Economía y Empresas > Tarifas

En ANCAP dan por descontado suba de combustibles en enero

Números del ente se ajustaron y hoy los costos están 30% por arriba de su última paramétrica

Tiempo de lectura: -'

22 de noviembre de 2017 a las 05:00

Con una cotización del petróleo en los mercados internacionales desalineada de la última referencia que fijó ANCAP en julio, un repunte de la cotización del dólar, y un alza de costos que deberá encarar el ente a partir de enero de 2018 (como salarios), una suba de los combustibles a partir de enero sería el "escenario más lógico", reconocieron a El Observador fuentes oficiales.

Los informes técnicos que ANCAP intercambió con los ministerios de Industria, Economía y la OPP, arrojan que los números del ente –a falta de un mes para que cierre el año– están "muy justos" por lo que sería un "riesgo" mantener las actuales tarifas de los combustibles sin comprometer las finanzas de la empresa, explicaron.

Esto porque el costo de importar petróleo en pesos está hoy un 30% por encima de la paramétrica que fijó en julio pasado. Ahí se estableció para el semestre julio-diciembre una cotización para el crudo Brent de US$ 49 y un dólar a $ 29, lo que arroja un valor en pesos de $ 1.421 por barril. Sin embargo, con el cierre de este martes del petróleo a US$ 62,7 y un tipo de cambio a
$ 29,36, la cotización del barril llegaba a $ 1.842. En el acumulado julio-noviembre, la paramétrica ha estado en promedio un 12% por encima de lo que proyectó al arranque del segundo semestre.

La empresa había cerrado la primera mitad del año con una ganancia de US$ 77 millones, pero esa reserva se fue diluyendo en los últimos meses como consecuencia de un encarecimiento del barril de petróleo en pesos. Los números para ANCAP también se vieron resentidos por la resignación de ingresos que le implicó la rebaja de $ 3 del gasoil en julio. Ello llevará a que el ente deje de percibir unos US$ 50 millones entre julio y diciembre.

Además, las fuentes consideraron como "poco probable" que el MEF opte por no ajustar el Imesi sobre las gasolinas como lo hace cada enero por la evolución que registre la inflación en el año previo.

Por ejemplo, en un litro de nafta Súper que hoy cuesta $ 45,9 al público, el Imesi se lleva $ 20,5 (45% del total). El ingreso que recibe ANCAP por cada litro de gasolina despachado de su refinería es de apenas $ 16,9 (37% del total). El resto está compuesto por márgenes de distribuidores y bonificaciones de ($ 7,6), tasas e impuestos.

Si bien el ministro de Economía, Danilo Astori, dijo públicamente en una entrevista con El Espectador hace un par de semanas que el gobierno iba a intentar aprobar una nueva rebaja del gasoil para apuntalar al sector productivo, esa intención hoy está comprometida. Una de las posibilidades es que el gasoil permanezca sin cambios o que suba menos que las naftas.

Otra de las fuentes añadió que si bien el ente hizo mejoras en la gestión y logró reducir algunos costos como en el caso del cemento, este negocio cerrará el 2017 con un perjuicio superior a los US$ 10 millones (el año pasado perdió US$ 25 millones).

La empresa aplicó una reestructura que implicó mejoras en la gestión de la fuente energética que se utiliza para la producción del cemento, pero el plan de una reducción de la plantilla en más de 150 trabajadores no pudo implementarse con la velocidad que en un principio se definió.

Otro negocio que sigue mostrando números rojos es el de la petroquímica Carboclor, pese a que el Directorio decidió bajar la cortina a la producción industrial a principios de año y declaró su concurso. Esta subsidiaria volvió a perder en el tercer trimestre de 2017 y amplió a
US$ 30 millones el rojo el acumulado enero- setiembre.

Mercado alcista

Los precios del petróleo subieron este martes, apoyado por expectativas de que la OPEP y otros países extenderán la próxima semana un acuerdo global de recortes de producción, aunque señales de un incremento del bombeo en Estados Unidos limitaron las ganancias del mercado. Los futuros del crudo Brent subieron 35 centavos, o un 0,56%, a US$ 62,57 por barril.

"Las tensiones geopolíticas en Oriente Medio y un cuadro macroeconómico en deterioro en Venezuela seguirán respaldando los precios hacia la reunión de noviembre de la OPEP", dijo Abhishek Kumar, analista de Interfax Energy.

"Sin embargo, la alta producción en Estados Unidos será un factor pesimista predominante limitando el alza de los precios del crudo", agregó Kumar.

Analistas prevén que el precio del Brent fluctúe en un rango de entre US$ 61 y US$ 63 antes de la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) prevista para el 30 de noviembre.

La OPEP, junto con una serie de productores fuera del cartel liderado por Rusia, ha estado limitando la producción de crudo este año en un intento por terminar con el exceso mundial de suministros y apuntalar los precios del barril.

En su reunión de la próxima semana, el mercado y analistas esperan en su mayoría que la OPEP extienda el acuerdo sobre los recortes de suministro más allá de su fecha de expiración de marzo del 2018. Se estima que la OPEP extenderá los recortes de producción porque las existencias permanecen elevadas a pesar de recientes disminuciones. (Con Reuters)

En UTE, definición en modo espera

Luego de las diferencias que surgieron entre Economía y OPP, por un lado, y UTE y el Ministerio de Industria por otro, por el ajuste para las tarifas de la energía eléctrica, el tema quedó un poco standby por el "ruido" y revuelo que generó en la interna del gobierno, revelaron fuente de UTE a El Observador. El Directorio de UTE llevó una propuesta para una reducción del 5%, pero desde Economía y OPP consideraron que debían subir un 7%.

Comentarios