Nacional > parlamento

Senado dio media sanción a la Rendición de Cuentas de 2019

Por 28 votos en 28 el proyecto de ley fue votado en general, al igual que el primer artículo, pero el aditivo que "rechaza" y "condena" los números solo fue respaldado por el oficialismo

Tiempo de lectura: -'

22 de julio de 2020 a las 21:16

La Cámara de Senadores dio media sanción a la Rendición de Cuentas y Balance de Ejecución Presupuestal de 2019, el último año del gobierno de Tabaré Vázquez, que será tratada en la Cámara de Representantes. Por 28 votos en 28 el proyecto de ley fue votado en general, al igual que el primer artículo, pero el aditivo que "rechaza" y "condena" los números –que fue agregado por el oficialismo en la comisión parlamentaria– solo fue respaldado por los senadores blancos, colorados y cabildantes. 

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo consta de un artículo único por el cual se aprueba el balance Ejecución Presupuestal correspondiente al ejercicio 2019, con un resultado deficitario de $ 92.652:614.000 y superavitario de $ 24.045:233.000. El informe económico adjunto, sin embargo, es muy crítico de las cifras económicas que recibió el gobierno de Luis Lacalle Pou.  

Pese a que el Partido Nacional y Cabildo Abierto en principio se inclinaban por rechazar el proyecto para dar una fuerte "señal política" contra el legado frenteamplista, el Poder Ejecutivo planteó que desde lo "formal" era conveniente aprobar el balance presupuestal, en línea también con la postura del Partido Colorado, que reclamó este lunes un gesto de "responsabilidad institucional".

Como los tres partidos del oficialismo en la Cámara Alta habían acordado tener una postura unificada, este lunes resolvieron ir por una tercera opción: aprobar el proyecto pero con un segundo artículo que indique que esa postura no implica dar por buena, ni mucho menos, la herencia socioeconómica de los gobiernos de izquierda.

El aditivo, al que accedió El Observador, declara "a efectos interpretativos que la aprobación de la presente ley lo es de las normas de presentación de los balances y no implica aval ni validación de la gestión reflejada en la Rendición de Cuentas y Balance de Ejecución Presupuestal 2019 presentada, gestión y resultados que se rechazan y condenan". 

A continuación, un resumen de la discusión en el Senado en orden cronológico. 

El senador nacionalista Jorge Gandini, uno de los que más se oponía a aprobar la Rendición de Cuentas, dijo que la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda –que trató el proyecto de ley– "se veía enfrentada a la curiosa circunstancia de tener que aprobar las cuentas públicas y al mismo tiempo considerar una exposición de motivos crítica, cuestionadora" por parte del Poder Ejecutivo.

Gandini aseguró que para el oficialismo lo lógico hubiera sido rechazar la Rendición de Cuentas, como hizo en los últimos cuatro años, cuando era oposición. Sin embargo, la alteración de las mayorías parlamentarias supondría que la Rendición de Cuentas esta vez no se aprobara y por lo tanto se generara un "vacío en la legislación". Eso llevó a que la coalición de gobierno definiera un camino alternativo: la incorporación de un "artículo interpretativo" de la Rendición de Cuentas al proyecto de ley. "Creo que es una buena solución porque logra en dos artículos sintetizar lo que puede parecer en apariencia una contradicción del Poder Ejecutivo", apuntó. 

Además, rechazó las "calificaciones" de algunos legisladores de la oposición a las "intenciones" del oficialismo al proponer la incorporación de este segundo artículo, redactado por la senadora nacionalista Carmen Asiaín. Gandini dijo que la expresión "terrajada total", usada por el socialista Daniel Olesker, se dijo "pretendiendo que los demás son de menor categoría intelectual o social". 

Gandini repasó las últimas rendiciones de cuentas votadas en el Parlamento, que a su juicio fuero "idealistas". Por ejemplo, dijo: "La Rendición de Cuentas de 2015, que fuera aprobada para regir a partir del 1° de enero de 2016, contuvo un segundo mega ajuste. Y digo 'segundo' porque el primero fue el de 2007, con la reforma tributaria que permitió recaudar US$ 1.500 millones más solo de IRPF al trabajo. (...) Esta Rendición de Cuentas con ajuste fiscal era la confesión del fracaso y recogía buena parte de las críticas que nosotros le veníamos haciendo a las proyecciones que venía haciendo el equipo económico. Les decíamos: 'El mundo no va para donde ustedes quieren, hay deterioro, no vamos a tener ni crecimiento, ni aumento del precio de las materias primas ni del empleo", expuso. 

Luego repasó algunas variables de la economía en los últimos años y dijo que "todas se deterioraron en relación a las proyecciones". "Si miramos la evolución del PBI, debemos decir que el año 2019 fue el peor de los últimos 15. El primer gobierno del Frente Amplio incrementó el PBI en 27,8%, el segundo gobierno en 26,8% y el tercero en 6,6%. Este último año, 2019, en 0,2%; fue el peor de todos los años en materia de incremento", sentenció. 

Dijo que el déficit fiscal de 4,7% del PBI con el que cerró 2019 "es el peor de los últimos 30 años". "Ni en los años de la crisis de 2002 el déficit –no el presupuestal, el consolidado– llegó a tales montos. Tuvimos un déficit acumulado en los últimos cinco años de US$ 11.000 millones", acotó. 

Gandini sostuvo que el gasto siempre superó la recaudación, a pesar de que incrementaron los mecanismos para recaudar, lo que llevó al país a endeudarse. "Se le puso impuesto al Cinco de Oro, a la Tómbola, a la Quiniela, a los caballos, a Netflix, a aplicaciones. No había más donde rascar. El PBI desde 2005 aumentó 73% en valores constantes. En tanto, la recaudación de la DGI lo hizo en 123%. Es decir: la recaudación aumentaba", dijo.

Y agregó: "Tenemos un gobierno cada vez más rico y unas finanzas públicas cada vez más pobres. Pero siempre el gasto le ganó a la recaudación. Siempre la proyección, ese realismo mágico que construía la expectativa de que íbamos a crecer más de lo que realmente en cada año y en cada ciclo crecíamos, fue generando una brecha entre una variable y la otra, que fue aumentando el déficit, y con él fue creciendo el endeudamiento". 

"Cuando un país tiene tiene este nivel de deuda y paga US$ 2.000 millones de deuda por año de intereses, no de deuda, (...) siempre son los que menos tienen, los más desfavorecidos, los que ven más pérdida. Agrandamos la brecha de la injusticia, por eso el modelo no es sustentable, no es compartible y lo condenamos", terminó de argumentar Gandini en el Parlamento. 

Charles Carrera

Luego fue el turno del coordinador de la bancada del Frente Amplio, Charles Carrera, del Movimiento de Participación Popular. Antes de adentrarse en la discusión del aditivo presentado por el oficialismo, se refirió a la estructura de las rendiciones de cuentas: la exposición de motivos con el correspondiente informe económico financiero, un artículo central que aprueba las cuentas públicas y un capítulo de modificaciones presupuestales, que en este caso no se hicieron.

"¿Por qué comienzo con esto, señora presidenta? Porque estamos ante una innovación, el Parlamento hoy está ante una innovación. Lo primero que esta bancada, la oposición, quiere señalar es que ante esa modificación, ante lo nuevo, ante lo insólito del artículo dos, primero decimos que hay que cuidar las formas, hay que cuidar la institucionalidad republicana, hay que cuidar las normas que marcan la Constitución de la República", expresó. 

Carrera dijo que en los últimos 15 años el informe económico financiero se utilizó "para marcar e informar al Parlamento cómo iba la evolución de la proyección de las diferentes variables de la economía", pero "lamentablemente" en el informe remitido por la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, no se incluyeron estas proyecciones. 

"Lamentablemente aquí faltó transparencia, darle información a esta casa. Le manifestamos (a Arbeleche, cuando asistió a la comisión de Presupuesto integrada con Hacienda) que en el próximo Presupuesto se conozca la proyección económica y no solo se realice un informe de coyuntura como se realizó, donde se presentaron los números de manera arbitraria", señaló. 

Por otra parte, contrapuso el informe económico financiero que acompaña la Rendición de Cuentas de 2019 con la presentación del Poder Ejecutivo para atraer inversores extranjeros, que resaltaba las virtudes y garantías de Uruguay, así como la gestión de la emergencia sanitaria en curso.

En su intervención Carrera leyó algunos fragmentos de la misma, como el siguiente: "Las reservas internacionales considerables son un importante respaldo para la estabilidad externa y el enclave de la política económica. Con la inversión privada más grande en el país, UPM, según lo programado, Uruguay está listo para recibir grandes entradas de inversión extranjera directa". A partir de esta comparación, el legislador concluyó que el Poder Ejecutivo tiene un discurso hacia el exterior que es opuesto al "discurso interno". 

Carrera reconoció que Uruguay tiene "problemas" y que "como militantes de izquierda" a los senadores del Frente Amplio les "duele" el incremento de la pobreza registrado en el informe financiero. "Pero también hay que ver de dónde partimos", acotó, y recordó que el primer gobierno de la coalición de izquierda (2005-2010) asumió con un índice de pobreza en el entorno de 40%. 

El coordinador de la bancada dijo que "se podrá estar de acuerdo o no", pero "el Frente Amplio en el gobierno optó por desarrollar un conjunto de políticas públicas en beneficio de las grandes mayorías", por más que se quiera instalar "un relato" que lo niegue. Por eso, adelantó que cada uno de los senadores de la coalición de izquierda intervendría para desterrar esa narrativa en la sesión. 

"Hay una política del ajuste, del recorte, que ya se encuentra en marcha y que se va a consolidar en la Ley de Presupuesto", advirtió. Carrera luego transmitió que no corresponde mirar el déficit fiscal como un número, sino que se debe tener en cuenta qué hay detrás de esas cifras. Por ejemplo, dijo que "en el demonizado déficit fiscal están los casi $ 1.000 millones destinados anualmente a la Agencia Nacional de Investigación e Innovación". 

Para la bancada del Frente Amplio el artículo dos es una "moción de censura" que no corresponde y "aumenta la grieta". 

Sebastián Da Silva

El senador suplente del Partido Nacional dijo que se propuso "no dejar pasar una en esta sesión" y por eso rechazó el contrarelato del Frente Amplio, "que no tiene sentido". Dijo que la desaprobación de la Rendición de Cuentas "correctamente es así", pero antes "fue del pueblo". 

Da Silva aseguró que se sintió aludido políticamente por la intervención de Carrera –a quien le pidió "altura"– y se refirió sin nombrarlos a Daniel Placeres y Nicolás Cendoya. "La responsabilidad institucional hay que cumplirla en los discursos y en los actos. Quien nos pide responsabilidad institucional en el período pasado era el jefe de la barra brava de un diputado que está procesado por negrear a sus empleados y el mismo que nos pide responsabilidad institucional es el principal defensor de alguien que quiere ser jerarca estando entre lazos y medias noches destruyendo papeles públicos", dijo. 

La presidenta de la Cámara de Senadores, Beatriz Argimón, le pidió que se atuviera a lo dispuesto en el reglamento, a lo que Da Silva retrucó que quien le pide "responsabilidad institucional" defendió a un "negrego de obreros que está grabado y todo el mundo lo sabe". 

Tabaré Viera

Tras la breve intervención de Da Silva, el senador colorado Tabaré Viera (suplente de Julio María Sanguinetti) reencauzó la discusión sobre la Rendición de Cuentas del 2019. "Estamos aprobando estrictamente las cuentas, pero esas cuentas reflejan una gestión y tienen unas consecuencias en las que no estamos de acuerdo, rechazamos y condenamos. No estamos condenando al Frente Amplio, ni a nadie en particular. Estamos dejando claro nuestra posición, que en definitiva fue la que se expresó en la campaña electoral y eligió y definió la población", expresó. 

Contrario a lo que planteó Carrera, recriminó la supuesta falta de políticas sociales con la que el Frente Amplio dejó el gobierno. "Los hechos matan al relato", dijo, y agregó: "Alcanza con ver los niveles de pobreza, desempleo, informalidad, escasez de vivienda digna para los más necesitados, crecimiento del número de asentamientos, personas que viven en situación de calle o falta de políticas y estrategias serias contra la adicción de drogas. Son algunos de los ejemplos que demuestran la falta de otro déficit mucho más grave: el déficit en materia de políticas sociales".

Guillermo Domenech

El senador de Cabildo Abierto Guillermo Domenech cuestionó el crecimiento de la deuda externa del país a expensas de la pérdida de "independencia nacional". "La deuda creció enormemente. Y celebrábamos cuando colocábamos los títulos de deuda pública como si eso fuera un gran logro. Y yo, la verdad, cuando he entrado a firmar un vale a algún lugar he entrado con mucha tristeza de tener que someterme a las condiciones que me imponen los acreedores. Lo que hicimos fue endeudarnos, endeudarnos y volvernos a endeudar aumentando el peso de las cadenas de la independencia nacional. Y no es falso, amigo Bergara. Es una verdad de a puño", dijo. 

Señaló que cuando Tabaré Vázquez asumió la Presidencia en 2005, él esperaba un "gesto de rebeldía" y que se desarrollaran "políticas económicas que pusieran al país en el camino de la dignidad, independizándonos de esos grandes poderes plutocráticos". Sin embargo, esto fue "un cuento chino" y la banca internacional sigue con "los colmillos en la yugular de Uruguay", cobrando mes a mes la deuda. 

El senador de Cabildo Abierto se refirió a los 400 mil trabajadores informales, las 200 mil personas desocupadas y la industria nacional, que para Domenech "no existe" y el Frente Amplio permitió que "se barra". "Estamos asistiendo a la destrucción de la economía nacional insensiblemente. Perdóneme, señora presidenta, la vehemencia, pero estas son las cifras de un fracaso. Yo epero que en estos cinco años podamos revertir ese fracaso. Quiero confiar en que vamos reaccionar y vamos a desandar políticas que los partidos cambian pero siguen siendo las mismas. (Los bancos internacionales) nos ponen distintas caras pero los titiriteros siguen siendo los mismos", dijo.

Sergio Botana

El senador blanco Sergio Botana llamó a analizar los números con "la responsabilidad debida", sin distorsionar los hechos o utilizar convenientemente los períodos o años base "para demostrar lo que no se corresponde con la realidad". Luego, contrapuso la óptica del oficialismo y la de la oposición: "la del país real contra el país de papeles, el país del trabajo y la producción contra el país de la especulación financiera", dijo. 

"En 2001 el déficit fue de 3.4% del PBI.  En 2019 el déficit fue de 4.7%. El Frente Amplio entregó un país peor a la previa de la crisis de 2002. El bienestar fue ficticio porque la gente se endeudó. El ciudadano está pagando la fiesta de la peor manera: con pobreza y desempleo", expresó.

Mario Bergara

El senador Mario Bergara apuntó contra "el relato" que la delegación del Ministerio de Economía y Finanzas expresó en el Parlamento y en el informe que acompaña la Rendición de Cuentas. "El gobierno mostró las cifras eligiendo los años y el alcance de las series de datos. Elegir es descartar y en este caso, recortar de la realidad los argumentos para intentar un relato de un país fundido que se recibe como herencia. Un país fundido resultado del derroche y que dejaría al nuevo gobierno de manos atadas y sin margen de acción", indicó. 

Se detuvo en algunas variables en las que se centró el equipo económico, que a su juicio "no solo carga las tintas en el déficit fiscal sin considerar la evolución, nivel y composición de la deuda, sino que lo hace en forma descontextualizada de las fortalezas construidas y de los avatares de la economía regional e internacional".

"La economía uruguaya durante los últimos 15 años creció casi un 80 % en términos reales, con un promedio anual de alrededor de 4 %, y creemos que tomar en consideración este aspecto es importante para tener una perspectiva de relato diferente del que se intenta instalar haciendo foco en la disminución del 0.2 % del último año. Se ha dicho, para relativizar los logros en materia de crecimiento, que todo se explica por las condiciones internacionales, el mentado 'viento de cola'", agregó.  

"Al hablar de la situación fiscal corresponde desmadejar todo el ovillo y no dejar habilitar el velo de la duda, sugiriendo que se gastó más de lo que se podía, de un modo irresponsable o, en otras palabras, como también se ha dicho, que hubo despilfarro. Es difícil hablar de “derroche” o “despilfarro” cuando más del 70% del incremento del gasto público es gasto social en salud, educación, jubilaciones y pensiones, asignaciones familiares, y seguridad pública. Entre 2004 y 2018, el Gasto Social aumentó 136% en términos reales", relató.

"Cuando un país está fundido es algo imposible de ocultar y nadie puede hacerse el distraído. Un país fundido es un país en el cual el Estado no puede pagar las cuentas del mes siguiente, es un país en el que nadie confía. Un país fundido es un país al que los inversores no le prestan y en el que la gente que tiene algún ahorro prefiere guardarlo en el colchón en vez de depositarlo en los bancos. Un país fundido es el que tiene al FMI como única esperanza. En Uruguay, lamentablemente, no hay que ir muy lejos para recordar cómo era vivir en un país fundido", indicó.

Finalmente, se refirió al artículo interpretativo que los senadores oficialistas acordaron incluir. Recordó que en 2005, cuando el Parlamento aprobó la Rendición de Cuentas de 2004 (el último año del mandato de Jorge Batlle), el diario argentino La Nación informaba: “El nuevo gobierno de Uruguay acaba de dar un excelente ejemplo de lo que debe ser la sana convivencia política y democrática, al destacar los éxitos de la administración que reemplazó meses atrás y que estaba en manos de otro partido político.” 

Carmen Asiaín 

La senadora nacionalista Carmen Asiaín se apropió del término "innovación" –usado de forma crítica por la oposición para referirse al segundo artículo– y dijo que esa fue una de las promesas que el gobierno hizo antes de asumir. Además, defendió la incorporación del aditivo, que cumple con lo que dispone la Constitución. 

Asiaín explicó "en términos sencillos" lo que el oficialismo quiso hacer. "Es como una empresa que está con las cuentas complicadas y llama a un contador. El contador le hace los balances y los balances están bien hechos y reflejan fielmente los estados contables. Eso es lo que se aprueba. Eso no implica que se avale la gestión de esa empresa ruinosa", dijo. 

"Con esta Rendición de Cuentas ha quedado una realidad al desnudo. Ha quedado claro que la realidad que se nos pintaba antes del cambio de gobierno era una realidad como de mampostería. Vino el covid-19, cayó esa mampostería y quedó al desnudo de forma descarnada la pobreza, la inestabilidad, la informalidad laboral. Eso es un relato, es una foto. No hablamos de chirimbolos; hablamos de 25 mil más pobres en 2019, 30 mil si se suman los de 2018, y eso que se bajó la vara con la que se mide", aseguró. 

Daniel Olesker

El senador socialista Daniel Olesker señaló que un análisis riguroso tiene que tener en cuenta el contexto, además de los números. Por eso propuso comparar el contexto en el que asumió el Frente Amplio, a partir de la Rendición de Cuentas de 2004, con el que le dejó al Partido Nacional, a partir de la presente Rendición. 

"Comencemos diciendo que la no votación de la Rendición fundamentada en que solo es posible mejores condiciones sociales con consistencia fiscal, es un error. Y es un error porque la consistencia fiscal no se puede reducir solo al déficit fiscal. Consistencia fiscal es déficit fiscal, es endeudamiento, acceso al endeudamiento, relación deuda-producto", indicó. 

Además, dijo que no se puede lamentar algunas cifras con las que cerró el Frente Amplio si no se tiene en cuenta cuáles eran esos valores cuando la coalición de izquierda asumió, que eran peores. A partir del análisis presupuestal, Olesker indicó que el aumento del gasto lo explican fundamentalmente cinco áreas: educación, salud, vivienda, protección social y seguridad pública, que insumieron 75% del gasto. 

El legislador contó un intercambio que tuvo con la expresidenta de Chile, Michelle Bachelet, cuando ella era directora ejecutiva de ONU Mujeres y él, ministro de Desarrollo Social. "Mira, Daniel, yo me voy muy contenta porque bajé la pobreza, pero con una gran tristeza porque la desigualdad aumentó. Esto que lograron ustedes de bajar la pobreza y desigualdad en el momento es muy inédito en el mundo", recordó que le dijo la exmandataria.

En defensa de las administraciones del Frente Amplio, afirmó que bajar la desigualdad y la pobreza "requiere políticas estructurales, no solo transferencias monetarias". 

Enrique Rubio 

El senador frenteamplista Enrique Rubio dijo que fueron falsas algunas calificaciones que hicieron los senadores del oficialismo en la sesión de este miércoles. "La experiencia me ha enseñado que no vale la pena, porque deteriora el ambiente, responder calificaciones que uno entiende que están fuera de lugar. Pero las calificaciones después quedan y se convierten en parte de la agenda pública porque hay medios de comunicación. Yo simplemente quiero decir que no las acepto. Que cuando se habla de soberbia, derroche, realismo mágico, clientelismo o de ruinas, eso es falso y no lo voy a responder".

Rubio complementó que a esta altura no sabe cuántos relatos hay sobre la economía del país, ya que se ha dado una versión en la Rendición de Cuentas, otra a los inversores extranjeros y otra ante el Tribunal de Cuentas. Agregó que no le parece "nada bien" la "operación Argentina" –es decir, la flexibilización de las condiciones para obtener la residencia fiscal– que puede convertirse en "un boomerang" para Uruguay. 

Para el senador, la discusión de fondo está en "el ajuste 2020" que "hace pie" en esta Rendición de Cuentas y se profundizará en el Presupuesto Nacional. 

Por último, dijo que está "muy preocupado por lo que se podría denominar, para decirlo de una manera light, la erosión institucional". Además del artículo dos que quiere agregar el oficialismo, Rubio se refirió a la Ley de Urgente Consideración promulgada el 9 de julio y a "los ataques al sistema judicial". 

Graciela Bianchi 

La senadora nacionalista Graciela Bianchi, respaldándose en las palabras del exministro de Economía Danilo Astori, insistió en la "calidad del gasto". Aseguró que la Administración Nacional de Educación Pública triplicó su presupuesto desde 2004 a la fecha. Pero nadie cuestiona el gasto sino los resultados en función del mismo, dijo. 

En este sentido, sostuvo que una de las cosas que dejó en claro la pandemia es que no había suficientes computadoras del Plan Ceibal operativas para los estudiantes de Primaria. 

"Sí, hay cosas que se hicieron bien, pero ¿qué querían, todavía? Después de haberse despilfarrado –y yo me hago cargo de lo que digo– muchos recursos, y en especial en educación, que es de lo que yo sé, ¿que por lo que se hizo bien todavía hay que hacerles un monumento? No, son servidores públicos", señaló. 

José Carlos Mahía

"Me parece absolutamente absurda la inclusión de este artículo en una Rendición de Cuentas", valoró el senador suplente de Astori, que se preguntó "qué se necesita interpretar" del proyecto de ley. Para Mahía la incorporación de este aditivo "simplemente es llevar a cuerpo normativo un acuerdo que tuvo que ver con negociaciones internar, si te voto o no te voto esta Rendición de Cuentas", cuando en verdad se debieron aprobar los números presentados. 

Como sus compañeros de bancada, cuestionó "el relato" del gobierno y comparó la versión que se da a los inversores extranjeros y la que se comunica a la ciudadanía. Dijo que la coexistencia de esos relatos afecta la credibilidad de Uruguay en el mercado internacional. "¿Cómo se puede creer que las mismas autoridades digan 'todo esto es espantoso', en la Rendición de Cuentas, y al mismo tiempo digan 'esto es maravilloso'? Son dos campanas de una misma situación, ¿dónde está la verdad?", cuestionó después de leer un fragmento de la presentación a los inversores. 

Gloria Rodríguez

La senadora nacionalista Gloria Rodríguez intervino luego de Sandra Lazo, la senadora del MPP, quien se había referido a la ley 19.122, que promueve la inclusión de personas afrodescendientes al mercado laboral y áreas educativas. "No se cumplió, lamentablemente no se cumplió, y le digo a la señora senadora que los datos que manejó no son los correcto", sentenció Rodríguez.

En ese sentido, dijo que no se puede tener en cuenta a los afrodescendientes que ingresaron las Fuerzas Armadas, ya que no se ingresa mediante concurso o cuota, al igual que algunos ingresos en el Ministerio del Interior. Además, dijo que "no existe un análisis de inversiones" sino que hubo transacciones a organizaciones civiles, "que se realizaron de forma directa y poco clara".

"No existen propuestas educativas, de vivienda. Y los trabajos a los que, sí, algunos afrodescendientes lograron acceder, son cargos administrativos, no son realmente cargos que se consideren jerárquicos", argumentó. 

Sebastián Da Silva

El senador Da Silva, que había intervenido para responderle a Carrera, dijo que el presidente del Frente Amplio, Javier Miranda, es "el principal cavador de la grieta de este país". "Un día sí y otro también va cavando la grieta, cavando, cavando y cavando, ¿y nos venimos a asustar ahora?", se preguntó. 

Además, defendió la condena a los números del 2019, "que explotan en la cara", y dijo que es una "falta de respeto objetiva" al contribuyente relativizar el déficit y el "mal manejo" del dinero público. "Lo que es indudable es que cuando uno habla de números fríos, el número frío mata el relato", dijo, y señaló que "la foto" muestra que desde hacía 30 años Uruguay no tenía un déficit fiscal tan elevado.

"Los números no vienen de un ataque nuclear, de una guerra mundial o de una pandemia. Vienen por la única, sola y sencilla razón de que le aflojaron la rienda al gasto público y nunca controlaron nada, no hubo una sola voz dentro del Frente Amplio que dijera: 'Muchachos, vamos a parar la mano'", expresó. 

Amanda Della Ventura

La senadora frenteamplista solicitó una interrupción para señalar que toma "como un insulto" que se diga que determinadas políticas públicas fueron aprovechadas por el Frente Amplio para "utilizar" a los beneficiarios. "Eso es imperdonable, es no conocer por qué estamos acá y para qué trabajamos. En realidad, todas las políticas que se mencionan –discapacidad, trans, afrodescendientes– apuntaron a tratar de que formemos entre todos, todos, una sociedad realmente más inclusiva y más justa", dijo. 

La senadora nacionalista Rodríguez recordó la polémica de 2018 en torno al Servicio de Afrosalud de la Intendencia de Montevideo, que fue inaugurada para estudiar enfermedades de prevalencia étnica como la anemia falciforme. Dijo que en ese momento solicitó un pedido de informes, pero le dijeron que no disponían datos sobre la prevalencia de la enfermedad en Uruguay. "No es prevalente del colectivo negro. Los negros no tenemos ninguna enfermedad diferente", expresó. 

Liliam Kechichian

La senadora frenteamplista reivindicó los avances de la coalición de izquierda en el Ministerio de Turismo, en el que se desempeñó primero como subrecretaria (entre 2006 y 2012) y luego como ministra (entre 2012 y 2020). "Esta gestión no tiene nada de despilfarro, tiene buen uso de los dineros públicos y no tuvo ningún 'viento de cola', porque nuestros vecinos son lo suficientemente complejos", dijo. 

Por ejemplo, Kechichian recordó que hubo cerca de seis millones de viajes internos en Uruguay (que dejaron cerca de US$ 700 millones) y que incrementó la cantidad de cruceros que vinieron al país (de 70 a 200) a partir de la ley integral de turismo que se votó por unanimidad en el Parlamento. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...