Historias mínimas > historias

El día que Beltrán mató a Batlle

La ucronía es una reconstrucción histórica basada en acontecimientos no sucedidos pero que habrían podido suceder.

Tiempo de lectura: -'

17 de septiembre de 2013 a las 00:00

“Juro que no tiré a matar. Juro que me estremecí cuando vi el cuerpo de Batlle desplomarse” (Washington Beltrán, 2 de abril de 1920, Montevideo)


“Esa bala era para mí. Escuché el grito y el estallido y entonces la cabeza de Jackie se derramó… (John Fitzgerald Kennedy, 23 de noviembre de 1963, Dallas)


“Pasó cerca, muy cerca ese tiro rasante de Ghiggia. Pero el susto no nos saca el campeonato. ¡Viva Brasil!” (Correo Brasilero, 17 de julio de 1950, Río de Janeiro).


“Y llegará el día en que mis hermanos negros serán libres de su condena. Desde mi celda escribo estas esperanzas y estas tristezas” (Nelson Mandela, 14 de octubre de 2001, Pretoria)


“Este amigo del que le cuento nunca se animó a publicar su obra. Por cobardía, por pereza, por negligencia. No lo sé. Pero era ciego en todos los sentidos” (Adolfo Bioy Casares, diciembre de 1984, Buenos Aires)


“Pero qué cosa, che, siempre la misma canción. Si no les gusta lo que canto que se vayan a cantarle a Magaldi que se vayan” (Carlos Gardel, noviembre de 1953, Buenos Aires)


“… y un recuerdo para los caídos, para Fidel, para el hermano argentino…esto recién empieza” (Camilo Cienfuegos, 14 de mayo de 1965, Sierra Maestra)


“¿Y esto cómo sigue?” (Raúl Sendic, 19 de octubre de 1971, Casa de Gobierno de Montevideo)


“La cruz gamada ondea donde las demás banderas no pueden ondear. Hemos llegado” (Astronauta Heller Eichsman, agosto de 1965, en la luna)


“La misión fue cumplida. Lo encontramos en Belén” (Soldado de Herodes, en un año indeterminado, Roma)

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...