuncia cuando nos robaron, ni nos regalaron nada.

Y por fin cuando los ciudadanos a nivel mundial necesitamos de ese Estado, nos dicen que nos vamos a morir por nuestra culpa, por ser irresponsables queriendo tener una vida y asimismo poder trabajar. Pero no hablan de que tienen años advirtiéndonos que esto venía y que el sistema no estuvo preparado por su irresponsabilidad, de todos los que hacen vida en la política porque en eso debían trabajar.

¿Cuánto se gasto en campaña? ¿Cuánto se gasto en circo y pan? ¿Cuanto dinero nos sacaron y ahora que los necesitamos nos dicen que por falta de atención si pasas los 65 te moriras? 

No digo que en este momento de dificultad tenemos que salir de casa. Lamento mucho que tenemos que limitar nuestra libertad nuevamente por toda esa confianza que tuvimos al Estado de que nos iba a cuidar. Pero pido una cosa al gobierno: que deje trabajar implementando medidas obligatorias de sanidad, distancia, limitación a la interacción, envíos en vez de entregas personales, etc. Porque como mi economía personal, no creo que ninguna economía latinoamericana pueda aguantar.

A la gente no solo de Uruguay sino del mundo le digo que debemos revisar nuestra relación con el Estado. Me desespero porque siento que nuevamente me ha fallado, pero a nivel global, ya no tengo escapatoria ya que la incompetencia de los burócratas nuevamente me ha llevado al límite de mi libertad, nuevamente estoy escondido en casa, con miedo y perseguido por las fuerzas de seguridad, simplemente por esa necesidad humana de bienestar. Por lo que nuevamente no caeré en ese discurso de que es la culpa de mi conciudadano y espero que cuando despertemos de esta pesadilla revisemos exhaustivamente al Estado y sus parásitos.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...