Tecnología > CÓDIGO ABIERTO

Entrevista con Jon Hall, el evangelista del software libre

Apodado Maddog, tiene la filosofía que la innovación no puede ser controlada por unos cuantos 

Tiempo de lectura: -'

25 de febrero de 2019 a las 05:00

El uso del software libre puede convertirse en una cuestión de orgullo, independencia y economía nacional, se traduce del discurso Jon Hall. Apodado por sus alumnos como Maddog, o Perroloco, este estadounidense de 68 años preside el consejo del Instituto Profesional Linux y recorre el mundo promoviendo el uso de software y hardware libre y, por supuesto, de Linux. Previo a su llegada a Uruguay para participar de la primera edición del festival de innovación y tecnología Campus Party de Movistar, Cromo lo entrevistó para conocer de qué se trata su prédica y cuáles son sus argumentos.

La defensa del software de código abierto, el libre, ha sido siempre cosa de techies o de ingenieros. ¿Cómo se puede convencer a usuarios comunes?
Cada vez más gente común y corriente usa Linux. Hace poco, en un bar, escuché al lado mío a un tipo que no era programador ni un fan de las tecnologías, que le comentaba a otro que usaba Linux porque había encontrado una solución económica para su laptop. Por otra parte quien tiene un teléfono con Android, tiene Linux, o lo mismo quien tiene una Smart TV de Samsung, o un router marca Linksys o D-Link. El usuario normal de los servicios de Google o Facebook está usando Linux. Y muchos otros servicios corren alguna forma de software de código abierto. 

US$ 57 millones es el valor comercial del software ilegal utilizado en Uruguay, según la Investigación Global de Software de BSA de 2017

¿Pero no se necesita saber programación para usar software de código abierto en todas sus posibilidades?
No más de lo que precisás saber de programación para usar Windows al máximo. De cualquier modo, Linux ofrece mucho más de sus interfaces si el usuario puede extender el sistema operativo cuando quiere. 

De todos modos, eso no explica porqué debería borrar Windows e instalarme Linux.

En realidad no es necesario borrar Windows. Podés iniciar tu computadora con cualquiera de los dos sistemas. O podés usar el Linux como un servidor para compartir archivos, tanto ahí como en Apple. Podés hacer un cortafuego con Linux, cosa que hace que tu red sea más segura y que permita que tus invitados salgan a internet a través tu sistema pero sin que entren a tu red. También podés instalar Linux en una máquina virtual sobre Windows, o a la inversa. O podés deshacerte del Windows. No he pagado legalmente por mi software en muchísimo tiempo, ya que prefiero aportar de otro modo a mi comunidad.

Si un sistema operativo se cuelga todo el tiempo o te obliga a que lo resetees tres veces al día, hace que pierdas minutos de trabajo que podría valorarse en unos US$ 5 diarios. Con software libre se puede tomar la decisión de negocios de arreglar el problema, en lugar de tener que convivir con él 

¿Porqué has asegurado que este software es más fácil de usar?
Linux no es más sencillo o más complejo para la persona promedio. He visto niños de seis años usándolo. Lo único que sucede es que la mayoría se acostumbra a una cosa y pasar a otra nueva te requiere tiempo y esfuerzo.

¿Es más seguro que el Windows u otro sistema operativo?
Cada sistema operativo tiene sus bugs (errores) que pueden ser explotados. De todos modos, la comunidad de Linux reacciona muy rápido al encontrar esos errores y libera los parches para solucionarlos. También hacen que esos parches estén disponibles en código abierto, así pueden ser aplicados a cualquier versión y sobre cualquier arquitectura (como las placas Intel, AMD, Motorola, etc). Si tenés un viejo Windows XP, ¿quién hace esos parches para vos? Microsoft no lo hará. Y con otros sistemas de código cerrado los fabricantes suelen atravesar un proceso de meses para generarte los parches.

Una vez dijiste que cada computadora, en una oficina cualquiera, puede perder hasta US$ 5 por día usando software comercial. ¿Cómo se pueden hacer esas mediciones?
Esto tenía que ver con la estabilidad y flexibilidad de Linux. Si un sistema operativo se cuelga todo el tiempo o te obliga a que lo resetees tres veces al día, hace que pierdas minutos de trabajo que podría valorarse en unos US$ 5 diarios. Con software libre se puede tomar la decisión de negocios de arreglar el problema, en lugar de tener que convivir con él.

¿Solo por eso una empresa debería usar Linux? Los sistemas operativos se han vuelto mucho mas estables.
Brasil piratea el 84% de su software para máquinas de escritorio y mucha gente no paga por software comercial como sistemas operativos de servidores (Windows NT), bases de datos (Oracle) y software de gráficos (Adobe). Las organizaciones como la Business Software Alliance no persiguen a esta gente. Pero así y todo, las empresas, los gobiernos y las instituciones educativas pagan por su software y las licencias. Si la Business Software Alliance descubre que usan programas piratas (incluso programas que ellos no representan) la institución debería pagarlo y también, probablemente, una multa alta. El precio es caro y el rastreo de este software en cada computadora para cotejar las licencias puede implicar el trabajo de dos personas a tiempo completo solo para verificar una institución. 

¿Cómo ha cambiado el panorama para el software libre en lo que va de este siglo?
En los primeros tiempos de Linux como sistema operativo (en el siglo pasado), se lo usaba en computadoras que ya no podían correr las actualizaciones de Windows. En lugar de descartar esas máquinas, se les daba un nuevo uso para hacer de cortafuegos, de routers o servidores de bases de datos para las redes. Pero a medida que la red de internet ganó popularidad, la gente pudo descubrir que los servidores web de Apache, y muchos otros, corrían muy bien en Unix y Linux. Después ambos se dedicaron a los servidores de bases de datos, con bases comerciales como Oracle, Sybase y con otras de código abierto como MySQL, Firebird y otros. A la gente no le importaba la interfaz del sistema operativo que las corría siempre y cuando fueran eficientes, rápidas, estables y baratas. Lo que ocurría era que los administradores tenían miedo de decir que usaban “esos software de hobby” en los sistemas que manejaban. Ahora pueden ser despedidos si no le han dado por lo menos una oportunidad a una solución que implique software libre para atacar un problema. Los negocios suelen tener sistemas más complicados que los de una casa. Pueden tener administradores de sistemas que se ocupan de hacer que todo funcione o pueden contratar consultores para que les armen sus redes y sistemas. Es raro que una gran empresa maneje un solo tipo de sistema. En general se usa una combinación de Microsoft, Apple, Unix o Mainframe. Los administradores y consultores pueden usar el mejor sistema para conseguir la mejor performance según el dinero invertido. Cada vez más gente, aunque no toda, entiende la economía y los modelos de negocios del software libre. Hoy en día, las 500 computadoras más rápidas en el mundo están corriendo sobre Linux.

9,5 millones de computadoras cuentan con Linux en el mundo, según datos de NetMarketShare de 2018

Entonces, ¿porqué este software no es el que predomina?
En su mayor parte, esto se debe simplemente a la inercia. La gente está acostumbrada a lo que ya usa. También hay una cuestión cultural y otra parte de marketing. El marketing del software libre tiende a ser boca a boca mientras que las empresas de software comercial usan un gran porcentaje de sus ganancias en promocionar sus productos. Pero como el libre genera menos ganancias, las empresas que lo producen tienen mucho menos dinero para marketing. Y, finalmente, creo que pesa el pensamiento de miras cortas. De verdad no entiendo cómo Brasil puede enviar miles de millones de reales a Estados Unidos o China para comprar hardware cuando puede invertir ese mismo dinero para que programadores jóvenes hagan mejor software y hardware libre. Es decir, sería dinero local pagando impuestos locales.

 

Los suscriptores de El Observador de los planes Member Pro y Member Full pueden acceder a una invitación sin cargo para participar de la Campus Party. Más información en este enlace. Si todavía no sos suscriptor, conocé aquí los beneficios 
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...