Agro > MERCADOS

En Chicago mandan las lluvias y las señales confusas de Trump

El clima juega en contra de la siembra de maíz y soja y es muy fuerte el retraso, pero el plan de ayuda a los agricultores haría que planten más 

Tiempo de lectura: -'

24 de mayo de 2019 a las 05:02

El clima en Estados Unidos siguió dando oportunidades para vender soja, aunque no es claro que la oleaginosa en Chicago pueda seguir subiendo. El gobierno estadounidense da señales confusas sobre la ayuda que dará a sus agricultores por la guerra comercial, mientras la relación entre Beijing y Washington está en el mayor nivel de tensión desde el año pasado.

Las lluvias en las principales áreas productoras estadounidenses no han dado tregua y llevaron a que los futuros del maíz llegaran a máximos en un año en el mercado de Chicago. La siembra del cereal es la más retrasada desde que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) comenzó con los registros en 1980, por lo que el mercado descuenta que no se llegará al área prevista, a lo que se sumarían los efectos sobre rendimiento por una implantación tardía.

Si bien una menor área de maíz dejaría más superficie para la soja –puede ser sembrada más tarde– también está retrasada la implantación de la oleaginosa.

Durante la semana hubo versiones sobre que el gobierno estadounidense daría un muy alto pago directo para la soja como forma de compensar a los agricultores por el efecto de la guerra comercial con China. Este jueves, sin embargo, el USDA divulgó las líneas de una nueva ronda de auxilio a los productores la que tendrá pagos directos –en tres tramos– por US$ 14.500 millones. Estos pagos no serán en función de los distintos productos.

Si bien los detalles no son claros, los funcionarios aclararon que no se recibirá ayuda por el área no sembrada. Esto fue un factor negativo, porque podría llevar a los agricultores a sembrar igual con fechas tardías al saber que tienen un pago directo del gobierno mayor a la cobertura del seguro federal.

En la plaza local los valores se han estabilizado, luego de una mejora conjunta en Chicago para la soja y de las primas con menores descuentos respecto a los futuros. Las referencias locales pudieron acercarse a los US$ 300 por tonelada, pero sin consolidarse en ese nivel y ayer estaban por debajo de los US$ 295 por tonelada.

El repunte de las últimas dos semanas se dio en un momento clave, en el que los agricultores deben cumplir con vencimientos por insumos y créditos, por lo que se dio un incremento en la comercialización que podría llegar esta semana a alrededor de 40% de la producción estimada.

El clima en Estados Unidos no solamente dio oportunidades para la venta local de soja.

El temor porque las lluvias generen problemas de enfermedades y calidad en los cultivos de trigo también influyó en el mercado del cereal.

De esta manera el contrato diciembre de trigo Chicago –que es la referencia para fijación de negocios de cebada en Uruguay– llegó a operar por encima de US$ 185 por tonelada en la semana aunque el nivel de cierres fue limitado.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...