Ciencia > CAMBIO CLIMÁTICO

El 2017 fue el segundo año más caluroso de la historia

De los 18 años más cálidos desde que se inició el registro histórico en 1880, 17 ocurrieron desde 2001

Tiempo de lectura: -'

18 de enero de 2018 a las 15:57

El año 2017 vio una continuación en la tendencia de calentamiento global con temperaturas superficiales promedio solo ligeramente por debajo del calor récord del año anterior. Sin embargo, a diferencia de 2016, el calor del año pasado no fue ayudado por El Niño, el fenómeno climático del Pacífico que generalmente se asocia a un calor récord.

Según la NASA, el 2017 fue el segundo año más cálido de la historia después de 2016. Los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, por su parte, utilizan un método analítico diferente y lo clasificaron tercero, después de 2016 y 2015.

Según ambos análisis, 17 de los 18 años más cálidos desde que se inició el registro histórico en 1880 han ocurrido desde 2001, algo que se debe a las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero.

En general, las temperaturas globales han aumentado más de 1 grado Celsius desde finales del siglo XIX. Para evitar las peores consecuencias del cambio climático, los científicos dicen que el aumento no debe ser de más de 2 grados centígrados.

Las temperaturas en el Ártico, que se está calentando aproximadamente el doble de rápido que en otras partes del planeta, aumentaron nuevamente durante el 2017, y la región continuó perdiendo hielo marino y permafrost. Por otra parte, una amplia fracción de la mitad oriental de los Estados Unidos tuvo un febrero anormalmente cálido, y los científicos no dudan en atribuir esto al cambio climático.

Los efectos del calentamiento global se observaron también en una serie de catástrofes, incluida una ola de calor en junio que provocó incendios forestales en el sur de Europa y calor extremo en el verano de Australia, los huracanes que azotaron desde Texas hasta el Caribe y los letales incendios forestales en California.

Los investigadores esperaban que el 2017 pusiera fin a una cadena de tres años consecutivos con temperaturas récord, la cual se vio agravada por un fuerte episodio de El Niño iniciado en 2015 y finalizado en la segunda mitad de 2016.

Normalmente, los vientos alisios alrededor del Pacífico tropical soplan de este a oeste, alejando las aguas más cálidas de la costa sudamericana y acumulándolas alrededor de Asia y Australia. Cuando se presenta El Niño, estos vientos se debilitan o incluso se invierten, lo que permite que las partes típicamente más frías del océano se calienten. Este calor extra en la superficie del océano libera energía a la atmósfera, aumentando las temperaturas globales.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...