Ministerio de diseño > Ciudades | Desarrollos inmobiliarios | Paseos

Espacios Pop up

Nos propusimos reflexionar acá sobre algunos espacios o eventos que hay en otros lugares y no encontramos acá, pero nos encantaría disfrutar. La cultura pop up llegó para quedarse un tiempo.

Tiempo de lectura: -'

12 de junio de 2014 a las 00:00

Hace unas semanas trascendió que la IMM al no contar con avales para préstamos del BID sólo realizaría la obra pendiente del ensanche de Bulevar Artigas pero paralizaría el resto de las obras en la ciudad.

Aprovechamos la oportunidad para consultar informalmente sobre qué obras le gustaría tener a la gente, o qué tipo de actividades disfrutarían en su barrio o ciudad. Hay bastante coincidencia en el uso de los espacios libres y aprovechamiento de espacios que hoy por hoy se están degradando, en el centro y rambla de la ciudad, principales atractivos turísticos pero que en la práctica no tienen contenidos para atraer público de ninún tipo. Se fomentan espacios en periferias o en construcciones millonarias cerradas pero se olvidan las calles, la principal avenida o los espacios relacionados a la rambla que de por sí sola tiene atractivo pero con una gestión más intensiva podría tener otros resultados.

Es precisamente ese uso de los espacios verdes y libres entre los edificios y arquitectura de una ciudad lo que define la comodidad e identificacion social de la gente y la comunidad con su entorno.

Hay muchos lugares que nuestra ciudad atesora y son de un valor incalculable, diferencial total frente a otros países y que están olvidados.
Por citar unos pocos:
_ La rambla de Montevideo: ok como paseo...pero ¿a donde vas a comer o llevas a un amigo que vino de visita a almorzar? Está lleno de paradores que no tienen mucho cuidado en atencion, ambientación o menúes: ahi hay puntos que harian una diferencia positiva.
_ Punta de Punta Carretas: Cero: el mejor predio de la ciudad con cero actividad, infraestructura para usuarios: no es necesario hacer lobby por inversiones millonarias que nunca se concretan. Unos boliches como en Barcelona que generen un circuito o un polo gastronómico y social con iluminación, eventos, recitales, restaurants. No torres de millones de dólares: food trucks, guirnaldas de luces, mesitas mirando al mar y las luces de la ciudad.
_ Jardín Botánico, Jardín Japonés, Parque de los Aliados: muchos espacios verdes que en otros lados tendrían su gift shop, página web con actividades, guías, lugares para sentarse y tomar algo, acá escondidos sin difusión ni gestión.
_ El Museo Oceanográfico. Ahhh, siempre me lo imaginé con el esqueleto de la ballena ahi mismo suspendido pero sobre un restaurant, biblioteca multimedia para niños de ciencias, bookshop y terraza para eventos.
_ Carteleria: Controles, pautas y restricción de contaminación visual, se necesita de forma urgente.
_ Reordenamiento o asignación de espacios específicos a vendedores ambulantes callejeros, así como la gastronomía. Estética de instalaciones en la calle. Food trucks!
_ La vida nocturna y movida en ciudad vieja: "Puede y debe rendir más".
Todo lo anterior implica infraestructura con presupuestos del gobierno, pero hay muchas otras cosas que no requieren de inversiones millonarias y sí son las que cambian la vida en las ciudades y hacen la diferencia especialmente para los que no quieren encerrarse en grandes superficies, o no tienen los medios para ello.
Por éso nos parece pertinente este tema. La cultura pop up está entre nosotros desde hace tiempo y va evolucionando en conceptos y escalas.
Hija de la masificación de la social media (imprescindible para comunicar lugares, eventos, etcétera) y acelerada en tiempos de crisis es usada inicialmente por diseñadores, chefs o marcas emergentes para marcar una diferencia e imponerse con pocos recursos y usando el nomadismo, el boca a boca y la cultura urbana para difundirse. Hoy por hoy las grandes marcas ya los incorporaron como herramientas de marketing y comunicación con jovenes generaciones.
En realidad existen desde hace bastante, por ejemplo en Cuba para la organización de eventos underground fuera del radar de autoridades, o en 1993, los artistas londinenses Sarah Lucas y Tracey Emin abrieron su casa para ofrecer sus trabajos.
Las hay de muchas escalas e inversiones pero lo importante es lo que generan a nivel colectivo, turístico, social y de pertenencia a un lugar.

Lo que caracteriza a esta tendencia y las virtudes que posee:

_ Muchas no son propuestas gubernamentales ni de grandes empresas multinacionales (si bien en los últimos tiempos y especialmente en el tema moda lo han incorporado) sino movimientos a nivel de comunidades.
_ Se han difundido gracias a la tecnología móvil y los social media.
_ Se reproducen globalmente en igual formato en diversas ciudades, que una vez que tienen éxito lo retoman otras con igual hambre de dinamismo de actividades. Un ejemplo de ello son los Pecha Kucha Nights, las noches blancas, o los festivales de vino y comidas.
_ Son factores también de identidad y acercamiento e interacción entre miembros de una comunidad, en tiempos de globalización y mass media que si bien conectan, muchas veces despersonalizan o alejan.
_ Hacen un uso intensivo del espacio urbano ocupando y llevando vida a predios general y anteriormente despreciados.
_ Llevan la experiencia de shopping a otro nivel más informal y festivo, con lo cual son usados cuando quiere incentivar el consumo.
_ En muchos casos un evento pop up tiene más efectividad que una campaña de publicidad tradicional: si bien el alcance no es tan masivo, lal experiencia del consumidor es muy diferente, lo cual queda en la memoria del mismo.
_ Muchos han sido tan exitosos que tienden a convertirse en atracciones turísticas por sí mismos o implantarse permanente .

Ejemplos:

_ Cleaning Day: es una inciativa nacida en Helsinki que convierte a la ciudad en un gran mercado de pulgas: todos hacen orden en su casa y ponen a vender en la calle lo que descartan.
_ Restaurant day. También nacida en Finlandia, propone que por un día todos seamos anfitriones y cocineros: en nuestras casas, en los locales comerciales, en los parques o playas. Todo terreno sirve para invitar gente y compartir con conocidos y no tanto.
_ Cines y teatros nómades al aire libre son divinas experiencias totalmente fuera de lo habitual, donde ademas se cumple también que son experiencias integradoras familiares: válido para todas las edades. Acá en Uruguay está el José Ignacio Film festival desde hace ya varias ediciones.
Bibliobus Bibliotecas itinerantes: en época de poca lectura de libros y menos visitar la biblioteca del barrio como antes, "si la montaña no va a mahoma......"
_ Moments outside the box fue creado para encontrarse con amigos y extraños en cualquier evento al aire libre y "armar equipo"
_ Nuit blanche es un evento donde todos los museos estan abiertos toda la noche y se complementan con actividades culturales al aire libre etc
Devino también en la noche de los museos y las Fashn night out también cruzadas con eventos de moda.
_ Pop up restaurants
Usualmente en parajes alejados o inusuales, organizados por chefs emergentes o de moda, lo han impuesto también eventos como Master Chef en varios países y empresas que se sirven como herramienta de marketing de los actualmente muy valorados chefs de cocina, generando experiencias más informales, sorpresa, o hasta de alto riesgo y adrenalina en otros casos (los cuales ampliaremos en breve también)
En muchas ciudades usan por ejemplo lugares emblemáticos como el London eye para armar mesas para invitados, todo muy selecto y no para tantos.
En Argentina, Los Petersen hacen banquetes en curvas de rutas, en el eje de la calle diagonal norte mirando al obelisco, y en ciudades de usa en museos, donde la gente hace una actividad que normalmente no es la función del lugar.
Los pop up son una buena forma de testeo también: hasta ahí la forma de saber si un emprendimiento servía era invertir unas cifras sustanciales para luego darteuenta que no funciona: de esta forma con menos riesgo e inversión puede saberse si algo funciona a nivel de consumidores.
Las iglesias tienen sus páginas web y actividades, recaudan fondos mediante cenas en los atrios o naves de los templos, la gente participa y colabora para el mantenimiento de museos y edificios emblemáticos de esa forma. Acá las iglesias y los museos son como intocables, la forma de hacerlos vivir a la gente es precisamente abrirlos a otras actividades y disfrute más informales.
_ Dinner in the sky: la de más adrenalina de todas: un camión grúa, una plataforma con mesa y sillas para comensales y te elevan en conjunto
_The Cube experience: Electrolux design lab
Festejando el aniversario de la marca se crearon pabellones transitorios que se instalaron a nivel itinerante en varias ciudades europeas en lugares estratégicos.
Conclusión: si se fomentara una movida real cultural, social y de eventos interactivos como algunos de los mencionados, si pudieramos tomar el té en la casa de Vilamajó o cenar con la ballena colgada arriba, o ver cine al aire libre en la Plaza del entrevero, o llevar aun amigo a un deck con mirador hacia la playa pocitos, si en 18 de julio hubiera food trucks prolijos, marquesinas cuidadas y cafecitos donde tomar algo a cualquier hora y restaurantes de chefs jóvenes en vez de la muzza de siempre, montevideo le ganaría de lejos a muchas ciudades y seguro los que vivimos estaríamos realmente orgullosos de hacerlo acá.
No se si trae votos para unos pocos pero seguro felicidad y disfrute para muchos.

Comentarios