Nacional > Estado

En el FA vacilan ante la propuesta de impedir contratar familiares

Desde el oficialismo ven la iniciativa de Bordaberry como "un exceso"

Tiempo de lectura: -'

13 de febrero de 2018 a las 05:00

Tras presentar un proyecto de ley para prohibir la contratación de familiares de jerarcas en el Estado, el senador del Partido Colorado, Pedro Bordaberry, se sentó a esperar las reacciones del resto del sistema político, pero hasta el momento no ha recibido señales unívocas de apoyo.
En el Frente Amplio, que cuenta con los votos imprescindibles para que cualquier iniciativa parlamentaria prospere, las aguas están divididas entre quienes consideran que la propuesta de Bordaberry es una opción digna de estudiar y quienes consideran que no es más que una reacción "al grito" o "para la tribuna". Asimismo, desde el oficialismo insisten con otras iniciativas referidas a las contrataciones del Estado que en años anteriores no contaron con el respaldo de la oposición.

Distintas opiniones

El coordinador de la bancada de diputados oficialistas, Carlos Varela (Asamblea Uruguay), dijo a El Observador que la propuesta presentada por Bordaberry es "oportunista" y que no cree que se discuta a la brevedad, ya que el Frente Amplio tiene "otras prioridades".
En tanto, el senador de la 711 Leonardo De León afirmó que "a golpe de vista" está "de acuerdo" con el contenido del proyecto, pero dijo que "a toda propuesta de Bordaberry hay que analizarla con lupa porque tiene una postura bastante reaccionaria y nunca a favor de los trabajadores".
Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, José Carlos Mahía (Asamblea Uruguay), escribió en su página de Facebook que si bien la propuesta "merece un análisis riguroso", no comparte el alcance de la prohibición planteada por Bordaberry. "Situaciones como la de Artigas rompen los ojos, pero de allí a privar el ingreso de familiares al Estado en forma generalizada es un error y, por qué no, una injusticia", señaló Mahía. Según el texto presentado por Bordaberry, quedaría prohibida la contratación de personas "que tengan algún vínculo de parentesco, por consanguinidad o afinidad, tanto en línea recta, como en línea colateral, y hasta el cuarto grado, así como del cónyuge, concubino o pareja, con jerarcas del Estado", desde el Presidente de la Repúblia hasta los suplentes de los ediles departamentales. La iniciativa plantea también la desvinculación de todos los funcionarios que incumplan esa condición, siempre y cuando tengan menos de cinco años en la administración. Las únicas excepciones previstas por el proyecto son las contrataciones por concurso.

Según Mahía, "todo partido que accede al gobierno tiene derecho a formar su equipo, que incluye precisamente cargos de confianza". El "punto", continuó, "es no caer en los abusos ni en el amiguismo y aprovechar a dejar colocados a los propios en el Estado".

El director de Recursos Humanos de la Intendencia de Montevideo, Eduardo Brenta, tiene una visión similar. Según dijo a El Observador, "el hecho de que se sea pariente de un jerarca no puede ser un veto para que se ingrese a la función publica". Brenta puso el ejemplo hipotético de un médico que sea hermano de un jerarca y que, con ello, estaría inhabilitado de trabajar para ASSE. "Es una barbaridad", afirmó.
En cambio, Brenta planteó retomar un proyecto de ley que estuvo en el tapete en el año 2008 pero que no prosperó por falta de apoyo de la oposición. Aquel proyecto proponía que las contrataciones de las intendencias fueran obligatoriamente por concurso (o por sorteo para los puestos no calificados), evitando así las designaciones directas. El jerarca de la IMM explicó que en la Rendición de Cuentas de 2008 la oposición aceptó imponer esa obligación para los funcionarios judiciales, pero rechazó extenderla a los gobiernos departamentales. Las iniciativas legales concernientes a los funcionarios públicos y a las contrataciones del Estado precisan al menos dos tercios de los votos de cada Cámara.

El pasado 4 de febrero, durante la Agrupación Nacional de Gobierno en Piriápolis (antes de que Bordaberry presentara su propuesta), la Vertiente Artiguista reflotó ese proyecto y manifestó que es un buen momento para ponerlo arriba de la mesa. Según Brenta, el asunto estará a consideración de la Mesa Política del Frente Amplio, así como de la bancada de legisladores. Este lunes, el senador del MPP Charles Carrera dijo al programa Inicio de Jornada de radio Carve que el proyecto de Bordaberry es "un puntapié inicial como para empezar a charlar o discutir" otras propuestas similares.
Entre ellas, mencionó la necesidad de restringir las modalidades de ingreso a los gobiernos departamentales.

Comentarios