30 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,40 Venta 39,80
5 de mayo 2023 - 17:06hs

“Your Majesty The Queen”. El remitente de la carta que el muchacho de 15 años llevaba entre sus manos a la sucursal de correos de Young era, al menos, curioso. Pero terminó de sorprender a la funcionaria del Correo Uruguayo cuando vio la dirección de envío: “Buckingham Palace, United Kingdom“

Ignacio (Ndr: que prefirió omitir la publicación de su apellido) decidió enviarle una carta a la reina Isabel II con motivo de su Jubileo de Diamante, cuando celebró los 60 años de reinado, en 2012. Pero lo más sorprendente para la funcionaria de la pequeña agencia de correo estatal de Río Negro fue cuando llegó la respuesta: una carta de la Familia Real con el sello del Palacio. “Fue divertido porque recibí una respuesta de la reina con una carta firmada y en aquel momento fue todo un evento. Decía 'gracias por preocuparte, gracias por los saludos desde tan lejos' y tenía las fotos de ella”, recuerda el uruguayo de 28 años desde Londres, a donde viajó para ser testigo de la Coronación de Charles III.

A partir de ese día empezó lo que se transformó en una tradición personal: escribirle cartas a la realeza en prácticamente todos los eventos protocolares, cumpleaños, jubileos, celebraciones de aniversarios, coronaciones. “Debo tener unas treinta cartas de diferentes personas: tengo de Charles, tengo de una carta firmada de Camilla, una carta de William, tengo una carta de Kate”, enumera de memoria. Y siempre recibe una respuesta, sea firmada o en nombre de algún asistente. Siempre regresa una carta al Correo Uruguayo con un agradecimiento de la Familia Real.

Gentileza de Ignacio desde Londres Parte de su colección de cartas con la Realeza, el día que murió la reina Isabel II

El interés por la cultura inglesa está enraizado en su formación educativa. Desde pequeño estudió inglés en el Instituto Anglo y tuvo un acercamiento a la cultura británica que despertó un interés particular y permanente en él. Ahora atiende la llamada de El Observador desde una carpa montada en The Mall, una de las principales arterias de la capital británica que llega hasta el Palacio de Buckingham. ¿Cómo llegó hasta allí? “Well, that’s a funny story, responde navegando entre ambos idiomas.

Una amistad inesperada y tres hurras por la reina 

La reina Isabel II salió al balcón el 2 de junio de 2022 flanqueada por tres generaciones de su familia: el –hasta entonces– príncipe Charles y su esposa, Camilla, la duquesa de Cornualles; el príncipe William y Kate, la duquesa de Cambridge; y sus tres hijos. En ese momento la gente que celebraba el Jubileo de Platino de la monarca fuera del Palacio de Bukingham estalló en un aplauso a las siete décadas de reinado de una de las monarcas más longevas del mundo.

“Cuando se trata de cómo marcar setenta años como Reina, no hay una guía a seguir. Realmente es una primera vez. Pero me siento honrada y profundamente conmovida de que tanta gente haya salido a las calles para celebrar mi Jubileo de Platino”, declaró la reina en un mensaje oficial. Y ahí también estaba Ignacio, que después de tantos años de correspondencia e interés por la cultura británica decidió viajar a Londres para festejarlo y conocer la celebración de primera mano.

Gentileza de Ignacio desde Londres Ignacio en el Jubileo de Platino de Isabel II

“Sabía que había muchos festivales, todo un fin de semana de feriados para ellos, un concierto en vivo con famosos. Entonces me vine y dije 'voy a pasar a Londres el fin de semana, viajo, paseo y veo qué onda'”. Con el mate abajo del brazo empezó a caminar entre carpas con gente acampando, dos días antes del evento, para reservar un lugar que les permitiera ver a la familia real.

“Me acerqué a una carpa en la que había dos personas, una mujer de unos cuarenta años y su mamá. Me puse a conversar con ellas, obviamente en inglés, me empecé a hacer conocido y terminé prácticamente todo el fin de semana del Jubileo con ellas. Al punto de que el último día el festejo me había comprado una silla y me habían guardado un lugar para que festejara con ellos aquí”, recuerda.

Desde entonces entabló una amistad inesperada que continuó incluso a la distancia.

“El año pasado empezó una amistad con Lucy Edwards y con su mamá, Lynn, que es una persona hermosa. Tal es así que cuando nos despedimos el año pasado Lynn me dijo 'ok, the next time we're going to see each other is going to be in the coronation of the king'. La próxima vez que nos veamos va a ser en la coronación del rey”.

Gentileza de Ignacio desde Londres Ignacio y Lyn cuando se conocieron en el Jubileo de Platino de Isabel II

En ese momento Ignacio no lo tomó al pie de la letra. Principalmente porque, si bien había rumores sobre el estado de salud de la reina, no sabía cuánto tiempo podría pasar antes de que asumiera el nuevo rey. Pero siguieron en contacto, alimentando una amistad entre Uruguay e Inglaterra. Cuando murió la monarca, el 8 de setiembre del mismo año, se llamaron por teléfono para comentarlo.

Cuando se anunció la fecha del acto de Coronación del rey Charles III y la reina Camilla, Ignacio –que trabaja como docente de la Universidad de la República– no tenía en sus planes viajar. Principalmente por motivos económicos y compromisos laborales. Pero su amiga lo llamó y lo invitó a su casa en Bristol, a conocer su familia y a compartir un evento histórico: la coronación de un nuevo rey. Se tomó un avión, lo recibieron con carteles y hasta le festejaron un cumpleaños con temática británica. No podía ser de otra forma.

Carpa, mate y english breakfast tea 

El rostro del nuevo rey y la inscripción "God save the king" cubre una carpa. Banderas británicas se transforman en vestidos, zapatos y sombreros. Pero si se pone atención, una bandera uruguaya aparece en la celebración.

“Llegamos ayer a la tarde, tenemos un lugar donde quedarnos en Londres pero mi amiga Lucy, que es la que armó todo, vino el martes de madrugada. Así que está desde el martes esperando, acampando hasta el domingo", cuenta Ignacio desde el campamento londinense, ahora repleto de otras tiendas y gente que espera ser testigos de la historia del Reino Unido.

"Tenemos una fiesta de té, tenemos galletas, champagne y banderas, todo para festejar”, comenta el uruguayo y apunta que además lo acompaña una amiga uruguaya-israelí que llegó de Israel y otra mujer desde Estados Unidos. “Somos una barrita bien instalada. Estamos casi en frente al palacio, de hecho el Rey bajó a saludar hace un ratito y no llegó hacia donde estamos nosotros, pero estuvo a 50 metros", agrega.

La ceremonia de coronación de Charles III y Camilla comenzará este sábado 6 de mayo a las 11:00 –las 07:00 de Uruguay– pero se extenderá durante todo el fin de semana con actividades programadas y un concierto del que participarán artistas como Katy Perry, Lionel Richie, Take That y Andrea Bocelli.

Gentileza de Ignacio desde Londres De izquierda a derecha: Lucy, Ignacio, Lyn y Galy

Pero, ¿por qué un uruguayo cruza el Océano Atlántico para ser partícipe de una coronación? “Nací en una república libre, soberana y soy alguien que apoya totalmente la democracia. No soy monárquico. Claramente no se trata de la monarquía en tanto una institución real sino simbólica. Inglaterra tiene uno de los índices democráticos más altos de todo el mundo, es una monarquía parlamentaria. La Corona es simplemente un elemento simbólico que obviamente tiene miles de años de historia. Uno no puede tirar dos mil, tres mil, cinco mil años de historia a la basura porque ya no es actual. Simplemente se adapta a los tiempos. La monarquía forma parte de la cultura y de la identidad inglesa”, explica Ignacio.

Cada tanto interrumpe la conversación con emoción. "¡Oh, someone's coming!. Parece que alguien está pasando ahora, no sé quién es, pero viene lleno de gente", comenta mientras al fondo se escucha el murmullo inquieto de los que se acercan a la valla con la esperanza de que se trate de un miembro de la familia real. Se conforma con que podría ser un embajador y la conversación continua.

La experiencia, dice Ignacio, no se trata solo del protocolo ceremonial, sino del ambiente de celebración y comunión que se genera con los demás.

“La gente ama esto. Son festivales gratuitos para todos, se apoya instituciones como las ONGs y organismos de beneficencia. Lo que uno entiende, y lo estoy viviendo de primera mano, es que se genera un sentimiento de comunidad increíble. Yo me hice amigos que no conocía simplemente por acercarme a conversar con mi mate hace un año atrás y hoy estoy con mi mate sentado acá conversando con ellos, disfrutando, conocí su casa, tenemos personas al lado que ya forman como parte de nuestro grupo, hay gente de Australia, gente de Inglaterra, gente de Sudáfrica, está mi amiga de Israel. Sea genera un sentimiento de comunidad y de diversión que está buenísimo y eso es lo que quizás no se entiende por no vivirlo".

Gentileza de Ignacio desde Londres Un mate en la previa de la coronación de Carlos III

"Yo les comparto un mate, ellos me comparten una taza de té, nos divertimos, nos reímos, la pasamos bien, creo que se trata de eso. Es todo muy comunitario y creo que eso es lo que es lo que más se va a valorar: el sentimiento de pertenencia y comunidad que le da no solo a los ingleses y la gente de la Commonwealth sino también en el resto del mundo, como nosotros los uruguayos". 

Quizás pueda ser uno de los primeros uruguayos en ver al rey Carlos III después de su coronación, pero para Ignacio no se trata solamente de esos minutos en los que los reyes desfilen delante de él en su carruaje sino de compartir su cariño por la cultura inglesa con otras personas que llegaron de todas partes del mundo para ser testigos de un momento irrepetible. It’s living history, resume.

Temas:

Coronación Carlos III Camilla Parker Bowles Reino Unido Uruguayos en el mundo

Te Puede Interesar