Cargando...
DIego Labat.

Economía y Empresas > Política monetaria

Diego Labat: “Uruguay mostró un pobre récord en el control de la inflación”

El titular del Banco Central destacó que en la última década los problemas de credibilidad fueron generando “un círculo vicioso” entre defectos de la política monetaria y la dolarización, del cual no se ha logrado salir

Tiempo de lectura: -'

27 de abril de 2021 a las 13:53

El presidente del Banco Central (BCU) Diego Labat, y el gerente de Asesoría Económica de esa institución, Gerardo Licandro, presentaron este martes  el documento de trabajo titulado Hacia una moneda de calidad, en el que se plantean reflexiones sobre la situación actual y también algunas propuestas.

¿Por qué es necesaria una moneda de calidad? Labat dijo que “no es un capricho”. Y explicó que la inflación alta y la dolarización afectan el crecimiento de largo plazo, hace más amplio el ciclo de producto, y perjudica la política monetaria y la estabilidad financiera.

Desde su punto de vista, Uruguay tiene un buen punto de partida del sistema financiero en materia de estabilidad, así como un buen sistema de seguimiento de desafíos de estabilidad financiera (búsqueda de mejores prácticas).

Sin embargo, remarcó entre las asignaturas pendientes la desdolarización, así como problemas de desarrollo en el sistema financiero, como déficit de financiamiento en pesos, de largo plazo y capital de riesgo. 

La política monetaria

Labat destacó que a pesar de tener un régimen de objetivos de inflación desde hace varios años “Uruguay mostró un pobre récord en el control de la inflación”.  A modo de ejemplo, señaló que entre 2010 y 2019 solo el 17% de los meses el país tuvo la inflación dentro del rango meta, y a pesar que ese objetivo de largo plazo “ya era muy alto”.

“Aun si hubiéramos conseguido estar dentro del rango, cosa que no conseguimos, hubiéramos estado en el 20% de las inflaciones más altas”, apuntó Labat durante la conferencia organizada por el Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Católica.

El principal diagnóstico que tenemos es que el problema ha estado en la credibilidad de la política monetaria”, afirmó. Y añadió que ni la inflación ni las expectativas estuvieron más del 20% del tiempo dentro del rango objetivo. También puntualizó que el régimen de agregados monetarios  que rigió desde 2013 a setiembre de 2020 “no ayudaba”, y que tiene “mejores virtudes” la tasa de interés.

“Es la clara muestra de esa falta de credibilidad que en buena parte está en el conflicto de objetivos que ya se refleja en la propia carta orgánica (del BCU)”. No se dejaba claro la prioridad que tiene que tener la inflación”, dijo el economista.

Para Labat, los problemas de credibilidad fueron  generando “un círculo vicioso” entre defectos de la política monetaria y la dolarización, “del cual no se ha logrado salir”.

¿Es capaz la política monetaria de anclar las expectativas? El presidente del BCU respondió que “sí”, y que hay evidencia de que los canales de transmisión están funcionando.

“La política monetaria en los últimos años ancló las expectativas de inflación, pero entre 3% y 4% por encima del rango meta. Ante señales que no fueron del todo transparentes la incertidumbre de los agentes es mayor y la amplitud de rango de las expectativas se hace mayor”, dijo.

La hoja de ruta

El presidente del BCU destacó que la agenda actual hacia una moneda de calidad tiene dos patas. Una es el nuevo marco de la política monetaria. En ese sentido, explicó que está en proceso de cambio el sistema de objetivos de inflación con manejo de tasa de interés, reducción del objetivo de inflación y angostamiento del rango meta de  3% a 6% desde setiembre de 2022.

También mencionó la utilización de la tasa de interés interbancaria a un día y  la creación de un rango de referencia para la tasa a un día buscando mejorar la eficiencia de funcionamiento del mercado interbancario.

“En momentos como el actual el banco ha actuado buscando que no haya restricciones financieras, buscando dar liquidez a la economía, pero en tiempos normales el objetivo de inflación es el prioritario”, insistió.

Por otro, dijo que fuera de la política monetaria los grandes temas pendientes son la desdolarización de precios y la dolarización del ahorro. Como líneas de trabajo mencionó la coordinación con el MEF a través de la política de deuda para generar referencias de largo plazo en moneda nacional para favorecer el desarrollo de créditos en pesos. También se refirió a la rebaja de encajes en moneda nacional permanente, desdolarización del sistema de precios y cambios en la comunicación por monedas del BCU, entre otros.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...