Nacional > POLITICA

El Partido Liberal Libertario se lanza al debate “contracultural”

Proponen que el Estado no se encargue más de casamientos y jubilaciones

Tiempo de lectura: -'

21 de abril de 2013 a las 16:53

Con en el objetivo de restaurar “el verdadero sentido de la palabra libertad” y dar testimonio del “mal uso” de los principios de “solidaridad e igualdad”, el Partido Liberal Libertario se ofrece como una nueva opción para aquellos uruguayos cansados “del falso progresismo”. En su discurso “contracultural”, esta nueva organización apoya el libre porte de armas, el matrimonio “igualitario”, la desmonopolización de los servicios públicos, la liberalización de las drogas y la libre venta de alcohol sin ningún tipo de regulaciones, entre otras cosas.

“Queremos ser un contrapeso de las grande corrientes de opinión que inclinan la balanza hacia un Estado benefactor ineficiente. Están dadas las condiciones para dar un gran debate a favor de la libertad”, dice Rafael Gibelli, un abogado, antropólogo y escritor que orienta esta novel organización.

Incluso, este partido quiere integrarse a las negociaciones de blancos y colorados para crear un lema accidental que les permita competir con el Frente Amplio por el gobierno de la intendencia de Montevideo.

Pero, particularmente, el Partido Liberal libertario propone, como su nombre los sugiere, desregulaciones y liberalizaciones de todo orden. Así, consideran fundamental eliminar el Banco de Previsión Social (BPS) para que las jubilaciones queden en manos de empresas privadas. Estos liberales proponen que el Estado se haga cargo de la financiación de las jubilaciones en curso a través de la emisión de deuda pública.

Asimismo, impulsan la reestructura de los organismos rectores de la enseñanza. “De esta forma, la educación dejará de estar sometida a la visión de un conjunto de intereses políticos e ideológicos temporales que fácilmente se apoderan de los mecanismos formales y que actúan como censores intelectuales al servicio de intereses corporativos”, dice el programa de gobierno de este partido.

Claro que los integrantes de esta organización saben que a lo máximo que pueden aspirar es a una representación parlamentaria pero, sostienen, lo más importante es dar “el debate que se abre con el nuevo siglo”.
En esa sintonía, creen necesario liberalizar el sistema bancario para crear nuevas instituciones financieras que estén habilitadas para recibir depósitos y prestar dinero.

Además de promover el libre porte de armas, la organización sugiere la aprobación de leyes que permitan a aquella persona que sea asaltada “defender su terreno y resistir el ataque sin importar la proporcionalidad de la defensa”. “(El asaltado) no tiene la obligación de dirigirse hacia los campos y los caminos como fugitivo de su propio hogar”, dice el programa del Partido Liberal Libertario.

Acerca del mercado de bebidas dicen que el gobierno “no puede dedicarse a hacer de niñera e interferir, basado en decisiones tecnocráticas, con las acciones libres de ciudadanos que no estén actuando agresiva o violentamente”. Sobre el matrimonio igualitario, dicen estar de acuerdo y sostienen que el Estado no debería meterse en la regulación de las uniones conyugales.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...