Cargando...
El esfuerzo para discutir con los 24 directores del FMI puede no ser tan fácil para los Estados Unidos

Mundo > Deuda ucraniana

Estados Unidos impulsará un alivio de la deuda de Ucrania con el Fondo Monetario Internacional

Los representantes norteamericanos en el FMI estarán obligados a utilizar su “voz, su voto y su influencia” para lograr imponer una política de alivio de los recargos sobre los préstamos otorgados a Ucrania y otros países endeudados

Tiempo de lectura: -'

02 de enero de 2023 a las 12:08

En el proyecto de ley de gastos del departamento de Defensa de los Estados Unidos se introdujo una disposición que exige a las autoridades norteamericanas utilizar todos sus recursos para aliviar la carga de la deuda de Ucrania con el Fondo Monetario Internacional, lo que podría crear tensiones en el organismo acerca de las relaciones con uno de sus principales deudores.

La Ley de Autorización de la Defensa Nacional firmada recientemente requiere que los representantes estadounidenses en cada banco de desarrollo global, incluido el FMI, donde los Estados Unidos es el mayor accionista, utilicen su "voz, su voto y su influencia" para tratar de reunir un bloque de países que voten una política de alivio del servicio de la deuda de cada una de las instituciones con respecto a Ucrania.

Entre otras cosas, obligarían al FMI a reexaminar y potencialmente poner fin a su política de recargos sobre préstamos impuestos a países que están muy endeudados con el FMI, como es el caso de Ucrania.

El interés de los Estados Unidos se debe a que ha distribuido decenas de miles de millones para la ayuda militar y humanitaria de Ucrania desde que comenzó la invasión rusa. Según las últimas decisiones al respecto, Ucrania recibirá 44,9 mil millones de dólares en ayuda como parte de un proyecto de ley de gastos de todo el gobierno de 1,7 mil billones de dólares.

Inevitablemente, parte del dinero de las subvenciones estadounidenses se gasta en el servicio de los préstamos del FMI.

Peter Garber, un economista que trabajó para el Deutsche Bank dijo en su cuenta de Twitter que podía entender los motivos por los cuales el Senado estadounidense quiere aliviar la carga financiera para Ucrania. “Como principal financiador de la ayuda a Ucrania, los Estados Unidos no querrían entregar fondos que vayan directamente a las arcas del FMI”, precisó Garber.

Los economistas Joseph Stiglitz, de la Universidad de Columbia, y Kevin P. Gallagher, de la Universidad de Boston, escribieron a principios del conflicto sobre los recargos y dijeron que “forzar reembolsos excesivos reduce el potencial productivo del país prestatario, pero también perjudica a los acreedores” y requiere que los prestatarios “paguen más exactamente al mismo tiempo”.

Incluso con la ayuda, se espera que la asediada economía ucraniana se reduzca en un 35 por ciento, según el Banco Mundial, y sólo en recargos el país tendrá una deuda de 350 millones de dólares con el FMI para 2023.

El esfuerzo para discutir con los 24 directores del FMI, que son elegidos por los países miembros o por grupos de países, para lograr imponer el fin a los recargos puede no ser tan fácil para los Estados Unidos.

Justo antes de Navidad, los directores del organismo decidieron mantener la política de recargos. En un comunicado del 20 de diciembre señalaron que “la mayoría de los directores estaban abiertos a explorar posibles opciones para proporcionar un alivio temporal de los recargos", pero otros señalaron que “el costo promedio de los préstamos del Fondo se mantiene todavía significativamente por debajo de las tasas de mercado".

Destacados economistas que estudian los impactos de la guerra señalaron en un informe de diciembre, "Reconstruyendo Ucrania: principios y políticas", del Centro de Investigación de Política Económica con sede en París y Londres, que "algunos miembros votantes importantes pueden tener intereses que no están alineados con hacer que Ucrania tenga éxito económico”.

Asegurar una financiación constante para Ucrania podría volverse más difícil a medida que avanza la guerra. Además, el Partido Republicano está listo para tomar el control de la Cámara de Representantes la próxima semana, con su líder Kevin McCarthy, diciendo que su partido no escribirá un "cheque en blanco" para Ucrania.

También crecen los temores de una recesión mundial y la preocupación sobre las dificultades de los aliados europeos para cumplir con sus promesas de financiación del gasto que implica la ayuda a Ucrania.

Mark Weisbrot, codirector del liberal Centro de investigación Política y Económica en Washington, dijo que el problema de los recargos no sólo afecta a Ucrania, sino también a otros países que enfrentan crisis de deuda. Entre ellos Pakistán, golpeado por inundaciones y crisis humanitarias, así como la Argentina, Ecuador y Egipto, quienes están todos en apuros por miles de millones de dólares en recargos.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...