Nacional > SERVICIO EXTERIOR

Embajadora impuesta por Topolansky será la primera sin votos de la oposición en este período

El Senado vota este miércoles la venia de Rosario Portell, que fue cesada dos veces por Vázquez pero ahora es enviada a Vietnam

Tiempo de lectura: -'

31 de julio de 2018 a las 22:00

Por primera vez en lo que va de este período de gobierno, una venia de un embajador saldrá solo con los votos del Frente Amplio.

El caso de Rosario Portell, designada por el Poder Ejecutivo como embajadora en Vietnam a pesar de haber sido cesada dos veces por el presidente Tabaré Vázquez, generó críticas en la oposición y hasta alguna duda en filas frenteamplistas, que de todas formas asumirá en sala la defensa de la cuestionada funcionaria.


Según informó El Observador, la designación de Portell fue un pedido de la vicepresidenta Lucía Topolansky al presidente Vázquez, pero es resistida por muchos funcionarios de Cancillería. Portell, que fue embajadora en China durante el mandato de José Mujica, no tiene título universitario y maneja un inglés regular, según relataron diversas fuentes diplomáticas. Sin embargo, el respaldo de Topolansky fue suficiente para que Vázquez la designara en un destino que ya había sido solicitado por otros dos funcionarios de carrera.

El pasado 17 de julio, cuando su venia fue sometida a discusión en la comisión de Asuntos Internacionales, tanto el Frente Amplio como el Partido Independiente votaron a favor. Sin embargo, el senador Pablo Mieres no mantendrá esa decisión en la votación de este miércoles en sala.


"Cuando la voté en comisión no tenía esta información, y si no había ninguna tacha no había por qué votar en contra. Con estos cuestionamientos, que hablan de una repetida mala performance, definitivamente no la vamos a apoyar", dijo Mieres a El Observador.

Según aclaró, en lo que va de la legislatura las venias de profesionales de carrera fueron aprobadas con los votos de todos los partidos, mientras que ninguna venia política –como la de Portell– tuvo el rechazo de toda la oposición.

El canciller Rodolfo Nin Novoa dijo este martes en radio Sarandí que en su gestión hay cinco embajadores políticos y que Portell "sería la sexta". Los otros embajadores políticos son Héctor Lescano (Argentina), Eduardo Lorier (Cuba), Mario Cayota (Vaticano), Jorge Delgado (México), y Guillermo Dighiero (Francia).

Dos veces cesada

María del Rosario Portell ingresó a Cancillería en 2005 (como subdirectora de Asuntos Económicos) bajo el ala del ministro Reinaldo Gargano. Los profesionales del servicio exterior –sobre todo aquellos que se desempeñaban en la división de tratados– recuerdan cómo impulsó a instancias de instrucciones políticas superiores, numerosos acuerdos económicos, comerciales y de cooperación entre Uruguay y Venezuela, con notorios vicios de fondo y forma, que por esta razón no pudieron ser implementados ni ejecutados.

El 2 de setiembre de 2008, a instancias de un nuevo canciller (Gonzalo Fernández), Portell fue desvinculada, luego de irregularidades en su participación en la Expo Zaragoza.

En 2010, con Luis Almagro de Canciller, Portell volvió al ámbito diplomático y fue designada como embajadora en China. En 2015, cuando asumió el tercer gobierno del Frente Amplio, Portell fue enviada de nuevo a Uruguay y cesada de sus funciones en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Ley de voluntariado vuelve a comisión

Por tercera vez, el proyecto de ley de voluntariado volverá a la comisión de Población del Senado para su modificación. El texto, que obliga a los voluntarios a estar registrados, recibió críticas de la oposición pero también generó diferencias en el Frente Amplio.

La senadora Daisy Tourné planteará este miércoles el retorno a la comisión, ya que entiende que la redacción es “demasiado reglamentarista”.

Comentarios