Omedia > LA CASA VIOLETA

El maridaje perfecto frente al puertito del Buceo

La Casa Violeta propone la combinación de los mejores vinos con sus tradicionales carnes

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2017 a las 05:00

El sommelier Alejandro Cortinas lleva ocho años al frente de la cava de La Casa Violeta, el restaurante que hace dos décadas forma parte de la escena gastronómica montevideana frente al puertito del Buceo. Su tarea es fundamental en un local que se caracteriza fuertemente por una carta que ofrece diferentes carnes y pescados, platos para los que el maridaje con un buen vino puede cambiar el almuerzo o la cena del comensal.

Con variedades de 13 bodegas nacionales y más de 250 etiquetas, La Casa Violeta cuenta con una de las cavas más importantes de la ciudad, lo que posiciona al restaurante con ese diferencial. "Se trató de un proceso paulatino, y actualmente tenemos una fusión riquísima de vinos", destacó Cortinas.

Embed

Carnes de primera con la mejor vista al mar.

Posted by La Casa Violeta on martes, 27 de junio de 2017

Además de la cava madre, el restaurante tiene cavas para vinos blancos, espumosos, rosados y tintos

El sommelier cuenta con una vasta experiencia en catas nacionales y ha viajado en varias ocasiones a Brasil como representante del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INAVI).

La atención en los detalles es uno de los puntos esenciales del restaurante, y por ello prestan especial cuidado a la temperatura adecuada a la que se sirve cada vino y la utilización de cristalería específica para cada etiqueta.

Embed

#TodoElChet

Una publicación compartida de Gastón Cea (@gatocea) el


El servicio del personal, la decoración y ambientación, además de la vajilla especialmente seleccionada –de las marcas Riedel y Spiegelau–, crean un ambiente ameno para diversos públicos: un almuerzo de trabajo, una comida en familia o una salida en pareja.

Importancia del sommelier

Que La Casa Violeta cuente con una persona dedicada específicamente a la selección y recomendación de vinos no es casual.

Se trata de una inversión en un profesional con una formación en la materia que le da un valor agregado a la experiencia de combinar sabores de alimentos y vinos.

Embed

"El maridaje entre el vino y la comida es como el casamiento metafórico entre un alimento con un vino. El objetivo de esto es destacar el placer al comerlo y que se potencien entre sí", expresó Cortinas.
La selección de vinos está íntimamente relacionada con la propuesta gastronómica del lugar. Por ello, el sommelier es una figura de confianza que maximiza al detalle las opciones del restaurante.

Estándares internacionales

De acuerdo con Cortinas, el 50% de los clientes del restaurante son extranjeros, tanto turistas como personas de negocios. Esto último debido a su ubicación, cercana a oficinas de empresas internacionales en el World Trade Center y alrededores.
"Los europeos son los más exigentes, pero los que invierten más en las botellas son los asiáticos, que se guían más por la sugerencia", afirmó Cortinas. Europea, asiática y norteamericana son las procedencias más frecuentes de los comensales que llegan a La Casa Violeta desde el exterior.

Maridajes a la carta

Merluza + chardonnay

Embed

La combinación entre pescado y vino es muy pedida según el sommelier. La carta del lugar cuenta con una merluza negra con reducción de cítricos y acompañada de pure suave de espinaca, que según Cortinas va muy bien con los chardonnay sin crianza en madera como buena armonía.

Raviolón de cordero + petit verdot

Un destaque en el menú es la variedad de pastas caseras de La Casa Violeta. Entre estas pastas hay un raviolón de cordero acompañado de crema de hongos con reducción de vino jerez, las que el sommelier sugiere combinar con cepajes como petit verdot.
"hoy en día hay excelentes ejemplares locales de estas cepas", dijo Alejandro Cortinas.

Cowboy steak + malbec

Embed

#dinosaurio #gota #quepedazo #dinner #cowboysteak #angus La cagó..

Una publicación compartida de cristobal (@c.alexandroff) el


Uno de los cortes de carne vacuna estrella del restaurante es el cowboy steak, un ojo de bife ancho con hueso. Este tiene un excelente maridaje con la destacada selección de malbec de La Casa Violeta, que según Cortinas es "de las más interesantes de las cartas de vino nacional".


Todos los contenidos identificados como O Media son realizados por el equipo de El Observador comisionados por empresas u organizaciones. Se trata de contenido que no necesariamente responde a los criterios editoriales de El Observador.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...