Ciencia > ASTRONOMÍA

Detectan una llamarada solar por primera vez desde Uruguay

Fue registrado por el radiotelescopio solar e-Callisto, instalado en el Observatorio Astronómico Los Molinos

Tiempo de lectura: -'

27 de noviembre de 2020 a las 05:04

El radiotelescopio solar uruguayo e-Callisto hizo su primera detección el pasado miércoles 24 de noviembre. Lo que registró fue una erupción solar de Tipo III, que están asociadas a llamaradas solares (flares) y "son causadas por variaciones en las condiciones del plasma electrónico que ocurren durante las mismas", ha afirmado el Observatorio Astronómico Los Molinos (OALM) en su cuenta de Twitter

E-Callisto: el único radiotelescopio del Uruguay

El proyecto e-Callisto nació en el marco de la International Space Weather Initiative (ISWI), un programa de cooperación internacional para promover la meteorología espacial, conocida como la ciencia que estudia las condiciones solares que se dan en torno a los planetas. 

Se trata de una red internacional de radiotelescopios Callisto que opera de forma automática y diurna, detectando aquellas emisiones, llamaradas o erupciones solares que son visibles en las ondas de radio, y enviándolas a un archivo centralizado en Zurich, Suiza . Cuando se hace de noche el instrumento frena su actividad, y entran en funcionamiento aquellos situados en las partes del mundo donde se está haciendo de día. Es de esta forma que la red terrenal consigue monitorear el Sol durante las 24 horas. 

En 2013 Uruguay recibió la visita de Christian Monstein, el diseñador de Callisto. Fue entonces cuando OALM, a cargo del astrónomo Santiago Roland por aquel entonces, mostró su interés por tener uno de estos instrumentos en el observatorio. El astrónomo cuenta a Cromo que no fue hasta 2015 que uno de los espectrónomos de la red quedó libre y pudo ser enviado al país. Así, en 2016, tras la construcción de una antena por parte de OALM y varias pruebas, se inauguró el primer radiotelescopio en Uruguay. 

Debido a la pandemia un gran número de observatorios tuvieron que apagar sus instrumentos. Actualmente en la región solo hay tres radiotelescopios de la red en funcionamiento: en Uruguay, México y Brasil.

La primera detección uruguaya

A las 16:12 del 24 de noviembre se produjo, luego de cuatro años en funcionamiento, lograron la primera detección: una erupción solar de tipo III de 8 segundos de duración. 

Dani Fernández, observador astronómico en OALM e integrante de Vuelta por el Universo, explica: "Las erupciones solares o eyección de masa coronal son fenómenos ligados a la actividad solar. En esas eyecciones son expulsadas grandes cantidades de materia hacia el espacio interplanetario. En algunos casos, esta materia se lanza en dirección a la Tierra y causa perturbaciones en nuestro campo magnético, afectando satélites y causando interferencia en las comunicaciones". 

El observatorio ha compartido en su Twitter la imagen de la detección. En la parte inferior se observa la erupción, y en la superior su reflejo, producto de una modulación cruzada causada por una fuerte señal parásita (que vendría a ser como una "interferencia"). 

Las señales parásitas son más comunes de lo que gustaría en Los Molinos debida a toda la contaminación de radiofrecuencias que hay dada su ubicación cercana a la ciudad. Cuenta Ronald que durante un tiempo se planteó la construcción de un alambrado al rededor del radiotelescopio para apantallar y quitar algunas de estas interferencias. Sin embargo, la idea no pudo materializarse debido a la falta de financiación. "Quizás ahora con esta noticia y con este nuevo interés que va a surgir en el instrumento se pueda construir el alambrado para mejorar las probabilidades de detectar nuevas emisiones", declara el astrónomo. 

El "exceso de ruido" puede ser uno de los factores que ha impedido al instrumento realizar detecciones durante estos cuatro años en funcionamiento. Roland hace la analogía con sacar una fotografía a una estrella: cuanto más oscuro sea tu entorno, más visión tendrás sobre la estrella, y mejor podrás registrarla. 

No obstante, este no es el único factor. El astrónomo cuenta que actualmente el Sol se encuentra en un periodo de baja actividad. El ciclo solar tiene 11 años de duración (lo que quiere decir que los "polo norte" y "polo sur" del Sol se cambian de lugar cada 11 años). En este proceso, la actividad que existe en la superficie del Sol va variando. Durante los periodos de "mínimo solar", como en el que nos encontramos actualmente, se "suaviza" la actividad del Sol. "En estos años, hacia el 2025, vamos a estar subiendo la a actividad y vamos a estar llegando al 'máximo solar'", informa Roland. 

Otro factor es la posición del Sol con respecto a la antena. El Callisto uruguayo cuenta con una antena fija, teniendo su momento de máximo registro cuando el Sol está en el eje perpendicular de la antena, y sus momentos de menor registro al amanecer y al atardecer, cuando hay mayor separación angular con la estrella. Una mejora que se podría plantear en este sentido, declara el astrónomo, sería implementar movilidad a la antena para que vaya siguiendo al Sol a medida que se mueve. 

Finalmente, influye el azar. Numerosas erupciones ocurren cuando en Uruguay es de noche, y son registradas por aquellos instrumentos localizados en países donde en ese momento es de día. 

¿Por qué es importante esta detección?

Si bien hay otros instrumentos que registran la actividad solar de forma más precisa y constante, especialmente satelitales, la particularidad que hace especial a Callisto es su accesibilidad (es barato y relativamente fácil de construir), lo que permite tener esta red internacional de telescopios terrenales monitoreando el Sol durante las 24 horas. 

Además, esta accesibilidad, y la consecuente gran cantidad de radiotelescopios de este tipo, implican un mayor contraste de estas actividades. Uruguay espera con ansia el reporte trimestral que se hace desde Suiza con los datos de todas las bases de la red para verificar el registro en otros radiotelescopios, algo que con instrumentos complejos y únicos es más difícil de llevar a cabo. 

Por otra parte, el aporte de este dato engrosa el archivo del proyecto. Un conjunto de datos con una gran relevancia internacional, que no solo puede dar visibilidad a Uruguay, sino que también lo hace formar parte de una base de datos utilizada para diversas investigaciones y trabajos académicos, incluso por parte de la NASA.

Finalmente, la importancia recae en aspectos formativos. Se trata del único proyecto activo de radioastronomía en el Uruguay, y Roland espera que este acontecimiento despierte el interés de universitarios por la radioastronomía y por el proyecto e-Callisto en particular. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...