Nacional > día mundial

Diabetes: cómo controlarla y evitar complicaciones

La Sociedad de Diabetología y Nutrición del Uruguay resaltó la importancia de los controles y de cambiar los hábitos 

Tiempo de lectura: -'

14 de noviembre de 2019 a las 08:45

Cada vez hay más diabéticos en el mundo. La Federación Internacional de Diabetes estima que en 2017 había 425 millones casos pero que antes de 2045 aumentarán 48%. Esto no debería ser así: la mitad de las personas que desarrollan diabetes tipo 2 –caracterizada por la disminución de la secreción de insulina y la insulinoresistencia– podrían prevenir la enfermedad, que si es mal diagnosticada o no es tratada de forma adecuada puede condicionar la salud a corto y mediano plazo. 

Este 14 de noviembre es el Día Mundial de la Diabetes. "Protege a tu familia" es la consigna de 2019. Para conmemorar la fecha y generar conciencia, la Sociedad de Diabetología y Nutrición del Uruguay realizó una conferencia el 8 de noviembre, a cargo de las doctoras Ana Lujambio y Cristina Alonso. Allí explicaron qué complicaciones agudas y crónicas puede generar esta enfermedad, así como las precauciones que se pueden tomar. 

La principal característica de la enfermedad es la persistencia de niveles altos de azúcar en sangre. Al digerir los alimentos, el organismo produce glucosa (azúcar) que circula por la sangre y es utilizada como energía. A la vez, el páncreas produce insulina, una hormona que actúa como si fuera una llave, habilitando el pasaje de glucosa desde la sangre a los tejidos y órganos. La causa de la diabetes es la alteración en la producción o el funcionamiento de esa hormona. 

Existen varios tipos de diabetes. Las personas con diabetes tipo 1 no producen insulina y, por lo tanto, deberán recibir inyecciones de esta hormona toda su vida. El diagnóstico generalmente se hace en la infancia o adolescencia del paciente.

La diabetes tipo 2, en cambio, es la más frecuente y suele presentarse cuando la persona ya es adulta, aunque cada vez se detectan casos de pacientes más jóvenes. Se relaciona con la obesidad, el sobrepeso y los malos hábitos. Las doctoras explicaron que se manifiesta de varias formas, de las cuales las más comunes son la disminución de la secreción de insulina y la resistencia a la acción de esta hormona. 

Los malos hábitos, fundamentalmente la alimentación inadecuada y la falta de ejercicio, son la principal causa del desarrollo de diabetes tipo 2. Existen diversos estudios locales e internacionales que dan cuenta de ello y fueron usados como referencia en la presentación de Lujambio y Alonso. Por ejemplo, la Encuesta de prevalencia de diabetes en el Uruguay (2005) indica que 8% de la población es diabética y 41,03% de esas personas son obesas. 

Detectar temprano la enfermedad no solo es importante para asegurar un tratamiento correcto. La diabetes multiplica el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, que en Uruguay es la principal causa de muerte. Asimismo, cuando la diabetes está mal controlada es frecuente que las personas quedan ciegas, les deben amputar los miembros inferiores o desarrollen enfermedad renal, explicaron en la conferencia. 

¿Cuándo comienzan a manifestarse las complicaciones crónicas? Desde las etapas iniciales, incluso antes de haber desarrollado la enfermedad. Las causas de su aparición son varias, pero se reducen con una prevención básica, que consiste en el control glucémico periódico. Además, se debe restringir en la medida de lo posible el tabaquismo y controlar la presión arterial y los lípidos con frecuencia, ya que el aumento de estos valores es un indicio de otras complicaciones asociadas, como el riesgo cardiovascular. 

Hay dos tipos de complicaciones crónicas. Por un lado están las microangiopatías, que se producen por la alteración de los vasos sanguíneos pequeños. Por otro lado están las macroangiopatías, que se originan por la alteración de vasos sanguíneos grandes.

En la primera categoría se encuentran la retinopatía diabética, la nefropatía diabética, la neuropatía diabética y la disfunción erectil. En la segunda se encasillan la cardiopatía isquémica, el infarto cerebral y la arteriopatía de miembros inferiores. 

La retinopatía diabética es causada por el daño a los vasos sanguíneos que van al tejido sensible a la luz que se encuentra en la retina. Esta complicación puede no presentar síntomas al principio, pero el diabético que no se controla tiene riesgo de perder capacidad de visión, incluso de quedar ciego. Es la complicación microvascular más frecuente y la primera causa de ceguera en el mundo occidental. Por tanto, Lujambio y Alonso recomendaron ir al oftalmólogo al menos una vez al año. 

La nefropatía diabética refiere al daño del riñón y es la principal causa de enfermedad renal crónica que requiere ingreso a diálisis en los países desarrollados. La detección y control se realiza midiendo de forma periódica los niveles de albuminuria y creatinina.

La neuropatía diabética, en tanto, es el daño a los nervios producido por un alto nivel de glucosa en la sangre. Puede afectar cualquier nervio del cuerpo y la mitad de los diabéticos desarrollan esta complicación en algún momento de su vida. La amputación de miembros inferiores, así como su infección o formación de úlceras es parte de ello. 

El otro grupo de complicaciones, las macroangiopatías, supone la afectación de grandes vasos sanguíneos. Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte de la población diabética. Quienes padecen esta enfermedad tienen el triple de riesgo de tener una enfermedad vascular periférica y el doble de riesgo de padecer una cardiopatía isquémica y un accidente cerebrovascular. 

Pero además de los controles médicos mencionados, Lujambio y Alonso explicaron en la conferencia que la forma de "proteger a tu familia", como reza el eslogan de esta edición del Día Mundial de la Diabetes, es cambiar los hábitos y costumbres.

El estudio Diabetes Prevention Program demostró que esta modificación del estilo de vida reduce 58% las probabilidades de pasar de la etapa de prediabetes a diabetes. La alimentación saludable y la actividad física son los principales aliados en este sentido. Las personas que sí han desarrollado diabetes, a su vez, requerirán de un tratamiento farmacológico adecuado. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...