Zikitipiú > Educación

El Codicen es un plato, ñoquis

Mientras los tramposos están en sus puestos de trabajo, la funcionaria denunciante es perseguida

Tiempo de lectura: -'

13 de febrero de 2014 a las 00:00

Hace unos años, ya habían descubierto que la Unidad de Desarrollo Integral (UDI) del Codicen era un carnaval, una oficina pública donde iban a la hora que querían y a veces no iban y hacían otras jodas por el estilo. Le hicieron una advertencia y todo quedó por eso.

Allí van a parar los alumnos que tienen algún problema de aprendizaje o de conducta. Los tienen meses esperando por un fallo. Y eso ocurre porque la joda en la UDI había alcanzado niveles insólitos. Varios psiquiatras y psicólogos iban a marcar tarjeta y se retiraban a atender sus negocios particulares.

Enterados de esto, El Observador y el programa Santo y Seña los grabaron haciendo esa maniobra. Las pruebas son tan claras que no necesitan mucha explicación. Ni siquiera fueron grabados el mismo día. Pero aún así al Codicen le llevó seis meses investigarlo y no llegó a ninguna conclusión. Entonces volvieron a sus cargos. Y ahora los padres tienen que llevar a sus hijos a que se atiendan con estos personajes en quienes hay que hacer de tripas corazón para confiar.

Y el Codicen, mientras restituye a los ñoquis a su puesto, se decide a investigar a la funcionaria que los había denunciado en su momento. El Codicen supone que fue ella quien dio los datos a los medios. No tiene pruebas y por eso está tratando de encontrarlas como si en ella se jugara algo de todo este desastre que es esa oficina pública. Querían que el tema se tramitara solo con una denuncia a través de mostrador. Si filmados in fraganti les llevó seis meses y no llegaron a nada ¿se imaginan lo que hubiera sido si la denuncia era un mero papel escrito en base al testimonio de una funcionaria?

Ahora esta funcionaria es la buchona a la que hay que cazar porque violó la omertá en la que parecen estar todos metidos. Lo del Codicen no tiene nombre. Diciendo públicamente que la está indagando por otra cosa cuando el expediente que tomó estado público trasunta claramente que es por este asunto. La quiere agarrar en falsa escuadra. No quiere buchones. Se ve que hay mucha cosa para destapar ahí adentro y en vez de funcionarios lo que necesita son cómplices.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...