Nacional > Fiscalía General de la Nación

Fiscal de Corte propone medidas de protección frente a agresiones en los centros de salud

Los gremios del sector salud se reunieron con Jorge Díaz y el fiscal planteará medidas a la Policía y la Justicia

Tiempo de lectura: -'

04 de febrero de 2019 a las 18:01

Frente a un aumento en las agresiones al personal de la salud por parte de pacientes y sus familiares, el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) comenzó a sistematizar los datos de las denuncias y los presidentes del SMU, de la Federación de Médicos del Interior (FEMI), y de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) —asesorados por el abogado Jorge Barrera— se reunieron este lunes con el fiscal de Corte, Jorge Díaz, para plantear "la necesidad de mejorar las medidas de seguridad dentro de los centros de salud". 

La principal preocupación de los trabajadores planteada en el encuentro fue el riesgo al que están expuestos cuando deben atender a pacientes que están siendo indagados por la Fiscalía, ya que hasta que no sean formalizados no tienen una guardia policial asignada en el lugar de internación. 

El fiscal de Corte dijo en rueda de prensa que para atender esta situación "se podría prever algún tipo de medida cautelar", ya que el Código del Proceso Penal (CPP) estipula una serie de medidas que pueden ser aplicadas antes de la audiencia de formalización del indagado. La ley prevé que el fiscal puede pedir "las medidas cautelares que entienda pertinentes".

En este sentido, se comprometió a trasladar los planteos a la comisión de seguimiento del CPP, integrada por el Ministerio del Interior y por la Suprema Corte de Justicia, además de por el Ministerio Público. 

Esta comisión se reunirá en los próximos días y tendrá que estudiar si esas medidas cautelares "habilitan a resolver la situación". De no ser posible, será "necesario impulsar una modificación legislativa", ya que a entender del fiscal, las preocupaciones de los trabajadores de la salud "deben ser resueltas", ya que es una cuestión de derechos.   

El presidente del SMU, Gustavo Grecco, dijo que las agresiones físicas y verbales al personal médico se ven "frecuentemente" en los centros de salud y Pereira señaló que, si bien no tienen estadísticas aún, percibe que la violencia ha aumentado en el último tiempo. 

A raíz de este tema, el SMU se juntó la semana pasada con representantes de los núcleos de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), quienes se comprometieron a relevar datos que permitan reforzar los protocolos de seguridad internos de los centros de salud.

"No se resuelve aisladamente sino actuando en forma conjunta", dijo Díaz, quien se mostró confiado en que el Ministerio del Interior y la Suprema Corte respaldarán la idea. "No hay soluciones mágicas", aseguró Grecco. 

Episodio en el Hospital Pasteur

El encuentro de este lunes fue propiciado por lo ocurrido en la noche del 21 de enero, cuando tres adultos causaron destrozos en el CTI del Hospital Pasteur y amenazaron a las personas que se encontraban trabajando en el lugar. Dos de ellos fueron imputados por los delitos de daño especialmente agravado, atentado agravado y violencia privada agravada y enviados a la cárcel con prisión preventiva por cien días.

Los dos imputados llegaron al hospital junto a otros familiares luego de enterarse que hasta allí había sido trasladado un hermano de ellos, menor de edad, quien protagonizó un accidente de tránsito cuando era perseguido por la policía. Los familiares insistieron “mediante violencia” en ingresar a la emergencia, pero fueron desalojados por la policía. 

Sobre las 21 horas, y pese a los esfuerzos de reanimación, el adolescente falleció. Cuando los médicos informaron de la muerte del joven, los hermanos y otros familiares que se encontraban allí irrumpieron “de forma violenta en la sala del CTI”. Una empleada de seguridad del centro de salud trató de impedir su ingreso, pero mediante “amenazas y violencia” siguieron su paso. 

Una vez en el CTI empezaron a golpear ventanas y vidrios de una puerta hasta romperlos. Las esquirlas de los vidrios alcanzaron a un paciente que nada tenía que ver con el episodio, lo que provocó que se “descompensara ante esta situación de violencia y el estado de vulnerabilidad en que se encontraba”.

Esa situación no detuvo a los familiares del joven fallecido, quienes tiraron un cardiodesfibrilador propiedad del Pasteur que se rompió por el golpe. Incluso intentaron llevarse el cuerpo del fallecido, mientras amenazaban a funcionarios médicos, técnicos y auxiliares de enfermería y de servicio, así como a pacientes que se encontraban en la unidad. En medio del pánico que se desencadenó allí, la mujer que hasta el momento no pudo ser identificada le reprochó al médico que “habían matado a su hermano al igual que a su padre”. 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...