Nacional > Elecciones de 2019

El nuevo menú del Partido Colorado: en busca del líder

Con el anuncio de Pedro Bordaberry de dar un paso al costado de la política, los movimientos en el partido formaron cuatro caminos con nuevos y viejos protagonistas

Tiempo de lectura: -'

15 de julio de 2018 a las 05:00

En abril de 2017 el Partido Colorado supo que en su camino se vendría un nuevo cambio. El senador y líder de Vamos Uruguay, Pedro Bordaberry, anunció su retiro de la política a partir de 2020. Para la colectividad política eso significó la pérdida de un candidato que, a su vez, era el principal líder de ese partido desde que se impuso en la interna de 2009. "Estoy convencido de que llegó el momento de dejar el paso a otros. Siempre he creído que la alternancia es algo bueno en todas las actividades de la vida pero en especial en la política", escribió en un correo electrónico que envió a sus compañeros de sector.

A partir de esa decisión, a los colorados se les planteó un nuevo desafío: encontrar otro líder que, en la medida de lo posible, fuera un buen candidato para mejorar la magra expresión electoral. Sin embargo, al no aparecer un heredero claro se comenzaron a trazar varios caminos. Algunos buscaban recuperar valores más tradicionales del partido, otros querían construir propuestas totalmente nuevas y finalmente están quienes optaron por seguir en una misma senda con figuras de otros lares que se les acercaban.
Para el secretario general del Partido Colorado, Adrián Peña, la diversidad de caminos era esperable. "Me parece natural porque al no haber un heredero claro nos vamos juntando de acuerdo a diferentes orígenes y perfiles", dijo a El Observador.

A menos de un año de las elecciones internas, el nuevo panorama está prácticamente delineado y son cuatro agrupaciones las que buscarán levantar al partido. Bordaberry, en tanto, optó por no pronunciarse sobre el apoyo a ninguna en particular. Su decisión se debe a que al decidir dar un paso al costado, cree que no puede apostar públicamente a ninguna en particular, dijo a El Observador. El líder de Vamos Uruguay ve cómo quienes lo acompañaron ahora se mueven en direcciones diferentes en el mapa colorado que tiene nuevos e históricos protagonistas.

Uruguay Batllista

José Amorín Batlle
A pesar de que nunca integró Vamos Uruguay, el anuncio de Bordaberry también movió a José Amorín Batlle, quien durante dos elecciones se presentó como precandidato por el sector Propuesta Batllista (ProBa), que conjugaba la histórica Lista 15 con el Foro Batllista. A partir del nuevo esquema, ProBa dejó de existir y Amorín se presentará en las internas de junio de 2019 con Uruguay Batllista, de la que participan algunos exintegrantes de Vamos Uruguay. Ese es el caso de, por ejemplo, del exintendente de Salto, Germán Coutinho. Desde 2015 ocupa una banca como senador y fue compañero de fórmula de Bordaberry en las elecciones de 2014. Es uno de los dirigentes que está desde la primera hora de Vamos Uruguay y fue uno de los hombres más cercanos de Bordaberry.


A las filas de Amorín también se sumaron dirigentes que quisieron rendirle homenaje al exministro de Economía Alejandro Atchugarry, como Solís Reyes y Mario Rivero, que fundaron el sector Batllismo Constructor y que cuenta con el apoyo de Hugo Moreira –exsecretario de Jorge Batlle- y el abogado Darío Amestoy.

Ciudadanos

Ernesto Talvi
Prefieren presentarse como "un proyecto político" más que como un nuevo sector porque consideran que eso "trae división". La agrupación Ciudadanos surgió hace algunos meses, luego de varias reuniones y recorridas a lo largo y ancho del país con el economista Ernesto Talvi como líder, aunque por ahora no puede mostrarse públicamente. Ciudadanos está formado por varios referentes de Vamos Uruguay, como los diputados Ope Pasquet, Susana Montaner y Adrián Peña (también secretario general del Partido Colorado). Según explicó Peña a El Observador, la organización trabaja con 50 referentes en todo el país, varios ajenos a la política, otros vinculados y algunos que vuelven a acercarse. Uno de ellos es, por ejemplo Gastón Atchugarry, hijo de Alejandro el exministro de Economía y Ney Castillo, quien fue candidato a la intendencia de Montevideo en 2010. Como presidenta figura Margarita Machado, una abogada riverense de 59 años que si bien tradicionalmente apoyó la Lista 15, nunca tuvo una participación tan activa de la política.

La búsqueda de figuras ajenas o no tan cercanas a la política fue uno de los requisitos de Talvi cuando se le planteó el proyecto. El objetivo del sector es poder presentarlo como precandidato sobre finales de julio, aunque la agenda puede variar de acuerdo a los tiempos del economista, que dirige el Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (Ceres) y tiene que dejar ese puesto para poder centrarse en su nuevo rol.

Batllistas

Julio María Sanguinetti
El retorno de la vieja guardia colorada es otra de las sorpresa que generó este cambio. Tanto es así que una de las cuatro agrupaciones está liderada por el dos veces presidente Julio María Sanguinetti, quien vuelve a la arena política a pedido de varios dirigentes que fueron a buscarlo. En principio, el exmandatario no será precandidato presidencial, sino que encabezará una lista al Senado con el grupo Batllistas, formado por migrantes de otras colectividades coloradas y figuras históricas de la política. A Batllistas lo integra, entre otros, el grupo Espacio Abierto, liderado los diputados Tabaré Viera y Conrado Rodríguez y el intendente de Rivera, Marne Osorio. Al sector de Sanguinetti también se unió Germán Cardoso, que es actual diputado de Vamos Uruguay.

También hay personajes que desde hacía un tiempo parecían un tanto alejados del terreno electoral, como el exvicepresidente de la República, Luis Hierro López, que ocupó ese cargo durante el gobierno de Jorge Batlle (2000-2005) y Luis Mosca, exministro de Economía durante el segundo gobierno de Sanguinetti (1995-2000) y que había sido subsecretario del mismo ministerio en su primera presidencia (1985-1990). También lo acompañará Didier Opertti, ministro del Interior durante los tres primeros años de su segundo mandato y canciller desde que dejó la cartera de seguridad hasta el fin del gobierno de Batlle (2005) y el constitucionalista Ruben Correa Freitas, quien fue entre 1995 y el 2000 titular de la Oficina Nacional de Servicio Civil.

Batllistas Orejanos

Fernando Amado
Bastante antes de que Pedro Bordaberry anunciara su alejamiento de la política, el diputado Fernando Amado decidió dar un paso al costado de su agrupación y empezar un camino en solitario. Amado, que es resistido por alguno de sus correligionarios, abandonó Vamos Uruguay tras haber sido electo diputado dos veces y en 2017 anunció la creación de Batllistas Orejanos. El sector, por el que ya se proclamó precandidato para las elecciones internas de 2019, pretende ser una "opción de Partido Colorado diferente, de centroizquierda, liberal, democrático, republicano y progresista", según dijo el diputado a Montevideo Portal meses atrás.

El precandidato intentará captar a aquellos votantes del Frente Amplio que según las últimas encuestas de intención de voto se muestran desencantados con el partido de gobierno, pero dudosos a la hora de elegir a quién votar.

Comentarios