Cargando...
La Torre Eiffel frente a un cielo encapotado
Roberto Cava De Feo

Roberto Cava De Feo

El comportamiento en la vida cotidiana > VIDA COTIDIANA

El ceremonial

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2021 a las 05:01

He procurado transmitir mi pasión por el ceremonial, la disciplina que, rodeada de sentido común y buen gusto, tiene por finalidad facilitar la comunicación entre las personas, reconociéndoles el lugar que ocupan en la sociedad.

El mundo está lleno de definiciones sabias. Pero en la reciente definición del ceremonial debemos rescatar siempre a la persona. Ella es la protagonista del ceremonial y hay personas físicas o ideales según los perennes principios del Derecho.

Hay momentos sencillos y solemnes, alegres y dolorosos. La misma vida es objeto del ceremonial para honrarla, respetarla y ensalzarla.

Hace muchos años supe que existía una carrera de “organizadores de eventos” y me sorprendí.

Para mi un evento es un suceso importante y programado de índole social, académico, empresarial o deportivo.

No tardé mucho en darme cuenta de la relación que la organización de eventos tiene con el ceremonial. Lo acepté pero no acepto algunos términos.

En mi tarea he trabajado junto a excelentes organizadores de eventos. Es imposible no mencionar la denominada “arquitectura efímera”. Esta es la que construye una serie de elementos físicos que están destinados a solo un evento y que luego serán deshechos. Cosa que no siempre sucede, el ejemplo más gráfico es el de la Torre Eiffel, que fue hecho para la exposición universal en París 1880 y que luego no se desmontó.

La Fontaine en su fábula “el mono” dice "no esperéis nada bueno de la gente imitadora". Cuánta razón tiene. De la creación a la imitación hay un Atlántico de por medio.

Organizadores de eventos y personas dedicadas al ceremonial tienen una tarea inmensa. Cuando se trata de un evento empresarial nos lo pondrán como se presentan los objetos de decoración antes de fijarlos definitivamente en una pared.

Existe un tema denominado “escenografía de los actos”. Un acto humano debería estar rodeado de determinadas formalidades. Históricamente no existían en los palacios espacios para reuniones de muchas personas. Eran viviendas. Para reuniones multitudinarias se utilizaron las iglesias.

Es aconsejable que una empresa posea un espacio que pueda utilizarse para una entrega de reconocimientos o un banquete o la presentación de un producto.

Sabemos que hay actos sencillos y otros solemnes. No hay actos informales. No pueden existir.

Ceremonialistas y organizadores de eventos realizan tanto ceremonias sencillas como solemnes. De lo sublime a lo ridículo hay un solo paso. He aquí lo delicado del trabajo de los profesionales antes mencionados. La música, seria y profunda, es, a mi entender, para círculos de aficionados. La música brillante y alegre es la que puede agradar a todos. Detalles como estos son los que deben tenerse en cuenta a la hora de pensar un evento.

Hoy he procurado brindar a mis estimados lectores, unas pocas consideraciones de algunos temas incoados en artículos anteriores.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...