16 de junio 2024
Dólar
Compra 38,15 Venta 40,35
8 de mayo 2023 - 16:47hs

Hace un año exactamente, cuando con el periodista Juan José Díaz estábamos procesando toda la información para cerrar la primera encuesta de Fútbolx100 Femenino (que a través de Referí pretendía sumar un aporte para jerarquizar la actividad del fútbol practicado por mujeres y otorgarle en la encuesta el mismo escalafón que el masculino), me encontré con una respuesta que me sorprendió.

Un entrenador, el de Fénix, respondió que no quería participar porque estaba en contra de la AUF y de la organización que le daba al fútbol femenino.

Foto: Leonardo Carreño. Belén Aquino, la mejor jugadora del fútbol uruguayo en la encuesta Fútbolx100 Femenino

Tomé el teléfono, lo llamé y luego de explicarle que nada tenía que ver Referí con la organización del torneo y mucho menos con la AUF, y que esta encuesta solamente pretendía dar un realce al femenino así como tiene el masculino (con Fútbolx100 desde 1996) para dejar al final de cada torneo un registro de quiénes fueron las mejores de cada año (eso que solamente lo valora el tiempo), me sorprendió su postura y la de sus jugadoras, que estaban en la misma línea.

Acepté su explicación y le ofrecí el espacio de Referí para difundir todo lo que fuera necesario. Le agradecí y comencé a interiorizarme cada día más en la realidad del fútbol femenino.

La conclusión a la que llegué, luego de hablar con dirigentes de varios clubes, neutrales, con entrenadores y jugadoras: si no fuera obligatorio, los clubes de la AUF no invertirían un peso en fútbol femenino. Así como está escrito: las instituciones no invertirían un peso, porque cada aporte a esa actividad no la cuentan como una inversión sino como gasto. Por tanto, no habría fútbol practicado por mujeres dentro de la estructura de la Asociación.

La decisión de FIFA de impulsar el desarrollo de esta actividad, al punto de otorgarle el mismo estatus que el masculino, y establecerlo como prioridad, y de Conmebol de imponer como requisito para aquellos clubes que quieran competir a nivel profesional (en este caso en la AUF), para los uruguayos), es la única razón por la que el fútbol femenino en Uruguay sigue compitiendo bajo el paraguas de la Asociación.

Con esto no quiero transmitir que si no hubiera fútbol practicado por mujeres de la AUF no existiría esta actividad. ¡Por favor! Entendámonos bien.

Antes que la AUF lo regulara, a partir de 1996, las mujeres tenían su propia organización y competencias -incluso cuando en algunos sectores de la sociedad del siglo pasado estaba mal visto-, y la podrían tener por fuera de la estructura oficial.

Lo que ocurre desde 2018 es que las demandas de FIFA y Conmebol llevaron a esta realidad.

¿Por qué FIFA cada vez invierte más, en Europa llenan estadios y alcanzan récords de venta de entradas, en EEUU invierten fortunas, y en Uruguay es un problema para su organización? Porque el fútbol uruguayo vive de las transferencias y en Uruguay el fútbol femenino no ingresó aún en el mercado de la venta de futbolistas.

Las ligas que pagan contratos profesionales son aquellos que viven de la venta de entrada y patrocinio. Eso no ocurre en Uruguay.

¿El fútbol femenino es profesional en Uruguay? No. No existe ese estatus para el fútbol practicado por mujeres porque no se pueden registrar contratos en la AUF.

Pero, ¿las futbolistas cobran un salario por jugar al fútbol? En unos pocos clubes las jugadoras tienen contratos laborales y, por tanto, puertas para adentro viven como profesionales, pero frente a la AUF son jugadoras que no están comprendidas bajo el régimen profesional.

Este escenario debilita a las futbolistas, que no tienen regulada su actividad a nivel profesional, y también a los clubes. ¿Cuál son los riesgos que asumen al no tener registrados los contratos en la AUF? Si mañana una jugadora se quiere ir, se va, y la institución no tiene a quién reclamar por la transferencia.

Los únicos con contratos profesionales en el fútbol uruguayo son los hombres. Así está establecido en el convenio AUF-Mutual, en donde el salario mínimo de un jugador de un club de Primera División Profesional es $ 56.375.

¿Cuál es el presupuesto de los clubes de Primera en fútbol femenino en Uruguay?

¿Cuánto cobran las futbolistas en Uruguay? Depende de la oferta y de la demanda. No hay mínimos, ni obligación de pagar como en el masculino. Los clubes grandes topearon sus salarios en US$ 800. Son muy pocas las que acceden a esos contratos. Los clubes chicos que pagan salarios a sus jugadoras (Wanderers, Defensor Sporting) hasta US$ 600, cifra a la que accede un reducido grupo de futbolistas.

La mayoría de las instituciones solo ofrecen viáticos para transporte, las instalaciones para entrenar y la indumentaria. Eso es todo lo que tienen a su disposición.

¿Cuál es presupuesto de los clubes de Primera División para el femenino? Nacional y Peñarol, que pagan salarios a sus jugadoras, invierten anualmente US$ 250.000. Esto equivale al 4% de su presupuesto del año, incluso menos, porque los aurinegros tienen números más elevados que los tricolores.

El resto de los clubes de Primera, que pagan un viático, gastan al año entre US$ 50.000 y US$ 100.000, dependiendo de la cantidad de planteles que tienen y de jugadoras.

Es obligatorio en la AUF para el femenino competir en Primera y en una categoría de formativas, Sub 19 y Sub 16. En Sub 14 no existe ninguna exigencia.

Por esa razón en la categoría superior juegan 23 clubes, en Sub 19 son 14, participan 20 en sub 16 y en la más pequeña, sub 14, solamente siete.

Aquí está la verdad sobre quiénes apuestan por el femenino, los que juegan en sub 14: Nacional, Peñarol, Liverpool, Fénix, River Plate, Danubio y Cerrito.

Siete impulsan el femenino desde la primera categoría de formación en 28 clubes profesionales y otro tanto amateur.

El Uruguayo de Primera ya empezó y el de Segunda y formativas comenzará el fin de semana próximo.

¿Sabías que este año por primera vez habrá casi ocho meses de actividad de fútbol de corrido? Se jugará el Torneo Apertura (10 fechas), Intermedio (cinco/seis fechas y final) y Clausura (10 fechas). Luego las finales.

En 2022 la AUF comercializó los derechos de TV y repartió entre los clubes un dinero que permitió pagar los gastos de jueces, seguridad y cancha del torneo, y los clubes recibieron US$ 5.000 por todo el año. En el caso de los que invierten menos le alcanzó para un mes de presupuesto.

¿Qué pasa con la televisión en el fútbol femenino? El año pasado la AUF y DirecTV firmaron un acuerdo y el torneo se vio en ese cableoperador. En 2023 se presentaron dos ofertas, Antel y Tenfield. Con la empresa estatal ya cerraron el acuerdo y los partidos se ven por streaming. Con Tenfield aún no.

El fútbol femenino en Uruguay sigue recorriendo desde 1996 la etapa de despegue.

Cada día tiene más exposición. Las jugadoras reclaman mejor organización. Clubes como Nacional, el que más empuja con su estructura, Peñarol, Liverpool, Fénix, River Plate, Danubio y Cerrito, que participan en las cuatro categorías de la AUF, intentan jerarquizar la actividad.

Foto: Leonardo Carreño. Los y las mejores del Campeonato Uruguayo 2022 en la encuesta Fútbolx100

Referí realizó su segunda encuesta de Fútbolx100 tras el Uruguayo 2022, pero hay una realidad que rompe los ojos: sin la obligación de Conmebol, el fútbol practicado por mujeres en Uruguay tendría el nivel de amateurismo de campeonatos de fútbol 5, en donde la pasión futbolera de los uruguayos las pone a competir.

Mientras no se transforme en un negocio (como el masculino) y Uruguay se posicione en el mercado como exportador de jugadoras, o Conmebol y FIFA desembarquen con fuertes apoyos económicos para potenciar la actividad, las mujeres seguirán teniendo un rol secundario en el fútbol uruguayo.

Temas:

Entre líneas Member fútbol practicado por mujeres fútbol femenino Uruguay

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos